Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Bloqueo en el Tribunal Constitucional VIERNES 16 s 11 s 2007 ABC LOS CINCO RECUSADOS Jorge Rodríguez- Zapata Magistrado (conservador) Fue recusado por el Gobierno, en una decisión inédita, por el contenido de un escrito en el que critica la aplicación de la reforma de la LOTC que afecta al mandato de la presidenta, Emilia Casas, y del vicepresidente, Guillermo Jiménez Pascual Sala Magistrado (progresista) El PP le ha recusado por haberse pronunciado a favor de la enmienda Casas en una reunión privada con la presidenta y otros miembros del TC. Este posicionamiento ha sido desmentido en un escrito remitido a Vicente Conde Manuel Aragón Magistrado (progresista) Es otro de los magistrados recusado por el PP por su participación en la misma reunión que Sala. Como éste, es uno de los firmantes de la carta remitida a Conde para desmentir que se pronunciara sobre la ley recurrida por los populares Pablo Pérez Tremps Magistrado (progresista) Es el tercer recusado por el Grupo Popular. Al igual que los otros dos participó en aquella reunión del 12 de junio y, como sus compañeros, niega haber anticipado su opinión sobre la LOTC en la carta enviada al presidente en funciones Roberto García Calvo Magistrado (conservador) Es el segundo de los recusados por el Gobierno a través de la Abogacía del Estado por el contenido del escrito en el que critica la prórroga automática, sin previo sometimiento al Pleno, del mandato de la presidenta y del vicepresidente Casas denuncia que el TC sufre intentos de desestabilización intolerables El Pleno fuerza al Grupo Popular a pronunciarse sobre sus impugnaciones después de que algunos magistrados negasen los motivos que las apoyan A. LARDIÉS N. VILLANUEVA PAMPLONA MADRID. La presidenta del Tribunal Constitucional, Emilia Casas, afirmó ayer durante una conferencia en Navarra que el máximo órgano judicial pasa por momentos de dificultades o turbulencias pero pese a los intentos de desestabilización intolerables saldrá fortalecido por la única vía que es posible, a través del ejercicio de la jurisdicción constitucional Casas dijo que está especialmente preocupada porque se oyen voces tanto desde la política como desde algunos medios de comunicación poco respetuosas hacia el TC La presidenta afirmó que algunas declaraciones que han salido de esos foros han sido irresponsables y exigió respeto Estas declaraciones coincideron con el segundo día consecutivo de Pleno, en el que los magistrados del Constitucional tampoco fueron capaces ayer de abordar el debate sobre las recusaciones que afectan a cinco de los vocales. Las discrepancias, relativas sobre todo al orden de resolución de esas recusaciones (tres de ellas promovidas por el Grupo Popular y dos por el Gobierno) han abierto una brecha tan grande que a día de hoy parece imposible que se pueda cerrar. El Pleno dictó ayer una providencia en la que se acuerda dar traslado a las partes (Congreso, Senado, Grupo Popular y Gobierno) de varias comunicaciones relacionadas con estas recusaciones. Se trataría, según fuentes consultadas por ABC, de poner la pelota en el tejado de los que promovieron las recusaciones, para que busquen alguna solución a la situación que ha paralizado el funcionamiento de este tribunal, que ni siquiera cuenta con el quórum necesario para abordar las propias recusaciones. Entre los escritos de los que se dará traslado a las partes y a los que aludirá la providencia que se hará pública hoy- -con el voto particular de los magistrados recusados por el Gobierno Jorge Rodríguez Zapata y Roberto García Calvo- -figura la carta en la que el presidente en funciones Vicente Conde explica a los otros nueve magistrados los motivos de la convocatoria del Pleno del pasado miércoles, en el que estaba previsto que los cinco recusados participaran, por primera vez, en el debate de sus propias recusaciones. También constan las respuestas que los magistrados dieron a esta misiva- -todos, salvo Rodríguez Zapata y García Calvo, se mostraron de acuerdo con la convocatoria- y la carta que varios vocales habrían dirigido a Conde desmintiendo los motivos sobre los que se apoyan las tres recusaciones del Grupo Popular. En esta carta, seis vocales, entre los que se encuentran el vicepresidente Guillermo Jiménez y Ramón Rodríguez Arribas, próximos al sector conservador, niegan que los recusados por el PP- -Pascual Sala, Manuel Aragón y Pablo Pérez Tremps- -dieran muestras de apoyo a la constitucionalidad de la reforma de la Ley Orgánica del Constitucional en el transcurso de una reunión con la presidenta Emi- lia Casas el 12 de junio, cuando faltaban cuatro días para que expirara el mandato de Casas. El hecho de que se haya dado traslado a las partes de estos documentos para que formulen las alegaciones que estimen oportunas se interpreta en determinados medios como un órdago al Grupo Popular en lo que respecta a sus recusados. Es decir, al existir un desmentido explícito a la postura que, según el PP, mantuvieron los tres magistrados citados en esa reunión, y al haber sido precisamente ese posicionamiento la base de las recusaciones planteadas por los populares, se podría esperar que en Génova recapacitaran sobre la conveniencia de recusar a Sala, Aragón y Pérez Tremps. De esta forma, si dieran marcha atrás sólo habría que debatir las recusaciones de Rodríguez Zapata y García Calvo, para lo que ya se contaría con ocho magistrados (quórum mínimo) y, por tanto, no sería necesario que los afectados participaran en esa votación. César Alonso de los Ríos EL ROJO Este José Luis Rodríguez Zapatero que viene jugando a ser líder de los que militan en la antiEspaña, pastor rojo de terroristas dialogantes, pensó que con la misma impunidad y parejo éxito podría llegar a ser el educado primus inter pares de los populistas criollos y el máximo detractor del Imperio. La traición como método. Porque ¿quién puede ganarle a uno en la negación de lo propio? Zapatero es ese español que llama Conquista al Descubrimiento de América y que pide perdón en Santiago de Chile por hablar en castellano; que se olvida de la grandeza del Padre Vitoria y busca textos autocríticos en el Padre Las Casas; devoto seguidor de la Leyenda Negra; el europeo que llama desde el norte de África a la deserción en Irak; el laicista que convertiría las catedrales en mezquitas; el feminista que hace pared con los que preconizan la ablación del clítoris; el que se erige en defensor del diálogo de civilizaciones con el voto de los que no creen más que en la propia. Zapatero es un resumen de todos los complejos de la izquierda en sus horas más bajas. En realidad es un libro abierto de todos los tópicos. Una vuelta de tuerca. Un plus. Un retorcimiento. No le duele España porque ni siquiera la siente. Tan negador es de lo nuestro que busca asesores entre los premios Nobel para no tener que hacerlo entre los Príncipes de Asturias. Le gusta más Bárbara Probst Salomon que Miguel Delibes o incluso Benet si estuviera vivo. A Zapatero le gusta Gamoneda porque abre la boca mientras come. En su poquedad biográfica como líder, Zapatero necesita crearse enemigos fascistas Aznar en su tierra y Bush en la cabeza del Imperio. ¿Acaso no reniega de la ciudad en la que le parió su madre por una cuestión de imagen política? Porque Zapatero es de esos vallisoletanos masoquistas a los que les gusta decir fachadolid Un resentido de diseño.