Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 15- -11- -2007 Otro tropiezo en las relaciones exteriores s Los aliados castigan a España ESPAÑA 15 Desde el punto de vista aliado, los especialistas han subrayado que el conjunto de los jefes de Estado Mayor han tenido muy en cuenta que la Alianza se encamina hacia un periodo de tensiones con Rusia y que un polaco al frente de la estructura militar no facilitaría las cosas en Moscú. Polonia es un país que mantiene muy buenas relaciones con EE. UU. en materia de defensa y que participa en las principales misiones aliadas, incluyendo Afganistán, con 1.200 soldados. También se ha comprometido con el proyecto norteamericano de defensa antimisiles, esencial para el Pentágono, y la opinión pública también pensaba que el general Gagor tendría una buena opción, por lo que es de esperar que este antiguo miembro del Pacto de Varsovia obtendrá una compensación. Se puede recordar ahora que España y Polonia compiten también por la adjudicación de una nueva base de logística de la OTAN para la que el Gobierno había presentado la candidatura de Zaragoza. Es probable que esta opción pueda servir para compensar a Polonia por su decepción de ayer. Más información sobre el Comité Militar de la OTAN en http: nato. int Es imposible que gane un Gobierno que vive de espaldas a la Alianza Jefes militares consideran que a Sanz Roldán se lo ha cargado la política de Zapatero s Moratinos dijo unas horas antes que tenía muchas posibilidades PALOMA CERVILLA MADRID. Para los militares españoles no ha sido ninguna sorpresa que el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Félix Sanz Roldán, fuera eliminado a las primeras de cambio en su objetivo de ser elegido jefe militar de la OTAN. Nadie pensó que esta apuesta del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero pudiera llegar a buen puerto porque es imposible que gane un Gobierno que vive de espaldas a la política de la OTAN Esa es la clave. El Ejecutivo socialista comparte a duras penas las misiones militares de la Alianza Atlántica (Afganistán y Líbano) y los soldados se ven obligados a aceptar, bajo disciplina militar, unas operaciones que dicen ser de paz, pero que, en la mayoría de los casos, se juegan la vida. En la OTAN, no son ajenos a esta actitud del Ejecutivo socialista, como así lo señalan a ABC las fuentes militares consultadas. Pero si en España las reticencias eran muchas, en la capital belga, sede de este organismo militar, eran totales. En Bruselas no había ninguna duda y se era mucho más pesimista que en España; les extrañaba mucho el optimismo que había en nuestro país Los militares españoles consideran que el general Sanz Roldán ha sido la cabeza de turco de esta operación y afirman que se lo ha cargado la política de Zapatero y, aunque algunos, no todos, destacan su profesionalidad, otros le acusan de haberse prestado a este juego político que se ha urdido en el Palacio de la Moncloa. Aunque para algunos el general Sanz Roldán ha jugado a político en esta candidatura, la gran parte de los militares consultados apuntan que la causa fundamental de su derrota ha sido la política internacional de Rodríguez Zapatero, que ha terminado con el prestigio internacional que tenía España En este sentido, consideran que las cosas no se pueden hacer como si fueran un golpe de efecto, sino que necesitan un esfuerzo argumentando que el prestigio internacional no se gana en dos días Sobre la actitud del Gobierno, no olvidan que el Ejecutivo socialista llegó a introducir una modificación en la Ley de la Carrera Militar para favorecer la candidatura de Sanz Roldán, permitiendo que éste continúe en activo en el caso de que hubiera salido elegido jefe militar de la OTAN. En vez de volcarse en preparar el camino para una candidatura fallida, se podían haber puesto a trabajar en las cosas que de verdad interesan al Ejército subrayan estas fuentes. Uno de los colectivos más críticos con la candidatura y su rechazo, por parte de los países aliados, fue la Asociación Unificada de Militares Españoles (Aume) Su secretario general, Mariano Casado, lamentó haber acertado, al decir que no era el candidato idóneo. Les ha salido francamente mal y deberían entonar el mea culpa añade. Para los populares, el fracaso de la candidatura de Sanz Roldán es consecuencia de la errática política exterior del Gobierno del Partido Socialista en los últimos cuatro años en la misma línea que el estamento militar. El que se vio obligado a sacar pecho en defensa del Gobierno fue el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, quien mantuvo que el general Sanz Roldán era un perfecto candidato Minutos antes de conocerse el resultado, había comentado que tenía muchas posibilidades Ahora, con Polonia