Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA Quinto aniversario de la catástrofe del Prestige MARTES 13 s 11 s 2007 ABC La Policía busca en Lanzarote a una joven dominicana de dieciocho años ERENA CALVO LAS PALMAS. Mi niña, yo me marcho ya, vaya con Dios Fueron las últimas palabras que dirigió Hilma Altagracia Pérez a su hija Yuliza Antonia Pérez antes de que ésta desapareciera. Eran las nueve de la mañana del pasado jueves. Desde entonces la joven dominicana de 18 años no ha vuelto a dar señales de vida. La chica, que reside en Arrecife (capital de Lanzarote) desde hace seis meses, ese día no tenía pensado ir a la peluquería donde trabajaba. Le pedí que fuera al cajero y sacara 60 euros para mandarlos a Santo Domingo Nunca sacó esa cantidad, cuenta al otro lado del teléfono su madre. Desde el viernes un amplio dispositivo de la Policía Nacional busca alguna pista para encontrar a la chica. Han estado sondeando el entorno de Yuliza, que se reduce prácticamente a su familia y a la gente de la peluquería porque llevaba poco tiempo aquí y no salía mucho cuentan a este periódico fuentes cercanas a la investigación. La chica vivía con su madre y la pareja de ésta en la calle Mina de la Urbanización Los Geranios. Entre los investigados, explica la Policía, se encuentra también un joven de la isla con el que Yuliza chateaba frecuentemente y algunos otros jóvenes de la comunidad dominicana con los que estaba en contacto Su madre descarta que la niña se haya ido por su propio pie No llevaba consigo más que la tarjeta de crédito de Hilma; dejó en casa toda su documentación Tras su desaparición, se ha activado un fuerte control en puertos y aeropuertos del Archipiélago, para evitar que salga de las Islas. Mientras, en Lanzarote, los agentes que se encargan de la investigación tratan de localizar los sitios por donde se movía Atormentada por la desaparición de la joven, la familia ha recurrido a videntes que la sitúan en algún prostíbulo del sur de Lanzarote. Sin resultados, allegados de Yuliza trataron de encontrarla visitando algunos locales de la zona. En el momento de su desaparición, la joven- -de ojos marrones y 1,75 metros de estatura- -vestía camiseta verde, pantalones azules, y zapatillas y bolso blancos. Es la cuarta desaparición en las Islas en los últimos 16 meses, después de las de Sara Morales, Yeremi Vargas y la chilena Fernanda Urzúa, encontrada muerta. El petrolero chatarra El Prestige navegaba desde el Canal de la Mancha con su máquina en situación de emergencia; desde 1995 sus revisiones fueron negligentes y algunas inspecciones ni constan; desde 2000 era un buque almacén con viajes de menos de cinco días CRUZ MORCILLO MADRID. Hace cinco años el Prestige lanzaba un may day frente a Finisterre y traía el fantasma de la peor marea negra vivida. Las investigaciones de la Administración demuestran que el petrolero estaba en una situación estructural crítica límite mucho antes de salir de San PetersburgoVentspils para su viaje final tal y como sostiene la documentación aportada a los juzgados de Corcubión y Nueva York donde se dirimirán las responsabilidades del desastre calculadas en 1.000 millones. En el informe de casi 500 folios, un extracto del cual fue presentado por España a la Organización Marítima Internacional en 2005, se afirma que las inspecciones, que son los medios empleados para controlar el estado del buque, fallaron. Esto permitió que (el Prestige siguiera navegando aun hallándose en una situación de falta de navegabilidad, simplemente porque en realidad las inspecciones no se realizaron con el rigor que exigen las normas En el documento se repasa la situación estructural del petrolero- -las reparaciones, la auditoría de la Asociación Internacional de Sociedades de Clasificación y el informe técnico de la clasificadora ABS- la situación operativa, el clima que había y el vertido inicial (más del 30 por ciento de la carga total se vertió al mar antes del 14) El resumen de la Administración Marítima Española es que la cadena de errores, omisiones y negligencias en las inspecciones al Prestige fueron determinantes de la condición crítica en la que se encontraba y en consecuencia del desenlace final La costa española estaba gravemente amenazada y sus autoridades adoptaban medidas para protegerla sin disponer de información veraz sobre el estado real del buque ¿Por qué esa información no era real? Entre otros aspec- El Prestige poco antes de hundirse el día 19 de noviembre de 2002 tos gracias a ABS, la sociedad que dio el visto bueno al petrolero para navegar cuando nunca debió salir de puerto. Las reparaciones llevadas a cabo entre 1995 y 1996 en Constanza (Rumania) ya afectaron a elementos estructurales críticos (tanques de lastre 3 de babor y estribor) El informe- -asegura la Administración- -está plagado de errores (se han detectado 31) No se hizo ninguna prueba hidrostática o neumática de los tanques. Cinco años después en Guangzhou (China) pasó la revisión de los 25 años de servicio. Otra vez elementos estructurales en los mismos tanques, con la sorpresa de que hubieron de reemplazar el 50 del material reparado cinco años antes. Las renovaciones se hicieron con planchas y refuerzos infradimensionados lo que afectó de forma gravísima y decisiva a la seguridad del buque Tanto los inspectores de China, como el que intervino en Dubai en 2002 encontraron en estado satisfactorio elementos de los que el buque carecía El informe de ABS, dice la Administración española, trata de justificar que la estructura del barco estaba en perfecto estado el 13 de noviembre y que la causa del deterioro final fue exclusivamente su exposición a las cargas ambientales de los días posteriores. Varios faxes del 11 de noviembre- -cuando el petrolero navegaba por el Canal de la Mancha- -acreditan que lo hacía con su máquina en condición de emergencia situación en la que al menos se encontraba desde cinco meses antes durante su estancia en Kalamata (Grecia) recién inspeccionado en Dubai. La derrota seguida por el barco es propia de un buque que va sufriendo paradas intermitentes en su máquina y, de hecho, navega a muy baja velocidad porque el regulador del motor principal va desconectado. El Prestige debía llevar remolques de emergencia a proa y a popa que pudieran ser utilizados en caso de emergencia. El de popa no existía, según el propio capitán, y en la proa sólo había cadena De hecho, la actividad del petrolero de los últimos años fue la de buque almacén de fuel oil en la zona del Golfo Arábigo y San Petersburgo, realizando viajes cortos a puertos cercanos al parecer con un flete por debajo del coste medio de mercado. La mala vida del barco propició un elevado y acelerado grado de corrosión de su estructura y le benefició para que se le realizaran pocas inspecciones diferentes a las programadas por la clasificadora, las del Estado de bendera (Bahamas) o las de su propia tripulación. Ni olas gigantes ni viento huracanado, sólo Galicia No hay evidencia de olas gigantes en la zona del siniestro el 13 de noviembre. Ni la magnitud de las alturas de ola, ni la intensidad del viento medio y de ráfaga pueden calificar la situación climática como de condición extrema o inusual para la zona y época del año El estudio de clima maritímo del Centro de Estudios de Puertos y Costas es así de contundente; en él se analizó el clima al que tuvo que hacer frente el buque por el Mar del Norte, el Golfo de Vizcaya y la costa noroeste gallega (del día 8 al 15) Más información sobre el Prestige http: www. fomento. es