Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID LUNES 12 s 11 s 2007 ABC Un muerto y una herida muy grave cuando volvían, en microbús, de una boda ABC MADRID. Un hombre resultó muerto, una mujer herida muy grave y otras cuatro heridas de carácter menos grave cuando el microbús en que viajaban colisionó contra un guardarraíl. Los heridos, y el resto de viajeros del vehículo, 17 en total, eran familiares y volvían a Galicia tras asistir a una boda en Madrid. El fallecido, de 35 años de edad, sufrió una parada cardiorrespiratoria que acabó con su vida a las puertas del hospital Gregorio Marañón, donde estaba siendo trasladado con pronóstico muy grave, tras el accidente. La otra herida muy grave tiene 38 años. Tanto ella como el fallecido salieron despedidos del microbús hasta un talud de unos cuatro metros cuando éste colisionó contra un guardarraíl. El suceso tuvo lugar sobre las ocho menos cuarto de la tarde, en la salida de la carretera M- 31 a la M- 40, en Madrid. La colisión se produjo con el lateral izquierdo del vehículo. Sanitarios del Samur- Protección Civil acudieron al lugar de los hechos y estabilizaron a los heridos, a los que trasladaron hasta el hospital Gregorio Marañón. Además del fallecido y la mujer ingresada con carácter muy grave, otro hombre de 77 años quedó atrapado en el interior del microbús y tuvo que ser rescatado por los bomberos y llevado al hospital con pronóstico leve, igual que un joven de 14 años que ingresó con pronóstico moderado. Otras dos mujeres, de 73 y 65 años, fueron trasladadas al Doce de Octubre y al Gregorio Marañón también con pronóstico moderado. Tanto los heridos como sus familiares recibieron ayer atención de un equipo de psicólogos del Samur. Mata a su pareja de diez puñaladas e intenta suicidarse lanzándose al vacío Podría quedar parapléjico al saltar desde un segundo piso en el polígono de las Mercedes M. J. A. Ep MADRID. ¡He matado a mi mujer, he matado a mi mujer! Así gritaba ayer, hacia la una de la madrugada, un hombre que yacía en los jardines de un bloque de apartamentos situados en el número 13 de la calle de Belfast, en el distrito de San Blas, en las Mercedes. Los vecinos y el portero habían escuchar voces y golpes poco antes. Las investigaciones apuntan a que este hombre fue el responsable de matar, con diez cuchilladas, a su pareja, una joven brasileña de 28 años de edad, Francieli da Silva. Después, el presunto asesino intentó suicidarse, saltando por el balcón de la vivienda en la que residía, una segunda planta. La caída no le provocó la muerte, pero podría dejarlo parapléjico, inmovilizado de por vida en una silla de ruedas. Hacia las 01.10 horas de la madrugada del domingo, el 091 de la Policía Nacional recibía una llamada de un hombre de 30 años, extranjero, que informaba de lo sucedido. Miembros del Summa se desplazaban también hacia el lugar tras recibir otra llamada en las que se les informaba del salto al vacío de una persona desde una segunda planta. Finalmente, fue el Cuerpo de Bomberos quien accedió a la vivienda. Allí encontraron, en medio de un gran charco de sangre, a esta joven brasileña, que presentaba 10 heridas de arma blanca en abdomen y tórax, así como varios traumatismos en la cabeza, según informaron fuentes del Samur. Los servicios de emergencia desplazados a la urbanización del distrito de San Blas no pudieron hacer nada por salvar su vida. Tras media hora de actividad reanimatoria, el médico certificó su muerte. Pa- Los equipos sanitarios realizaron sin éxito maniobras de reanimación durante 30 minutos EMERGENCIAS MADRID A varios hospitales La mujer, una brasileña de 28 años, no había presentado nunca ninguna denuncia por malos tratos Cuando llegaron los Bomberos, la joven presentaba 10 heridas de arma blanca en abdomen y tórax ralelamente, otro equipo sanitario del Suma trasladaba a su pareja, herida de gravedad, al Hospital Ramón y Cajal. Un poco antes, el presunto asesino había confesado a los agentes de Policía que él era el responsable de la muerte. El conserje de día de la urbanización, Santiago López, explicó a Ep que fue su compañero de noche y un vecino del in- mueble quienes escucharon voces y un golpe y, al acercarse, vieron al hombre ya tendido en el jardín que se había tirado por la ventana El presunto agresor, al que describió como alto y fuerte les dijo que había matado a su mujer tras informarles del piso donde se alojaban. Cuando subieron vieron la puerta cerrada, por lo que llamaron a la Policía. Una vecina indicó que la pareja era poco conocida en la urbanización, al tratarse de un complejo de apartamentos turísticos compuesto por cuatro bloques de cinco alturas, con 11 pisos en cada una de ellas, en el que lo habitual es que se hospeden visitantes o pilotos por la cercanía al aeropuerto La mujer no había presentado ninguna denuncia por malos tratos contra él, ni existe ninguna orden judicial de alejamiento, según un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. El vicepresidente y consejero de Justicia de la Comunidad, Alfredo Prada, condenó de manera contundente el asesinato y anunció que el Ejecutivo prestará ayuda a la familia de la fallecida