Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 MADRID VIERNES 16 s 11 s 2007 ABC PP y oposición condenan con textos distintos el asesinato de Palomino ABC MADRID. La falta de acuerdo entre los grupos de la oposición en la Asamblea de Madrid- -PSOE e Izquierda Unida- y el grupo mayoritario, Partido Popular, en la Cámara se hizo patente ayer una vez más. Así, no hubo acuerdo a la hora de aprobar una declaración institucional contra el asesinato del joven Carlos Javier Palomino, y se hizo una lectura por separado de dos textos distintos de condena. El motivo que apuntaba el PP era la aparición de la palabra ultraderecha en el texto que la portavoz del PSOE, Maru Menéndez, acompañada del portavoz adjunto de IU, Miguel Reneses, leyó minutos antes de comenzar la sesión plenaria. Ambos grupos, de forma consensuada, manifestaban en él su más enérgica repulsa a las últimas agresiones de claros tintes racistas y xenófobos realizadas por la ultraderecha en el ámbito de la Comunidad de Madrid El texto añadía que Carlos Javier Palomino fue víctima de la violencia extremista y manifestaba el apoyo del PSOE e IU a la familia del joven, además de rechazar la actuación de grupos organizados que defienden como modo de actuación la violencia y que en sus idearios fomentan el racismo, la xenofobia y el menoscabo de derechos de las personas Reneses acusó al Partido Popular de no querer suscribir ese texto por aparecer en él que existe en Madrid una violencia de ultraderecha y tachó de impresentable esa actitud electoralista de los populares, mientras que para Menéndez era incomprensible esa equidistancia del PP. En el mismo pasillo el portavoz del PP en la Asamblea, Antonio Beteta, negaba, por su parte, que era falso que su Grupo no haya llegado a un acuerdo de lectura con la oposición porque haya argumentado que no quiera que figure en el texto la expresión extrema derecha y replicaba con la lectura de un texto propio que condenaba ese asesinato y todo tipo de violencia, sea del tipo que sea y en el que matizaba que Palomino fue víctima de la violencia extremista El texto de los populares resultaba, a su juicio, más exacto, preciso, y conciso respecto de los valores constitucionales. Los ultras de izquierda cuadruplican a los neonazis en la Comunidad Los primeros van creciendo, mientras que los skin heads se están reorganizando CARLOS HIDALGO MADRID. Sobre el papel, ideológicamente no pueden ser más equidistantes. Pero, en la práctica, tanto ultras de derechas como de izquierdas hablan el mismo lenguaje: el de la violencia. La Comunidad de Madrid, donde se produjo el pasado domingo el asesinato de un menor vinculado al movimiento antifascista a manos de un soldado skin head no es ajena a esta realidad. Fuentes de la Guardia Civil indican que establecer un censo real sobre los integrantes de ambos tipos de grupos es casi imposible, por lo fluctuante de su militancia pero sí existen cálculos aproximados. Se habla de algo menos de dos mil miembros de los llamados cabezas rapadas en la Comunidad de Madrid, una cifra que podría multiplicarse por cuatro a la hora de hablar de sus adversarios. En cuanto a los primeros, la zona de Corredor del Henares, con epicentro en Alcalá- -y San Fernando y Coslada- al este de la capital, es una de las que más presencia presenta. La Guardia Civil desarrolló también importantes operaciones, como la Radar el pasado febrero, en Paracuellos del Jarama y Algete. Se han registrado incidentes, aunque de menor entidad, en Pinto y Parla, en la zona sur, y barrios como Ciudad Universitaria, Moncloa y Argüelles siguen contando con presencia neonazi, como la del Movimiento Social Revolucionario (MSR) uno de sus tentáculos. Sin embargo, los constantes dispositivos policiales dejaron gravemente herido al movimiento neonazi, como las operaciones contra Blood Honour y Hammerskin Hasta el punto de que han cambiado su estética, para tratar de pasar más desapercibidos. El pelo no lo llevan tan corto y utilizan ropa más discreta eso sí, de la marca Lonsdale cuyas letras intermedias coinciden con las siglas del partido nazi de Hitler (NSDA) Eso sí, recuperan su estética tradicional cuando participan en actos de grupo como campamentos o conciertos. En cuanto a la extrema izquierda, está conformada por una amalgama de grupos, entre los que destacan los sharperos red skins los antisistema, Izquierda Castellana (con presencia en Vallecas) y las Brigadas Antifascistas Respuesta popular Concentración de estudiantes, ayer, en repulsa por el asesinato de Carlos Javier Palomino (BAF) que han evolucionado a la llamada Coordinadora Antifascista. Esta última, según los expertos policiales, es la que está organizando las concentraciones de cara al próximo fin de semana. Necesitan una bandera que enarbolar, para a traer a jóvenes antifascistas a unirse a ellos, pero para utilizar la violencia- -explican nuestras fuentes- Antes, esa bandera fue la Presidencia española de la Unión Europea; luego, el No a la guerra y, ahora, la lucha contra el fascismo, pero de modo violento Su implantación va en crecimiento si, por ejemplo, tenemos en cuenta los dos centros okupados en la zona de Lavapiés y Tirso de Molina, en el centro de la capital. Se calcula que son ya unos 8.000 jóvenes lo que pertenecen al movimiento. EFE La extrema izquierda necesita una bandera que enarbolar, que ahora es la lucha contra el fascismo Tienen presencia en Móstoles- -donde se encuentra el Colectivo Antifascista- -y Alcorcón- sharperos ambas ciudades del cinturón sur. Ayer, el Sindicato de Estudiantes organizó una concentración de protesta por la muerte de Carlos Javier Palomino, el joven de 16 años asesinado en el Metro de Madrid. Por la tarde, medio millar de personas asistió a otra concentración, ésta convocada por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos y que se celebró en el barrio de Usera, donde ocurrieron los hechos.