Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 14- -11- -2007 El ministro de Cultura informará del expolio de Odyssey a sus colegas europeos 85 Una exposición reunirá los yesos que mandó traer Carlos III de Herculano J. G. C. MADRID. El mejor alcalde, el Rey se decía de Carlos III, pero también se podría haber dicho el mejor arqueólgo Además de impulsar las excavaciones durante su estancia napolitana y después desde Madrid, el monarca vivía con pasión todo lo relativo al pasado romano de Pompeya. Por ello encargó, entre otras cosas, una copia en yeso de medio centenar de esculturas antiguas, entre bustos y piezas grandes hallados en la Villa de los Papiros de Herculano. La mayor parte de ellos viajó a España en un buque, El glorioso en 1765, al cuidado de Camilo Padoni. Los yesos formarán parte de una gran exposición que prepara la Academia para 2009. Las esculturas, que decoraron estancias del Palacio del Buen Retiro, fueron desconocidas hasta publicado el libro de Antigüedades de Herculano que Carlos III editó concienzudamente durante años. El hecho es que, tras su publicación, los académicos de Bellas Artes pidieron los yesos al monarca para su estudio y conservación y el rey tuvo la generosidad de legárselos en 1776. La confección del monumental libro, cuyos volúmenes iban apareciendo al pasar los años, demuestra una constante dedicación de Carlos III. Intervino en las ilustraciones, la tipografía y todos los detalles. El material le llegaba quincenalmente en un correo especial que, a lo largo de los años, vivió de todo, incluso la caída de los documentos que portaba en algún río. INSULA VII, 6, 3 ta Por uvio Ves Porta Nola Porta N Sarno ta Por lano co Er a Port na i Mar a ey Porta mp Stagia Po Porta Nocera Restitución informática de la Casa de la Diana Arcaizante, según los datos del escáner láser ABC Salerno les Napo El escaner por eco laser documenta la casa de la Diana Arcaizante, situada a espaldas del Foro y que, bajo indicaciones de Carlos III se excavaba en 1759, cuando el monarca dejó Nápoles para reinar en España El escáner láser en el yacimiento, con el equipo informático y el Vesubio al fondo ABC voluntarios y condenados, paisanos y personal del rey. A cargo de las excavaciones estaba un ingeniero, Roque Joaquín de Alcubierre, debido a las galerías que había que horadar y entibar bajo la lava. A pesar del peligro de derrumbes no hubo accidentes mortales en aquellos años. Los trabajadores acababan con cierta especialización, como ocurrió con un capataz célebre llamado Caruso, citado en los documentos del siglo XVIII. Toda esta historia documental se escribió en español, lengua oficial de Nápoles en la era borbónica. Una de las primeras aportaciones de este trabajo será la correcta interpretación de la documentación de la época, que algunos investigadores extranjeros no siem- pre reflejaron correctamente. Nadie mejor que el equipo español para esta labor correctiva. Carlos III recibía cada dos semanas un correo con la relación de los trabajos arqueológicos, incluso años después de haber abandonado Nápoles. Las largas y detalladas cartas le permitían dictar directrices en cada momento. Nadie conocía como él las antigüedades que iban saliendo a la luz de yacimientos como el de la Casa de los Papiros, en Herculano. Fruto de aquel correo fue la magna obra Antigüedades de Herculano, publicada años después, gracias a la excelencia de su continua dedicación. Web sobre Pompeya: http: pompeya. desdeinter. net pomp. htm ABC Foro