Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CULTURAyESPECTÁCULOS MIÉRCOLES 14 s 11 s 2007 ABC ÓPERA La violación de Lucrecia Autor: Britten. Int. T. Spence y V. Noorduyn (coro) M. Groop (Lucretia) M. Rose (Collatinus) R. Rosique (Lucia) G. Sborgi (Bianca) A. Schroeder (Tarquinius) D. Rubiera (Junius) Orq. Titular del Teatro Real. Dir. escena: D. Abbado. Dir. musical: P. Goodwin. Lugar: Teatro Real. Fecha: 13- XI La tragedia del mundo ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE Entre las diversas ideas que cruzan transversalmente la rica, distinta e inteligente programación que esta temporada propone el Teatro Real se encuentra el ciclo Britten. Apenas se trata de una referencia para el espectador sin propósito de exhaustividad. Es más, su orientación tiene un sesgo claramente amable con varios espectáculos destinados a los más jóvenes, una mínima atención a la música instrumental y el remate de una única ópera comprometida Es evidente que su presencia era necesaria para abocetar el perfil de alguien que fue capaz de convertir el teatro musical en una forma de conciencia, entendida esta como conocimiento reflexivo de las cosas. Se hace evidente viendo ahora La violación de Lucrecia Y así lo pudieron comprobar quienes anoche acudieron al Teatro Real respirando con un espectáculo cuya primera grandeza radica en la inmediatez. Para que pueda serlo, la ópera de Britten se ha beneficiado de un peculiar trabajo coral bien representado en el ensamblaje conceptual que se observa entre el director musical, Paul Goodwin, y el escénico, Daniele Abbado. En el caso de Goodwin al manejar a los trece instrumentistas de la orquesta con habilidad y sentido del drama, haciendo posible que lo mínimo se convierta en inquietante y lo máximo adquiera volumen, entidad y fuerza dramática. En el foso hay una orquesta de solistas en el estricto sentido del término. Lo de Abbado es similar en tanto que la escena, ya estrenada en el Teatro Reggio Emilia, sirve impecablemente al propósito de la obra realzando lo mucho que encierra de compasión y repulsión. A ojos vista se evidencia la historia de la casta Lucrecia, abocada al suicidio tras ser violada por Tarquinio, mientras, que en paralelo, se da cuenta de una metáfora, que puede ser la del mundo y que como tal se proyecta ante el espectador a través de diversas proyecciones. Del hieratismo de viejos bustos clásicos algo corrompidos por el tiempo a la conmoción del holocausto. Todo en un ambiente oscurecido, sutilmente graduado por la iluminación y en el que cualquier atisbo de figuración se acaba diluyendo en una abstracción de fondo. Apenas un detalle en un momento culminante: el galope de Tarquinio camino de la casa de Lucrecia. En primer plano una sucesión de imágenes aparentemente irreales, al fondo la silueta del tenor Toby Spence en su papel de coro masculino con la voz un punto amplificada, y sobre todo ello una música que tiene mucho de descriptiva y, en consecuencia, de persuasiva. El propio Spence es ejemplo de lo mucho bueno que hay en el reparto de esta Violación de Lucrecia Cierto es que, entre los ocho participantes, a la protagonista Monica Groop se le puede echar de menos un fondo de más anchura, a Ruth Rosique una mayor redondez en el agudo y a Matthew Rose contundencia en el grave, pero es mucha calidad con la que afrontan a sus personajes y los hacen creíbles. Sirva de representante de la totalidad Andrew Schroeder, por tener su Tarquinio vibración y presencia suficientes como para que la tragedia alcance a ser una amenaza vivida por el espectador. Sin duda, ejemplo de una historia que a nadie puede dejar insensible; a la postre una vía hacia sentimientos más profundos y conmovedores. Un momento del ensayo de La violación de Lucrecia JAVIER DEL REAL Landa, galardonado con el Goya de Honor 2007 por toda su carrera EFE MADRID. El actor Alfredo Landa fue galardonado ayer con el Goya de Honor 2007 por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, en reconocimiento a toda su carrera cinematográfica, en la que acumula más de 120 películas. El actor recogerá este galardón durante la Gala de los XXII Premios Anuales de la Academia Goya que tendrá lugar el primer fin de semana de febrero de 2008. Alfredo Landa Areta (Pamplona, 3 de marzo de 1933) se trasladó a Madrid con 25 años y empezó a trabajar en teatro y doblaje. Su debut cinematográfico se produjo en 1962 con Atraco a las 3 de José María Forqué. Desde entonces se ha convertido en uno de los actores más importantes del cine español, con más de 120 películas en su filmografía, además de un extenso trabajo en teatro y televisión. En su primera época desem- Alfredo Landa FRANCISCO SECO peñó papeles secundarios y poco después se reafirmó como protagonista de la comedia española del momento, simbolizando el prototipo del español medio en la década de los setenta. Con la transición democrática colaboró con los principales directores españoles como Luis García Berlanga, Mario Camus, Basilio Martín Patino, José Luis Garci, José Luis Borau, José Luis Cuerda, Antonio Mercero o Manuel Gutiérrez Aragón. Con este Goya Honorífico, Landa se suma a la lista de los galardonados con este mismo premio, entre los que se encuentran los actores José Luis López Vázquez, Manuel Aleixandre y Héctor Alterio. Aula de Cultura La Fundación Vocento presenta: Felipe González y Zapatero: del pragmatismo al adanismo Intervendrá: D. Ignacio Camacho Escritor y Periodista jueves 15 de noviembre de 2007 20.00 horas Centro Cultural de Círculo de Lectores C O Donnell, 10- Madrid Metro: Príncipe de Vergara (Entrada libre- Aforo limitado) Los textos de las anteriores conferencias del Aula de Cultura se podrán encontrar en: www. abc. es informacion aula cultura