Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 CIENCIAyFUTURO MEDIO AMBIENTE LUNES 12 s 11 s 2007 ABC Ecobreves Naturaleza La situación de los buitres se agrava en España, hasta ahora su gran refugio Las poblaciones de buitres se están reduciendo a causa del hambre en la mitad Norte y en el Este de España, dos de las principales reservas mundiales de estas aves carroñeras. Y todo ello ocurre en un momento en el que los datos que llegan desde otras regnes del planeta son alarmantes, según asegura a Efe José Fernández, presidente del Fondo para el Refugio de las Hoces del Riaza, con sede en la citada población segoviana. Fernández explica que las últimas expediciones al Norte de África no han encontrado ni un solo nido de buitres. Contaminación El 75 de los españoles, dispuestos a comprarse un coche que sea híbrido Un 75 de los conductores españoles dicen que estarían dispuestos a comprarse un coche híbrido por su escaso nivel de emisión de gases contaminantes, lo cual evidencia su creciente preocupación por el medio ambiente sobre otros aspectos más frívolos como la percepción social o la estética, según El Observador del Automóvil 2008 Sin embargo, y aunque cada vez son más los automovilistas que se declaran ecológicos la mayoría de ellos optan por un utilitario menos eficiente a nivel de emisiones, pero con un bajo consumo de combustible. Wang Canfa, al lado de las incontables bolsas de basura que se acumulan junto al bloque de apartamentos en el que trabaja HÉROES DEL MEDIO AMBIENTE s WANG CANFA VOZ DE VÍCTIMAS CHINAS DE LA CONTAMINACIÓN Profesor de Derecho, creó en 1999 la primera línea de atención a las víctimas de la polución en China, a las que asesora en los tribunales para que sean indemnizadas TEXTO Y FOTO: PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. En China mueren cada año 400.000 personas por la contaminación y muchos millones más sufren los efectos de la tremenda degradación medioambiental que afecta al gigante asiático debido a su extraordinario crecimiento económico. Como consecuencia de su imparable proceso industrializador, el 70 por ciento de los ríos y grandes lagos del país están seriamente contaminados y la lluvia ácida afecta ya a un tercio de la superficie nacional, incluyendo vastas extensiones de cultivos, y a la mitad de sus 696 grandes ciudades. Para que la fábrica global siga creciendo y produciendo a pleno rendimiento, necesita un constante suministro de energía. El 70 por ciento de la electricidad producida en China procede de la quema de carbón en plantas térmicas, lo que ha generado una espesa neblina que impide que se vea el sol en las industrializadas provincias de la costa. Contra este apocalíptico destino, provocado por una mentalidad propia de la Revolución Industrial que ha primado el crecimiento económico sobre la sostenibilidad, lucha Wang Canfa, un profesor de la Universidad de China de Ciencias Políticas y Derecho que fundó en 1998 el Centro para la Asistencia Legal a las Víctimas de la Contaminación (CLAPV en sus siglas en inglés) Una labor ingente Alrededor de 30.000 personas han recibido ayuda legal gracias a la iniciativa creada por Canfa. El CLAPV ha formado en cuestiones medioambientales a 262 abogados, 189 jueces y 21 responsables oficiales. Entre los casos más notorios que ha defendido, destaca el de 1.721 campesinos de Pingnan, en la provincia de Fujian, que demandaron a una planta química por contaminar el aire. Meteorología España liderará un sistema mundial para predecir las tormentas de polvo La Organización Meteorológica Mundial ha impulsado un sistema global de predicción y alerta de tormentas de polvo, aún en fase de desarrollo, en el que España ocupará un papel relevante como centro de información de estos fenómenos para el área de Europa, África y Oriente Próximo. Un centenar de científicos de todo el mundo, que acaban de reunirse precisamente en Barcelona, acabarán de perfilar este sistema mundial de predicción, que podría estar operativo entre los años 2010 y 2012. Su constitución menuda no le impide enfrentarse con los gigantes empresariales más sucios del país A pesar de las trabas, tiene la esperanza de que el Gobierno acabe con la contaminación en un plazo de 20 años yes medioambientales vigentes desde 1979. Así ocurrió en Panzhihua, un pueblo de la provincia sureña de Sichuan donde una planta química estatal llevaba desde 2002 vertiendo sus desechos en el río Yalong, un afluente del Yangtsé, y causando problemas respiratorios a los 23.000 vecinos de la zona. Tras un accidente registrado el pasado 1 de octubre, que causó decenas Pobres campesinos Poco después, el 1 de noviembre de 1999, puso en marcha la primera línea caliente de atención telefónica a dichas víctimas. Desde entonces, su ONG ha investigado 108 casos de polución y ha llevado a juicio 89 de esos incidentes, de los cuales ha ganado un tercio, ha perdido otros tantos y está a la espera de conocer la sentencia en el resto. En total, el CLAPV ha ayudado a unas 30.000 personas, la mayoría pobres campesinos que carecían de recursos económicos y de educación para denunciar los auténticos desastres ecológicos que estaban contaminando sus tierras y matándoles a sus animales y a ellos mismos, a pesar de las le- de afectados por una nube tóxica, la Administración Estatal para la Protección del Medioambiente (SEPA) ha ordenado clausurar dicha fábrica y revisar las denuncias interpuestas por CLAPV en nombre de 6.091 vecinos. Hasta ahora, todas esas demandas habían sido rechazadas por los tribunales, que no se suelen atrever a condenar a las empresas gestionadas por el régimen comunista porque el beneficio estatal está por encima de la protección ecológica y del bienestar del individuo. A veces los gobiernos locales no nos dejan que investiguemos algunos casos explica a ABC Wang Canfa en la oficina de su ONG, enclavada en un desvencijado bloque de apartamentos en cuya puerta se acumulan montañas de basura. Pero desde este humilde despacho logró una indemnización de cinco millones de yuanes (458.596 euros) para 79 familias de la ciudad de Yancheng, en la provincia de Jiangsu, que se habían visto afectadas por la contaminación que sufría la reserva de agua de Shilianghe. La polución es uno de los principales problemas de China advierte el activista, a quien su constitución menuda no le impide enfrentarse con los gigantes más sucios del país. A pesar de todas las trabas, confía en el Gobierno y en su concepto científico de desarrollo para que acabe con la contaminación en un plazo de veinte años Más información: http: www. clapv. org