Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos JUEVES 15- -11- -2007 ABC El barco Odyssey Explorer cuando, a mediados de octubre, fue registrado por la Guardia Civil en los muelles de Algeciras REUTERS Odyssey pide 5 millones de dólares a España en el interrogatorio ante el juez de Tampa Stemm confiesa que aún tienen material en Gibraltar, y se queja de que han intimidado a sus chivatos en los archivos JESÚS GARCÍA CALERO MADRID. Parecerá el colmo, pero los cazatesoros que supuestamente han expoliado un tesoro de 500.000 monedas de plata y oro de un barco español exigen ahora ante el juez de Tampa que España les pague además cinco millones de dólares en concepto de compensación por el daño efectuado al no dejar trabajar sus barcos, apresarlos y registrarlos por orden judicial. Ésa es la petición firmada por Greg Stemm, el cofundador de Odyssey Marine Exploration (OME) en el interrogatorio exigido por el juez de Tampa, a la que ha tenido acceso ABC. En sus respuestas, Stemm afirma que las autoridades españolas les han arrojado falsas alegaciones sobre la excavación del tesoro de un barco cuya identidad ellos esconden bajo el alias de Black Swan. Otra de las novedades aportadas en el interrogatorio es la confesión de que han dejado materiales- -no identifican si se trata de objetos de interés arqueológico- -en el puerto de Gibraltar y que los gastos de su custodia son incalculados aunque afirman que se están deteriorando por culpa de las autoridades españolas (no consta que estos datos hayan sido puestos en conocimiento de España por las autoridades gibraltareñas en la última reunión del acuerdo tripartito, el pasado día 6 de noviembre) Lo curioso es que, mientras OME vela la descripción y los cálculos sobre el material que guardan en Gibraltar, sí ha desglosado meticulosamente los demás costes que achacan al enfrentamiento. Acusan a España de dañar sus barcos durante el registro por un monto de 164.000 dólares. La imposibilidad de trabajar con sus barcos se valora en 4,5 millones, a pesar que sólo tenían que abandonar Gibraltar y permitir el registro para volver al trabajo. Pretenden que España pague el transporte de equipos, probablemente los que tenían registrada su actividad en nuestras aguas, que ya no estaban en los buques cuando la Guardia Civil los apresó, por un total de 52.000 dólares. 170.000 dólares en concepto de cancelaciones de compromisos contractuales y 65.000 dólares por los viajes y la minuta de sus abogados españoles y americanos, que también pretenden cargar a España. Por último, quieren cobrar 121.000 dólares por la pérdida de uso de servicios en los archivos. A este respecto cabe destacar que Stemm acusa a España en el interrogatorio de haber intimidado a los chivatos que localizan para ellos datos de hundimientos concretos que luego sus barcos investigan, aunque los rebauticen misteriosamente como Black Swan. En su estrategia de mostrar una visión caricaturizada de la justicia española, Stemm vuelve a quejarse ante el juez de Tampa de las diligencias abiertas por su colega de La Línea de la Concepción. No le gusta el secreto de sumario- -que convierte en orden secreta -y vuelve a acusar al Juzgado de no dejarles personarse- -cuando no se han formulado acusaciones- Por si fuera poco, retorna a agitar las aguas que circundan Gibraltar- -de soberanía española- -y se jacta de que la Guardia Civil apresó sus barcos en aguas internacionales. Con esa concepción de los límites territoriales no sería extraño que el tesoro hubiera salido también de aguas españolas. De igual modo el copresidente de OME afirmar que la Guardia Civil no respetó un supuesto acuerdo de sus abogados con un juez relativo a que nadie registraría sus buques sin el acuerdo de su capitán. Para analizar las bases jurídicas aportadas en el interrogatorio, ABC ha solicitado su análisis al asesor jurídico de Nerea Arqueológía Submarina, José María Lancho, quien asegura que la base de la acción de OME consiste en que la identidad del barco no es posible de determinar. Desde abril de 2007 están en posesión de Odyssey los restos de uno o más yacimientos ar- Odyssey tiene las pruebas Entre los gastos que exige cubrir figura el transporte de equipos que no estaban en los barcos y la minuta de sus abogados