Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 16 s 11 s 2007 VIERNES deESTRENO 99 Michael Clayton o cuando QUERIDO BRIAN... Clooney no deja papada social Brian de Palma, director de títulos como Carrie CARTA AL DIRECTOR El actor protagoniza la primera película como director de Tony Gilroy, una piedra más en el zapato del Sistema J. CORTIJO MADRID. A veces los trivial cinéfilos tienen una curiosa retranca. Por ejemplo, el Mercedes sedan clase S con el que se pasea algún tiburón leguleyo de la sesuda y comprometida Michael Clayton se utilizó anteriormente en... El diablo viste de Prada prototipo decine burbujeante y con garras de astracán. Cosas de la globalización del Séptimo Arte, que permite que una de las estrellas con más glamour viril se lleve crudos 20 millones de dólares por bailar con sus amigotes en los diversos Ocean s y, al mismo tiempo, los reinvierta en fabricar incómodos y potentes torpedos contra la línea de flotación del establishment como Syriana Buenas noches y buena suerte o este ejemplar debut como director de Tony Gilroy, avispado guionista de títulos como Pactar con el diablo o la saga Bourne Hablamos, por supuesto, de George Clooney quien, junto a su compañero de fatigas productoras Steven Soderbergh, sigue en sus trece de querer cambiar el mundo con un puñado de películas entre las que se encuentra ésta: un minucioso retrato poliédrico de Michael Clayton, Vestida para matar o Los intocables estrena hoy Redacted un filme sobre la guerra de Irak CARTA AL DIRECTOR bas. Yo creo (ahora voy a hablar en plural) que ya lo habíamos entendido y estoy seguro de que compartimos tu idea de fondo: las guerras son repugnantes, y algunas lo son demasiado, pero te podías haber ahorrado la obviedad y los subrayados con rotulador de punta gorda. Lo malo, amigo Brian, es que tu película cojea desde el punto de vista de la experimentación cinematográfica (aunque eso si, sea interesante durante buena parte del metraje) y es básicamente fallida cuando acaba pastando en la comunidad del yo te lo explico: los malos ya eran malos antes. ¿Lo has entendido? Que no, tío, que no, que no funciona así. He leído muchas críticas positivas a Redacted pero a mí no me vale que busques nuevas formas de contar las cosas si luego me acabas contando lo de siempre. Los churros, aunque sean con azúcar, siguen siendo churros, querido Brian. Decía mi admirado Norman (sobrenombre de uno de los tipos más lucidos del blog de cine de este periódico) que le había disgustado En el valle de Elah de Paul Haggis (a ti, Paul, ya te escribiré cuando llegue el momento, pero que sepas que mi mujer te odia; así, sin rendijas ni resquicios, odio puro y duro) porque el director éste era demasiado proclive al discurso didáctico. Pues bien, Norman, en un solo plano de Tommy Lee Jones o Susan Sarandon hay más manteca que en todo este documental del señor de Palma. Si, Brian, ya lo sé, igual tienes razón y es que ya me he hecho mayor y no entiendo los mecanismos del nuevo cine. Igual sí que va a ser eso... Toni García George Clooney, en una escena de la película machaca de un famoso y corrupto bufete de abogados neoyorquino que ve tambalear sus principios al descubrir que su firma ha defendido los intereses de una multinacional agro- química responsable de la intoxicación de cientos de granjeros. En definitiva, una piedra más en el ABC zapato del Sistema que demuestra que la moda protestona- setentera es el último grito en Hollywood. Hasta Sydney Pollack vuelve a trabajar como actor... Más información sobre la película: http: www. deaplaneta. com sites MichaelClayton El paraíso de Hafner Austria España 2007 74 minutos Género- -Documental Director- -Günter Schwaiger No reconciliado ANTONIO WEINRICHTER El cine ha usado y abusado del nazi, un personaje especialmente fotogénico por la fu- sión que en él se da de seguridad, poder y maldad, todo en grado absoluto. Pero, ¿qué ocurre con los nazis de verdad, no los neo y cabezas (y cerebros) rapados, sino los que levantaron el tercer Reich, aquél que iba a durar mil años? Günter Schwaiger, el documentalista austriaco afincado en Madrid, tuvo la suerte, por así decir, de encontrarse con uno, que pudo escapar de la debacle y lleva más de cincuenta años viviendo entre nosotros: España es su paraíso, porque le acogió, le permitió trabajar y medrar, y encontrar nuevos amigos entre los asistentes a las reuniones de Fuerza Nueva. Paul Maria Hafner resulta tan fotogénico, desde el punto de vista documental, como sus colegas de ficción: tras su aspecto de rentista saludable, se esconde un exhibicionista que no reniega de sus ideas y está dispuesto incluso a discutir sus efectos, y el hecho mismo del genocidio, nada menos que con un superviviente del campo de Dachau, en una de las escenas más fuertes de la película. Aunque hay una secuencia casi mejor, ésta en tono casi humorístico: cuando Hafner se presenta en Marbella para presentarle a su amigo Günter, el hombre de la cámara, al grupo de viejos colegas refugiados en el paraíso marbellí, todas las puertas se le cierran. El miedo a a la exposición pública de los otros buenos nazis desconcierta a Hafner quien, con este detalle de candor que roza la estulticia, completa así su sorprendente autorretrato. Ya, ya sé que lo esperabas. Te la tenía guardada desde que me trague esa cosa llamada La dalia negra una película de la que lo único que saqué en claro fue esa frase que me dijo James Ellroy acercándose la grabadora a los labios: A todo el que critique al presidente George Bush habría que colgarlo por traición. Así aprenderían Genio y figura. Bueno, Brian, que me ví Redacted en la Mostra de Venecia y que la has vuelto a pifiar. Vale, me tuviste interesado durante una hora, pero cuando empezaste con la historia de los psicópatas sureños que eran muy muy malos, y que convencían a los buenos de hacer algo feo, me perdiste y no sabes cómo. Porque vamos a ver, Brian, ¿De verdad crees que el problema es que los psicópatas se apunten al Ejército o que el Ejército convierte a los tipos normales en psicópatas? Todo ese rollo que te marcas con la experimentación para después venir con el buñuelo de: ya éramos malos en casa, así que también podemos ser malos aquí Por no hablar del discursito a cámara de qué arrepentido estoy. Justo ahora, aquí sentado, metiéndome un lingotazo con mi novia y unos colegas del barrio Ya te vale, Brian. Y ni siquiera quiero mencionar el patético montaje que nos enseñas al final con la musiquita trágica y las fotos de los niños destrozados por las bom- Una escena de Redacted el nuevo trabajo de Brian De Palma ABC