Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 DEPORTES Primera división s Duodécima jornada LUNES 12 s 11 s 2007 ABC Partidazo y pegada de pesos pesados El Real Madrid responde con grandeza a una brillante reacción del Mallorca, que igualó dos ventajas blancas y se puso por delante ENRIQUE ORTEGO MADRID. Es imposible pedirle más a un partido de fútbol. El Real Madrid- Mallorca lo tuvo absolutamente todo. ¡Grandioso! Siete goles y media docena más de ocasiones claras, alternativas en el marcador, dos equipos que se olvidaron de tácticas y zarandajas y se pusieron a intercambiar ataques con la pegada de dos pesos pesados de los de antes. Admirable cómo el Mallorca igualó en dos ocasiones y se llegó a poner por delante. Y maravilloso cómo el Madrid reaccionó para dar la vuelta al resultado con otros dos tantos a cual más bello en su elaboración y ejecución. La Liga se está abonando a estos partidos trepidantes con resultados apretados y con guarismos elevados. Están muy cercanos el Atlético- Sevilla, el Atlético- Villarreal. Pronto, muy pronto, se vio que el duelo prometía. No es el Mallorca un equipo miedoso. A su entrenador le gusta el buen fútbol y con esa didáctica forma que tiene de expresarse convence a sus hombres de que jugando bien y al ataque se llega a la victoria con más posibilidades que especulando y defendiendo. A los tres minutos, Pereyra fallaba un cabezazo en el área pequeña completamente solo en el acostumbrado despiste defensivo de los blancos al principio de los partidos. Dos minu- Real Madrid Mallorca 4 3 Real Madrid (4- 3- 3) Casillas; Torres, Cannavaro (Pepe, m. 46) Heinze, Marcelo; Sneijder (Higuaín, m. 74) Gago, Diarra; Raúl, Van Nistelrooy y Robinho (Drenthe, m. 88) Mallorca (4- 4- 2) Lux; Héctor, Ballesteros, Nunes, Navarro; Varela (Víctor, m. 90) Basinas, Pereyra (Valero, m. 51) Ibagaza; Arango (Webó, m. 77) y Güiza. Árbitro: Fernández Borbolan. Mostró tarjeta amarilla a Varela, Diarra e Higuaín. Goles: 1- 0. m. 12: Robinho. 1- 1. m. 15: Varela. 2- 1. m. 21: Robinho. 2- 2. m. 37: Varela. 2- 3: m. 58: Güiza. 3- 3. m. 63: Raúl. 4- 3. m. 73: Van Nistelrooy. El árbitro ayudó al Madrid tos después, Heinze tocaba el balón con la mano dos veces y el árbitro no se daba por aludido. Fue un penalti clarísimo, pero Fernández Borbalán y su juez de línea ni se enteraron. Una muestra de lo que después iban a hacer el resto del partido. Con mucho fueron los peores sobre el campo. Estaba ya el partido abierto de par en par. Luminoso a pesar de que ya era noche cerrada en el Bernabéu, cuando Robinho se inventó la primera genialidad del largo repertorio ofrecido ayer. Sólo le faltó sacar el centro y rematarlo. De hecho lo hizo, pero por el camino dejó un taconazo a Marcelo, que fue quien le puso el balón en la cabeza finalmente. Una obra de arte. No fue la última de la tarde- noche. No cavó el Mallorca un zulo en el césped para enterrarse. Ni mucho menos. Tres minutos después ya había empatado. Pase perfecto en diagonal de Ibagaza, error de Marcelo y gol de Varela. Ahora le tocaba golpear al Madrid y no esperó mucho. Otros dos minutos. Jugada de carambola en el área balear y el balón cae en los pies de Robinho, que en fuera de juego, marca. Fue una acción muy rápida y otra vez ni el árbitro, ni el otro juez de línea se enteraron de la posición antirreglamentaria del brasileño. Por momentos el Madrid se adueñó de la situación. Su presión, muy arriba, hacía mucho daño al Mallorca. Manzano retocó su equipo. Mandó a Ibagaza al centro, como segundo delantero, y desplazó al inoperante Arango a la banda izquierda. Le dio resultado. Varela agarró un derechazo desde 25 metros que Casillas ni vio. Sneijder e Ibagaza disputan el balón en el centro del campo Si la primera parte fue rica en todos los elementos que se le pueden pedir, la segunda subió de intensidad. Pepe reapareció por Cannavaro y Manzano volvió a mover pieza. Observó que su equipo perdía fuerza en el centro y sacó a Valero por Pereyra. Un cambio de corte ofensivo que encontró el fruto en el inmediato gol de Güiza. desaparecido hasta entonces, pero que cazó con maestría el balón que le cayó de rebote. El Madrid no pareció inmutarse. Está casi acostumbrado a esta clase de partidos. Podría decirse que disfruta en situaciones extremas. Echó de menos a Sergio Ramos. La banda derecha estuvo siempre coja en ataque, aunque Torres cumpliera defensivamente. Otra genialidad de un Robinho que ninguneó a Héctor supuso el empate, obra de Raúl, que sólo tuvo que empujar. Y fue Raúl quien le dio a Van Nistelrooy el balón del cuarto en una jugada que ya han repetido en varias ocasiones con el premio del gol. Tampoco se paró el duelo con ese séptimo tanto. Los dos equipos siguieron atacando. El Mallorca no renunció a empatar, ni el Madrid a sentenciar. El partido finalizó con la misma belleza que comenzó, con el balón de área a área y el aficionado relamiéndose de gusto. Así jugó el Real Madrid Casillas: bien. Torres: bien. Cannavaro: regular. Heinze: bien. Marcelo: regular. Sneijder: bien. Gago: bien. Diarra: bien. Raúl: muy bien. Van Nistelrooy: notable. Robinho: muy bien. Pepe: bien. Higuaín: regular. Drenthe: sin calificar. El técnico. Schuster: notable. Que el equipo defienda con la zaga adelantada y presione muy arriba es mérito suyo. También que tenga agresividad y confianza en la victoria. Lo mejor: creó muchas ocasiones. Lo peor: indecisiones atrás. Así jugó el Mallorca Lux: bien. Héctor: mal. Ballesteros: bien. Nunes: notable. Navarro: regular. Basinas: notable. Pereyra: regular. Varela: muy bien. Ibagaza: notable. Arango; mal. Güiza: regular. Valero: bien. Webó: regular. Víctor: s. c. El técnico. Manzano: notable. Tiene en sus manos un equipo con oficio y buen gusto futbolístico. Apostó por los dos medios centro de corte defensivo para frenar al medio campo rival, pero el resto miró siempre al frente. Lo mejor: su ambición y sentido. Lo peor: su lateral Héctor. Robinho o el desequilibrio Heinze trata de parar un ataque de Arango IGNACIO GIL