Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 14 s 11 s 2007 ESPAÑA 31 Los Duques de Lugo acuerdan el cese temporal de su convivencia La Infanta se había trasladado a vivir hace unos días al anterior domicilio de la pareja ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS SHANGHAI. Después de doce años de matrimonio y dos hijos en común, Su Alteza Real la Infanta Doña Elena y Jaime de Marichalar han convenido el cese temporal de la convivencia conyugal según confirmó ayer un portavoz del Palacio de La Zarzuela consultado por ABC. De hecho, hace algunos días la primogénita de Sus Majestades los Reyes se trasladó a vivir al anterior domicilio en el que residía la pareja, muy próximo al que era, hasta ahora, el hogar conyugal, en el centro de Madrid. Se trata de una decisión meditada y adoptada personalmente por la pareja, pensando en lo mejor para su futuro y el de sus dos hijos, Felipe Juan Froilán, de nueve años, y Victoria Federica, de siete, por lo que la separación no tiene ninguna repercusión judicial. La confirmación de la separación de Doña Elena, que el próximo 20 de diciembre cumplirá 44 años, y Jaime de Marichalar, de 45, se produce después de años de rumores intermitentes, sofocados siempre por las frecuentes apariciones en público de la pareja. Las tres últimas ocasiones en las que se les pudo ver juntos fue en el concierto en homenaje a las víctimas del terrorismo el 8 de octubre, en la celebración de la Fiesta Nacional el pasado 12 de Octubre y en la entrega de unos premios concedidos por una revista de moda. No obstante, días después la presencia del Duque de Lugo solo en la cena de gala que ofreció el Museo del Prado la víspera de la inauguración de su ampliación levantó de nuevo las sospechas de que algo podía no funcionar en el matrimonio. Esas apariciones fueron seguidas de otras de la Infanta Doña Elena, también en solitario, como fue su presencia en la final del Masters de tenis femenino, el pasado domingo. La Infanta Doña Elena, que ocupa el cuarto lugar en la línea de sucesión a la Corona (por detrás del Príncipe de Asturias y de sus dos hijas, las Infantas Leonor y Sofía) contrajo matrimonio con Jaime de Marichalar, cuarto hijo del conde de Ripalda y de Concepción Sáez de Tejada y Fernández de Bobadilla, el 18 de marzo de La quinta separación en la Familia Real La separación de la Infanta Doña Elena no es la primera que se vive en la Familia Real española, ya que también pasaron por una experiencia similar la Infanta Eulalia de Borbón, hija de la Reina Isabel II, y los hermanos Alfonso y Jaime de Borbón y Battemberg, hijos de los Reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Precisamente, Don Alfonso de Borbón y Battemberg se divorció dos veces: la primera de Edelmira Sampedro- Ocejo y Robato (matrimonio que le obligó a renunciar a su condición de Heredero) y en la segunda ocasión de Marta Rocafort y Altuzarra, poco antes de morir en 1938. En cuanto a Don Jaime, fallecido en 1975, se separó en 1939 de Emmanuela Dampierre, quien aún vive. Últimos actos juntos 1995 en la catedral de Sevilla, siete años después de que la pareja se conociera en París, a donde viajó la Infanta para perfeccionar sus conocimientos de francés. Seis años después de la boda el matrimonio pasó por uno de sus momentos más difíciles, cuando en las Navidades de 2001 el Duque de Lugo sufrió un infarto cerebral, mientras practicaba deporte, del que se recuperó parcialmente. Esta enfermedad, que el propio Jaime de Marichalar calificó de Infarto cerebral Los Duques de Lugo, el pasado 22 de octubre en la entrega de unos premios de moda drama de difícil comprensión para quien no la conoce marcó un antes y un después en la vida de la familia. Doña Elena, que está licenciada en Ciencias de la Educación, compagina la representación institucional de la Corona con su papel de madre y el trabajo en una guardería infantil del madrileño barrio de El Viso. Gran parte de su actividad oficial está vinculada al apoyo a las personas más necesitadas, como son los discapacitados, y es presidenta de honor del Comité Paralímpico Español y de la Fundación Anti- Sida de España. De los tres hijos de Don Juan Carlos y Doña Sofía, es la que más se parece al Rey, con quien comparte varias aficiones, como por ejemplo las corridas de toros. Castiza, solidaria, espontánea y con gran sentido del humor, es una de las mujeres más elegantes de España. Doña Elena, bautizada además con los nombres de María Isabel Dominica de Silos, nació en Madrid el 20 de diciembre de 1963. Fueron sus padrinos su abuela paterna, la Condesa de Barcelona, y Su Alteza Real Don Alfonso de Orleans y Borbón. Cursó sus estudios secundarios en el Colegio de Santa María del Camino y los de Magisterio en la Escuela Universitaria Escuni de Madrid, en la que obtuvo el diploma de profesora de Educación General Básica, en la especialidad ÁNGEL DE ANTONIO Maestra y pedagoga La cena de gala de la víspera de la inauguración de la ampliación del Museo del Prado, en la que se vio solo a Jaime de Marichalar, hizo que se volvieran a desatar los rumores de crisis de Filología Inglesa. En la Universidad de Comillas de Madrid completó sus estudios con la licenciatura en Ciencias de la Educación en junio de 1993. A partir de su mayoría de edad comenzó a realizar diversas actividades institucionales como miembro de la Familia Real, con ocasión de la visita a España de Jefes de Estado extranjeros. Ha viajado oficialmente a varias ciudades europeas, como Fráncfort y Londres, y a diversos países, entre ellos, Estados Unidos, Argentina, Japón y Filipinas, donde ha presidido una serie de actos, esencialmente de carácter cultural, e inaugurado un canal de televisión en lengua castellana en Manila.