Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 13 s 11 s 2007 MADRID 61 Los ríos de la región se han repoblado este año con 364.000 truchas ABC MADRID. Los ríos y embalses de la región se han repoblado este año con un total de 364.000 truchas y 8.000 ejemplares de tencas con el fin de contribuir a la conservación de las especies singulares de la Comunidad de Madrid. Estos datos fueron facilitados ayer por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio coincidiendo con la celebración del Consejo de Pesca Fluvial, reunido por primera vez en la presente legislatura. El acto estuvo presidido por la titular del departamento autonómico, Beatriz Elorriaga, quien anunció que desde el 15 de noviembre la licencia de pesca se tramitará por internet. El portal de la Comunidad (www. madrid. org) permitirá la descarga, y a los pocos días- -dijo- -se recibirá en casa Durante la reunión, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio firmó, a través de la Fundación para la Investigación y el Desarrollo Ambiental (FIDA) cuatro convenios de colaboración con sociedades de pescadores de la región para fomentar la educación en esta materia y conservar los ecosistemas acuáticos de la región. Así, Elorriaga indicó que en los convenios se encuentran perfectamente representados todos los eslabones de la actividad con el fin de desarrollar una política de gestión y mejora de la ordenación protección, conservación y aprovechamiento de la riqueza piscícola Los acuerdos firmados con la Asociación de Pescadores del Alto Manzanares, la Sociedad Club de Pesca de Santa María de la Alameda, la Sociedad de Pescadores del Valle Alto del Lozoya y la Asociación de Club Elemental de Pesca de Miraflores de la Sierra, supone el fomento del seguimiento de las poblaciones piscícolas, actividades para acercar a los niños al medio natural acuático, la distribución de materiales divulgativos de conservación de especies pescables, la protección de especies vedadas, y el fomento de la pesca sin muerte Además, Elorriaga afirmó que el Plan Forestal, en su programa de protección de manejo y mejora de la flora y fauna, plantea como objetivos recuperar la riqueza faunística, satisfacer la alta demanda de pesca y garantizar la gestión de todas las especies amenazadas en la región. Mariza, ayer en el escenario del Teatro Albeniz, junto al coreógrafo Patrick de Bana Mariza, el fado y la tragedia Los lamentos más amargos de Portugal salieron ayer de la garganta de esta gran artista lusa ante un público enmudecido en el teatro Albéniz POR C. ALONSO FOTO DE SAN BERNARDO MADRID. Apareció cuando nadie la esperaba, cuando el portugués Camané aún interpretaba su última canción. De una de las esquinas del escenario surgió lentamente una mujer de cortísimo pelo rubio platino y extravagante vestido negro que, fundiéndose con la oscuridad del Teatro Albéniz, sonrió al público y agarró el micrófono para impactar con su potente chorro de voz. Era Mariza, considerada por muchos la María Callas del fado, nacida en Mozambique hace 34 años. Muy buenas noches, yo ya me siento en casa porque para mí venir a este teatro es un gran placer y como ya he estado aquí cinco veces... me siento en casa pronunció en un meloso castellano tras haber concluido su primera canción. Esta noche es para vivir el fado recordando una película maravillosa de un hombre tan increíble como Carlos Saura. Sean bienvenidos y que tengan una noche muy agradable Dicen que el fado es un lamento profundo, un cantar a los dolores de la vida. Historias sencillas salpicadas de tragedia y nostalgia que tratan de calmar el llanto del pueblo portugués. Como homenaje a este gran canto lisboeta, la quinta edición de la Mostra Portuguesa convirtió ayer este emblemático teatro madrileño en una pequeña callejuela empedrada y atravesada por tranvías donde el mejor fado emergió de modo profundo y suave de alguna de las voces más importantes de su género. Tomando como inspiración la película homónima de Carlos Saura, que gira en torno a estas tonadas amargas, la velada se tornó oscura, pesarosa, dulce. Allí estuvieron los protagonistas del largometraje, desdoblándose de su papel cinematográfico a la realidad del directo: Mariza, Carlos do Carmo, Camané y el quejío flamenco de Miguel Poveda. Con ellos había contado el cineasta español para plasmar en su cinta toda la esencia y el sabor amargo de una música que se canta con los ojos cerrados y que busca la congoja. Que alimenta las penas y se inspira en las desdichas. Hoy, el fado vive su mejor momento. Los jóvenes han incorporado los textos de grandes poetas portugueses, como Pessoa, dándole un aire distinto y triunfa en el mundo opina el director, quien se ha declarado un enamorado de Portugal: Parece increíble, pero las sevillanas, el tango, el jazz o los fados nacen todos en la primera mitad del siglo XIX. Son ritmos muy recientes, que nacen en puertos y tabernas, rodeados de un halo de pecado Segundos antes de que comenzara el espectáculo, nada más apagarse las luces, una voz en off resonó entre las butacas. Habló del fado como primo hermano del flamenco y recordó que su teatralidad seduce desde el primer acorde. Recuerden que nunca antes nadie ha visto nada igual fue la última frase, a la que siguió el silencio, el primero de tantos otros que vendrían después. Mariza alternó trágicos fados con otros más alegres. Al moverse, su pomposa falda se mecía. En uno de los temas la acompañó Patrick de Bana, coreográfo con el que se fusionó en un simpático baile. Después llegaron los momentos más dramáticos. Cuando nosotros hablamos de fado no hablamos simplemente de la canción, sino del sentir real de la palabra, del destino. Lo que fui, lo que soy y lo que me encantaría ser en un futuro explicó Mariza jugando con los silencios y mirando fijamente al público. En ocasiones, parecía estar a punto de echarse a llorar. Era entonces cuando entonaba con más fuerza su voz y le retornaba una enorme, aunque efímera, sonrisa, que se volvía a apagar tan pronto arrancaba con la siguiente estrofa. La razón a su sentir se encontraba en una frase del programa que se había repartido previamente a todos los espectadores: Ya se sabe, la pena es mucho más duradera que la alegría Eslabones de la actividad Primo hermano del flamenco Efímera sonrisa El espectáculo de ayer, parte de la V Mostra Portuguesa, estaba inspirado en la película Fado de Saura En ocasiones parecía a punto de llorar; entonces entonaba con más fuerza su voz y retornaba la sonrisa