Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 12- -11- -2007 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo 73 Hombres biónicos más humanos Las prótesis artificiales que se controlan con el pensamiento se perfeccionan y mejoran sus movimientos N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Cogen al vuelo una pelota, escriben con un lápiz, cortan con naturalidad un filete y agarran herramientas, sin problemas. Una docena de personas con los brazos amputados han vuelto a hacer acciones cotidianas que les resultaban imposibles con las prótesis convencionales. Ahora llevan brazos biónicos que controlan con el pensamiento. Sus nuevos brazos de metal y plástico responden a las órdenes de sus cerebros, como si fueran un miembro más. El éxito no es sólo de una prótesis de alta tecnología sino de una cirugía que manipula y recoloca ciertos nervios, llamada técnica de reinervación muscular. Todd Kuiken, del Instituto de Rehabilitación de Chicago, en Estados Unidos, es el responsable del milagro Hace dos años presentó su primer caso. Y ahora ha publicado la primera serie de pacientes en la revista Journal of Neurophysiology Con su estudio se descarta que los brazos biónicos sean una idea más cercana a la ciencia ficción. Además se demuestra que se les puede sacar más partido de lo que se pensó en un primer momento. El artículo recoge cuatro nuevos casos en los que la técnica ha mejorado para dar nuevos movimientos en la muñeca, la mano y el brazo. Los brazos biónicos pesan unos 5 kilos. Son más aparatosos que las prótesis convencionales. Pero, a cambio, logran una perfecta conexión entre cuerpo y máquina La cirugía redirige los nervios encargados de mover el brazo desde los hombros de los pacientes. El final de los nervios que deberían ir hacia el brazo se conecta con los músculos del pecho de los pacientes. Después, los electrodos situados en la superficie del tórax se encargan de enviar las señales que controlan la prótesis. Con esta cirugía se engaña al cerebro. Tanto que no sabe si estos nervios están conectados a un músculo o a otro dispositivo. Si a estos hombres y mujeres biónicos se les toca en ciertas partes del pecho, sienten que alguien les está tocando el dedo meñique o pulgar. En los primeros casos, esta técnica Claudia y Jesse, dos de los primeros mutilados en recibir un brazo biónico, enseñan sus posibilidades permitió a los pacientes abrir y cerrar la mano, así como doblar y estirar el codo de una forma natural. Hasta la fecha doce personas han pasado por esta operación. Y la técnica se perfecciona. En el estudio que hoy se publica, la Universidad de Chicago cuenta los cambios que han introducido en cuatro pacientes para dotarles de hasta 16 movimientos diferentes en el codo, muñeca, dedos... Además de manipular los nervios principales se alteraron los residuales. Cuando alguien pierde su brazo, pierde también el motor: los músculos y los elementos estructurales de los huesos. Pero el control de la información debería permanecer en los nervios residuales explica Todd Kuiken. De momento, los pacientes y el centenar de electrodos colocados sobre los músculos del tórax han identificado las señales asociadas con los nuevos movimientos. El próximo paso es utilizar esa información para programar los nuevos movimientos en el microprocesador del brazo artificial. La Universidad de Chicago ya ha comenzado a trabajar con centros médicos del Ejército americano para ayudar a los soldados mutilados. Lo que aún no saben los investigadores es si su técnica será eficaz ABC 16 nuevos movimientos La cirugía engaña al cerebro al redirigir los nervios. Cuando a los pacientes se les toca en el pecho, perciben su sensación en el brazo o en la mano en personas que lleven años amputados. Hasta la fecha han operado a personas entre 9 y 15 meses después del accidente que les provocó la mutilación. En ese tiempo las rutas neuronales permanecen intactas. Más información en: http: www. lifelines. tv Rutas neuronales intactas Soria anuncia un plan para abaratar la cesta de la compra de los celíacos ABC MADRID. El ministro de Sanidad, Bernat Soria, anunció ayer un nuevo plan para apoyar a los enfermos celíacos e intolerantes al gluten. Aún por detallar, el nuevo proyecto prevé mejorar el etiquetado de los alimentos para garantizar la ausencia de gluten en los productos aptos para celíacos así como reducir su elevado precio. El plan abaratará la cesta de la compra de las familias. Será una medida pionera en Europa aseguró ayer. Los celíacos tienen en la dieta su única terapia. Si la cumplen de por vida, es como si la enfermedad no existiera, pero la toma de alimentos elaborados con trigo, cebada, centeno o avena produce una lesión grave en el intestino delgado. Las familias que tengan a su cargo a un celíaco, ya no tendrán que comprar productos extranjeros para asegurarse que no tienen gluten dijo Soria. Se calcula que en galletas, pasta y pan, estas personas gastan 400 euros más al año que quienes no son celíacos.