Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL VIERNES 16 s 11 s 2007 ABC La huelga de trenes en Alemania causa graves perjuicios económicos Las empresas afectadas estiman ya sus pérdidas en más de 2.000 millones de euros RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLIN. Comercio y economía empiezan a resentirse de la protesta en el ferrocarril alemán y la industria empieza a pedir daños y perjuicios a los sindicatos. Las empresas hablan ya de pérdidas por más de 2.000 millones de euros. La huelga de conductores de trenes de carga se extendió ayer a los de pasajeros y las primeras consecuencias auguraban visos de huelga casi general. En páginas de publicidad contratadas por la empresa de ferrocarriles se exigía al dirigente sindical Manfred Schell que acabe con esta locura Sólo uno de cada 10 trenes en Berlín y este de Alemania, donde el sindicato GDL es hegemónico, rodaba ayer tras el lanzamiento de la huelga, seguido de la de conductores de carga la tarde anterior. En la línea de alta velocidad, Intercity Express, dos tercios del tráfico discurrían con normalidad. Desolador aspecto de la estación central de Munich ayer tras el lanzamiento de la huelga GDL pretende un alza salarial de un 10 frente al 4,5 acordado ya con otros sindicatos; quiere además hacerlo separadamente de los demás convenios colectivos, a lo que Deutsche Bahn se opone tajantemente. El miembro de su presidencia, Karl Friedrich Rausch, asegura seguir esperando AP en la mesa de negociación pero GDL es consciente de su poder y quiere forzar a la empresa a la derrota. Gobierno e industria afecta- dos llaman a las partes a retornar a la negociación. Varias fábricas están paradas a la espera de piezas y repuestos, y el ritmo de trabajo en el puerto de Hamburgo, está seriamente afectado. Audi informó que había pedido a un par de turnos de trabajadores que se quedaran en casa ante la falta de piezas procedentes de Eslovaquia, que han retrasado ya la salida de 650 vehículos, y la vecina huelga en Francia impide además la llegada de unos 140 vehículos diarios a España. La Deutsche Bahn advirtió ayer contra las consecuencias negativas incalculables de archivar los planes de privatización y salida a bolsa de parte del accionariado. Los partidos del gobierno difieren ahora en el proyecto de vender de un 25 a un 49 de la empresa, pero las bases han echado atrás al partido socialdemócrata. Los gerentes avisan que la competitividad nacional e internacional del ferrocarril dependería del aprovisionamiento de capitales privados, pero el SPD insiste ahora en que un porcentaje sea vendido de manera que evite que grandes inversores acaparen la influencia. Esto ha sido rechazado de plano por los democristianos de Merkel, quien ha encargado un nuevo informe a su ministro de Transportes.