Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 16- -11- -2007 Entrevista a la cantante Dianne Reeves, que se halla de gira por España 89 Koons desbanca a Hirst como el artista vivo más cotizado Una obra de lo más kitsch (un corazón gigante de metal rojo y 1.560 kilos de peso, colgado de una cinta dorada) vendida por 23,6 millones de dólares NATIVIDAD PULIDO MADRID. La obra más cara de un artista vivo en subasta era hasta el miércoles una vitrina de acero inoxidable y cristal con 6.136 píldoras de colores creada por el británico Damien Hirst. Lullaby Spring se vendió el pasado mes de junio en la sala Sotheby s de Londres por 19,5 millones de dólares. La vitrina con píldoras del enfant terrible del arte británico ha sido desbancada por un corazón gigante de metal rojo y 1.560 kilos de peso, colgado del techo por una cinta dorada, obra de otro enfant terrible -en este caso norteamericano- Jeff Koons. Por tan kitsch Corazón colgante del ex de Cicciolina se pagó el miércoles en Sotheby s- Nueva York la nada despreciable cifra de 23,6 millones de dólares, nuevo récord para un artista vivo. Seguro que costará al público digerir el gusto de tan caprichosos coleccionistas: ni Rauschenberg, ni Serra, ni Baselitz, ni Bourgeois, ni Kapoor, ni Kiefer... Los más cotizados, Koons y Hirst, amados y odiados por igual. Para quienes la semana pasada daban por estancado el mercado del arte (se llegó a afirmar que se había desinflado la burbuja de las subastas por culpa de la crisis de las hipotecas en Estados Unidos) basta con ver los impresionantes resultados de las subastas de arte contemporáneo en Nueva York para comprobar que de crisis nada de nada. Si Christie s alcanzó el martes los 325 millones de dólares en una sola subasta, Sotheby s hizo lo propio el miércoles con 316 millones. Como informó ayer ABC, el precio más alto en la subasta de Christie s fue para Untitled (Red, Blue, Orange) de Rothko, rematado en 34,2 millones de dólares, mientras que Liz de Warhol (propiedad de Hugh Grant) se vendió por 23,5 millones. Diez obras por encima de 9,8 millones de dólares y récords para Freud, Richter y Koons. De este último, un gigantesco diamante azul se subastó por 11,8 millones. Duró poco este récord: un día después lo fulminó en Sotheby s un corazón rojo. Diez obras superaron los 7,7 millones de dólares, siendo dos cuadros de Bacon los más cotizados. Una Segunda versión para un estudio de corrida de toros superó ampliamente las previsiones y se vendió por 45,9 millones de dólares. Un autorretrato de este artista, a quien la Tate Britain dedicará el próximo año una gran retrospectiva, que en 2009 recalará en el Museo del Prado, se remató en 33 millones. Además, nuevos récords para Kelly, Serra, Kapoor, Albers, LeWitt, Barney... Los resultados de hoy demuestran el hambre que tiene la comunidad internacional de arte contemporáneo de alta calidad manifestó Tobias Meyer, quien dirigió la subasta de Sotheby s. Los resultados de los últimos días confirman una tendencia ya apuntada el año pasado, cuando un pollock se vendió, de forma privada, por 140 millones: el arte impresionista y moderno (que lideró el mercado los últimos años) parece haber tocado techo. Recordemos la decepción de Sotheby s al quedar sin vender obras de Picasso, propiedad de la familia del artista, y una de las últimas obras pintadas por Van Gogh. Aunque se achacó a que los precios podían estar inflados, hubiera resultado inconcebible hace unos años. Y en Christie s el cuadro más cotizado fue Te poipoi de Gauguin, vendido por 39,2 millones de dólares, por debajo de las estimaciones y seis millones menos que la obra de Bacon. El arte contemporáneo es ya el rey indiscutible del mercado. Más información en: http: www. sothebys. com Bacon supera a Gauguin EDUARDO MANZANA estado siempre acompañada de leyendas negras, los restos de su pelo también han sido objeto de mitificación. Durante el Romanticismo, Lucrecia de Borgia fue idealizada como ejemplo de mujer fatal y peligrosa. Se cuenta que el escritor británico Lord Byron- -que sentía en ella un alma diacrónica, pero gemela al fin y al cabo- -se obsesionó hasta el punto de robar uno de estos cabellos. Otra de las anécdotas que rodean a esta reliquia se refiere al poeta Gabriel D Annuzio, que se arrodillaba cuando pasaba ante ella, como quien lo hace ante una imagen sagrada. Correspondencia secreta La exposición se completa con la correspondencia amorosa que mantuvo Lucrecia de Borgia con su amante el humanista y poeta Pietro Bembo. De esta relación, meramente platónica, se conservan nueve misivas encuadernadas en pergamino y datadas a partir de 1503. Una de ellas contenía el mechón de la Biblioteca Ambrosiana, que envió como prueba de afecto. Fueron escritas con estilo literario y en italiano, ya que Bembo fomentaba la utilización de la lengua vulgar para que sus obras llegaran al mayor número de personas posible. El carácter secreto de estas cartas, debido a que por entonces Lucrecia estaba casada con Alfonso de Este, duque de Ferrara, explica la evolución de sus firmas. Si al inicio de su relación se rubricaban como Lucrecia Estense de Borgia posteriormente pasan a Vuestra duquesa de Ferrara En las últimas ya no estampa en ellas su nombre, sino que utiliza el símbolo ff cuyo significado no ha podido certificarse todavía. Más información sobre el Archivo en: asv. vatican. va es arch 1 ieri. htm Tobias Meyer dirige en Sotheby s la subasta de la obra de Jeff Koons AFP