Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo MIÉRCOLES 14- -11- -2007 ABC Diseñan un nuevo preservativo femenino, más fácil de usar, para frenar el sida EL NUEVO CONDÓN FEMENINO El condón femenino ha sido rediseñado para que sea más cómodo y fácil de utilizar Una especie de tampón en el extremo facilita la inserción Nuevo diseño Puntos adhesivos de espuma de látex Diseño antiguo Anillo Interior Bush bloquea este condón, financiado por Bill Gates para el Tercer Mundo ANNA GRAU. SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. La fundación de Bill y Melinda Gates se ha gastado millones en patrocinar el rediseño del condón femenino. Tal vez alguien se pregunte si es que a cierta gente le falta imaginación para saber qué hacer con su dinero. Pero resulta que el preservativo para mujeres no es un lujo erótico ni un capricho feminista- -en ese sentido ha fracasado rotundamente- sino una tabla de salvación para muchas mujeres del Tercer Mundo. Su vida depende de ello. Muchas entidades y hasta agencias de la ONU que velan por la salud sexual y reproductiva en todo el mundo besan el suelo por donde pisa Bill Gates. En estos momentos, su fundación es casi la única gran fuente de financiación en Estados Unidos para estos asuntos, que contrarían a la puritana, no sólo tacaña, Administración Bush. Una de las hijas del presidente, Jenna Bush, ha escrito un libro- -titulado La historia de Ana -basado en su propia experiencia en Unicef. El libro de Jenna Bush cuenta la historia de una joven latinoamericana cuya madre murió de sida, que deviene seropositiva ella misma y lo mismo su bebé, al quedar embarazada en plena adolescencia. Mamá Bush acudió a la presentación del libro en Nueva York. Papá Bush se quedó en Washington y no pone ni un duro para que estas cosas no pasen. Tercer Mundo se distribuyen cerca de 12 millones de condones femeninos cada año. Los condones masculinos se cuentan por billones. Y siguen siendo una miseria frente a los que deberían utilizarse, según la OMS. De ahí la importancia fundamental del rediseño del preservativo femenino. Sus promotores, citados ayer por The New York Times advertían con todo lujo de detalles de los inconvenientes del diseño viejo: era feo, era incómodo, era rígido, podía hacer hasta daño. Se comprende su absoluto fracaso comercial en el Primer Mundo. Era lo que se dice un desastre. ¿Era o es? Porque lo cierto es que el nuevo diseño ahora mismo está en los laboratorios, pero no en la calle. La poderosa Agencia norteamericana del Medicamento tiene que dar su visto bueno, y eso sólo cuesta millones de dólares, lo cual tiene parada la renovación. Se está intentando burlar a la burocracia descartando la denominación de preservativo y llamándolo algo así como implante vaginal Por ahora, sin éxito. ¿Qué tiene el nuevo que no tenía el viejo? Es de poliuretano mucho más fino, delgado y sensible. Transmite mucho mejor el calor y, para la que esté por la labor, las sensaciones. Se inserta como un tampón, es decir, mucho más fácilmente, y se adhiere a las paredes vagina- El poliuretano muy fino ayuda a transmitir el calor ABC Aún en laboratorio Extender la profilaxis sexual Una voluntaria muestra el uso del clásico condón femenino a un grupo de mujeres en la India REUTERS Desde la Unicef a SAfaids, una organización que lucha contra el sida en Zimbabue, pasando por PATH, una entidad sin afán de lucro con sede en Seattle, que es donde se ha rediseñado el condón para mujeres, luchan a brazo partido por extender la profilaxis sexual en el Tercer Mundo. Y por extenderla con realismo: a muchas prostitutas asiáticas y africanas no se les puede recomendar que exijan el uso de preservativos a sus clientes, como no sea en clave de sarcasmo. Un sarcasmo muy cruel. Se lo tienen que poner ellas. En estos momentos, en el Es más fino, delgado y sensible, transmite el calor y las sensaciones y se inserta como un tampón Protegerá del sida a miles de mujeres en el Tercer Mundo, donde muchos hombres se niegan a usar condones