Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL www. abc. es internacional MARTES 13- -11- -2007 ABC Estudiantes de la Universidad de Nanterre votan por continuar la huelga en demanda de mayor autonomía para buscar fondos privados AFP Los estudiantes se unen a la huelga total e indefinida contra las reformas en Francia La empresa ferroviaria avisa de que el paro será completo hoy, mañana y pasado s No habrá tráfico de trenes con España JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Nicolas Sarkozy se dice tranquilo y determinado a realizar sin mayores concesiones las reformas que los trabajadores del transporte público, apoyados por sindicatos de estudiantes, desean dinamitar. Los sindicatos del sector público aspiran a prolongar la crisis indefinidamente. De momento, la empresa nacional de ferrocarriles y la de transporte de París advirtieron ayer de que la huelga se traducirá en la práctica paralización de trenes, metros y autobuses urbanos. La dirección anunció que para mañana prevé que circulen en torno a 90 trenes de alta velocidad (frente a los 700 habituales) 26 de largo recorrido y muy pocos regionales o de corto recorrido, como los de cercanías de la región de París. Los enlaces nocturnos desde París a Madrid y Barcelona estarán suspendidos en los dos sentidos hoy, mañana y pasado. No se sabe qué pasará más allá de esa fecha, indicó. Desde Berlín, donde Merkel apoyó sus reformas durante la cumbre bilateral, Sarkozy envió dos mensajes básicos: Anuncié lo que haría antes de ser elegido. Una mayoría de franceses me eligió para realizar las reformas que se harán. Seremos flexibles y siempre estará abierta la puerta del diálogo. Pero las reformas previstas deben hacerse, por justicia y eficacia. Nosotros nos proponemos hacer lo que Alemania ya ha hecho En Francia, los estudiantes comenzaron ayer una primera jornada de asambleas generales que debe prolongarse hoy con intentos de paralizar estaciones de ferrocarril, lo que también se intentó ayer sin éxito. Si los sindicatos de la red nacional de ferrocarriles comenzaron ayer y continuarán hoy una huelga que mañana será completa, mañana se sumarán los sindicatos de la RATP (trenes de cercanías) Los sindicatos de las empresas de transportes públicos anuncian una huelga reconducible e indefinida para bloquear el sistema ferroviario nacional. El primer objetivo es prolongar la huelga hasta el día 20, cuando está anunciada una jornada de lucha de los sindicatos de funcionarios. Los de estudiantes, que ayer ya habían conseguido paralizar quince universidades, esperan sumarse a los conflictos buscando un efecto bola de nieve contra el Gobierno. Hasta hoy, la contestación estudiantil parece limitada y minoritaria. Los sindicatos menores no consiguieron la anunciada extensión del conflicto. Y la SNCF teme y denuncia los llamamientos estudiantiles, poco o nada seguidos, a la toma y bloqueo de estaciones de ferrocarril, fallidas ayer, convocadas de nuevo para hoy. Analistas y sociólogos perciben imprevisible hasta hoy, la multiplicación de conflictos sectoriales. Stéphane Rozès, director general del instituto de opinión CSA, comenta: El peligro para Sarkozy está precisamente en la suma de movimientos de distinta naturaleza que, juntándose, podrían conseguir imponer una crisis general Desde otra óptica Jacques Marseille, catedrático de his- Concentración de conflictos Los sindicatos de estudiantes paralizaron ayer quince universidades, pero no se sumaron en todas toria de la economía en La Sorbona, resume de este modo el alcance de la crisis en curso: Este martes y los próximos días serán decisivos. O Francia toma el rumbo de una nueva República más justa y más solidaria, o bien sigue hundiéndose en un declive mortal, víctima de una temible coalición de egoísmos y penalizada por la cobardía de sucesivos gobernantes Nicolas Baverez, historiador, insiste: Gobernar es asumir el riesgo de la impopularidad. La política más ruinosa sería prolongar el inmovilismo de los últimos veintitantos años bajo las presidencias de Mitterrand y Chirac Eric Le Boucher, economista, agrega: ¿Hay paralelismos entre esta huelga contra Sarkozy y las huelgas de los años 80 contra Margaret Thatcher? Las situaciones son muy distintas, pero los objetivos de Thatcher y Sarkozy son los mismos: acabar con el declive nacional, devolver el dinamismo a la economía, recompensar el mérito y el trabajo