Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 15 s 11 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 89 La verdad no abriga Doña Sofía entregó ayer el premio iberoamericano de poesía que lleva su nombre. La ganadora, Blanca Varela, no pudo venir a España para recibirlo por problemas de salud. Invitamos al lector a un viaje por la ciudad poética que su obra ha puesto en pie POR JOSÉ MÉNDEZ MADRID. Nos queda la posibilidad, quizás prudente, de realizar un paseo por la ciudad poética de Blanca Varela y tratar de anotar las sensaciones, los gustos y disgustos del paseo. Ciudad que tuvo hasta la finalización de sus últimos barrios Concierto animal y El falso teclado el áspero nombre de Canto villano, trazo nominal que prometía esfuerzo, quizás sequedad y sin duda desarraigo al posible visitante. Hoy se nombra Donde todo termina abre las alas. Poesía reunida (1949- 2000) Al acercarnos nos recibe la gran plaza circular, Puerto Supe, el coso de agua en el que la poeta se contempla por primera vez a sí misma en un lecho ardiente donde lloro a solas. Antes de la imagen sencilla y sentimental que cierra el poema, Blanca Varela ha puesto cimientos, paredes y columnas, sobre las que dicha imagen no pueda mentir: Allí destruyo con brillantes piedras la casa de mis padres, allí destruyo la jaula de las aves pequeñas, destapo las botellas y un hu mo negro escapa y tiñe tiernamente el aire y sus jardines. Junto a la gran morada sin ventanas, junto a las vacas ciegas, junto al turbio licor y al pá jaro carnívoro. Plaza, coso, ensenada, puerto. Un desolado lugar frente al Pacífico en cuyo centro una muchacha llora a solas. Si perde los símbolos preconcebidos, para no repetir las mentiras acuñadas por el tiempo, Blanca Varela subvierte la identidad de su yo poético: la muchacha se transforma, ni en hombre ni en mujer, sólo en sujeto de la vida, quizás para que en esa casa recién construida por ella, su casa, dejen de resonar los ecos de la casa familiar repleta de voces femeninas en el sentido real y cultural del término. Sea este o no el motivo del cambio (ya anotado por Octavio Paz en el prólogo a Ese puerto existe) con él se produce en Varela un fenómeno común en las vanguardias que la precedieron. Sin embargo en ella, la subversión del sujeto poético no obedece a ningún género de delirio mesiánico, más bien al contrario, la distorsión de la voz femenina en textos sólo concebibles desde una experiencia de mujer, parece perseguir la extrema fiabilidad en la construcción y transmisión del poema. El origen de las cosas nunca es único. En conversaciones que por fortuna he podido mantener con la autora, me comentó que siendo muy niña le ocurría recurrentemente el fenómeno de apreciar, de ver, el lado no oficial de las cosas: de un animal su sufrimiento o su ferocidad, de una relación entre personas el sometimiento o la envidia. Este talento infantil para ver lo que no debía ser visto, la acercó al mismo tiempo a la imposibilidad o la inconveniencia de expresarlo, y nos procura una pista sobre el posible origen de su yo poético. De aquella visión procede su implacable posición crítica, la contención tantas veces subrayada de su lenguaje y la mezcla de piélago y manglar sobre la que construye su ciudad. Si usted, aleatorio lector, desea proseguir el paseo por la ciudad poética construida por Blanca Varela (nada más aconsejable) no olvide que la verdad no abriga. El Inaem creará el Centro Nacional de Música Popular El objetivo es la colaboración con los distintos sectores y su promoción en el exterior SUSANA GAVIÑA MADRID. El director general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, Juan Carlos Marset, no cesa de promover iniciativas que den más dinamismo y procuren más fluidez en la colaboración entre los distintos sectores de las artes escénicas. La última es la creación de un Centro para la difusión de la música popular, que abarcaría todas las músicas, pop, folk, nuevas músicas... menos la clásica confirmó ayer el propio Marset a ABC. El principal objetivo de este centro sería el de colaborar sin competencia desleal y sin intrusismo en los sectores de la música popular en lo que puedan demandar. Responder a sus necesidades promoviendo una política de ayudas y de cooperación Todo ello también enfocado a su proyección internacional El proyecto, según Marset, se desarrollaría en tres líneas: Reforzar la colaboración con la Plataforma Sounds from Spain en la que participan, entre otros, el Inaem e instituciones como el ICEX, la SGAE, o el Womex; reforzar la presencia internacional de estas músicas, a través de diversos festivales como el Midem o el Popkomm; y colaborar en la financiación de diversas actividades Según el director general del Inaem, en ningún caso se trataría de llevar a cabo una labor de producción. Pero para llegar a este punto se debe desarrollar una labor previa. El primer paso ha consistido en la creación de una comisión externa de expertos integrada por tres o cuatro personas entre las que se encuentran el crítico musical Maurilio de Miguel y la directora de Womex (The World Music Expo) Juliana Marinova. Actualmente, el proyecto estaría en una segunda fase: De momento, lo que se está haciendo es un trabajo de documentación, diseñando un mapa de la música popular y de los sectores relacionados con ella- -distribuidoras, discográficas, programadores, festivales- explica Marset. Otra de las funciones de esta comisión es la de realizar un estudio de modelos de centros de música popular que se desarrollan en otros países que puedan servir de referencia. Esta fase de información y documentación culminaría en una tercera fase: Que tendría lugar ya en la próxima legislatura y que consistiría en la creación de una unidad propia que podría llamarse Centro Nacional de MúsicaPopular concluye Marset. Blanca Varela AFP manecemos en el poema, en la plaza, un tiempo, comenzaremos a notar la naturaleza pictórica del entorno. De Hopper al Bosco pasando por Chagall, una cadena de colores y pinceles acude a nosotros: Junto al turbio licor y al pájaro carnívoro (Chagall) destapo las botellas y un humo negro escapa y tiñe tiernamente el aire y sus jardines (Chagall) Un lecho ardiente en donde lloro a solas (Hopper) o habito el interior de un fruto muerto (Bosco) Aleatorias adjudicaciones, lo admito, pero cargadas de sentido, igual que para el viajero se cargan de sentido los crepúsculos de las distintas ciudades por las que pasa. Milagro de ubicuidad sólo permitido al arte. Esta muchacha llorando a solas, es la imagen que está en el origen de la poesía de Blanca Varela de la misma manera que un desierto y su soledad sin nombre fundamentan la poesía de Valente. Para huir desde el principio El Centro no funcionará hasta la próxima legislatura, y lo hará como una unidad propia del Inaem afirma Juan Carlos Marset