Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA LUNES 12 s 11 s 2007 ABC La CE quiere un regulador europeo de telecos y separar las redes del servicio Las empresas rechazan la propuesta porque creen que pondría en riesgo las inversiones MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. La comisaria europea de Telecomunicaciones, Viviane Reding, quiere que haya más competencia en el sector del que se ocupa, en línea con la tendencia que sigue toda la Comisión Europea. Para conseguirlo, y animada por el éxito de la rebaja de precios que impulsó en el uso del móvil en itinerancia roaming en inglés) tiene intención de presentar mañana una batería de medidas que ya ha recibido el rechazo frontal de las principales empresas del sector. De entrada, la comisaria quiere que se cree un Regulador Europeo de Telecomunicaciones que vigile la evolución de los mercados y, sobre todo, que tenga derecho de veto respecto a operaciones corporativas o pactos para fijar los precios de determinados servicios, como sospechaba la comisaria que había ocurrido en el caso de los precios del móvil en itinerancia. La patronal de las grandes empresas del sector, European Telecommunications Network Operators Association, ya ha asegurado que un exceso de regulación ex ante puede poner en riesgo las inversiones a largo plazo y, por tanto, la competitividad del sector. Además de este superregulador, que acabaría con el actual intervencionismo de los distintos Gobiernos en sus respectivos reguladores nacionales, Bruselas quiere la mayor, es decir, la separación funcional entre las redes y el servicio, lo que supone un ataque directo a las grandes empresas europeas de este sector, en su mayoría herederas de antiguos monopolios, que son propietarias de las redes y también prestan el servicio en calidad de operadoras. Las empresas sostienen que esta integración vertical es precisamente la llave que permite garantizar las inversiones del sector, con lo que si obliga a las empresas a desprenderse de alguna de las dos actividades se pondría en riesgo el futuro. Además, añaden que esta separación funcional pondría en riesgo el desarrollo de la denominada última milla ya que si las empresas no tienen incentivos suficientes en forma de beneficios no desarrollarán esta parte de la red que es fundamental, ya que es la que conec- Funcas avisa de que el sistema de pensiones entrará en déficit en 2029 ABC MADRID. El sistema de la Seguridad Social seguirá obteniendo superávit en la próxima década, pero entrará en déficit en 2029, situación que podrá ser neutralizada parcialmente por el Fondo de Reserva, que hacia 2027 contará con unas dotaciones equivalentes al 28 del PIB. Sin embargo, los sucesivos déficit del sistema irán reduciendo la hucha de las pensiones que comenzará a ser negativa en 2043. Así lo advierte el profesor Javier Alonso Meseguer en un artículo publicado por la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) y en el que se precisa que el gasto en pensiones podría alcanzar el 14,48 del PIB en 2048, con un déficit del 4,19 En 2060, la deuda podría ascender al 67 del PIB. Estas proyecciones retrasan la entrada en déficit del sistema unos 15 años respecto a previsiones anteriores, pero, según Funcas, esto no evita que a largo plazo se observen problemas de financiación del sistema. Ello se debe a que los problemas estructurales que ya se hacían notar en las primeras proyecciones apenas han sufrido variaciones. Dichos problemas, señala el profesor Alonso, tienen que ver con el envejecimiento de la población y con el exceso de generosidad que existe en España a la hora de calcular la pensión. Viviane Reding, comisaria europea de Telecomunicaciones ta la gran infraestructura con el domicilio del abonado. La tesis del Ejecutivo comunitario, que se aplica tanto en telecomunicaciones como en el sector energético, es que si una empresa es propietaria de una infraestructura y, a la vez, comercializa el servicio, dificultará todo lo que pueda la entrada a la competencia con lo que, al final, los consumidores pagarán precios más altos. En medio de estas dos posturas enfrentadas algunos expertos independientes del sector creen que el hecho de que un regulador controle el acceso a la EPA EUI: sí al regulador de la red red, en lugar de las empresas propietarias, no conllevaría problemas para el sector. Es la tesis de un reciente estudio realizado por el profesor Steffen Hoering, de la European University Institute, en el que además sostiene que la regulación ex- ante puede aportar equilibrio al sector. Juan Velarde Fuertes UNA COMPLICACIÓN MÁS: LA INFLACIÓN CRECIENTE L La vital última milla as malas noticias sobre nuestra situación económica se multiplican. El endeudamiento exterior crece y la escasa competitividad de nuestra economía que acaba de calcular el Foro Económico Mundial nos sitúa en un lugar bajísimo. Al mismo tiempo, los mecanismos crediticios experimentan frenos al evidenciarse problemas en ciertas entidades financieras muy importan- tes norteamericanas, británicas, alemanas y suizas a causa de las hipotecas de alto riesgo. Además, la recuperación de los países europeos que son nuestros mercados esenciales, se entorpece por una continua revaluación del euro. Las cotizaciones internacionales de productos alimenticios ascienden verticalmente y las de hidrocarburos, en términos reales, al bordear el petróleo, la cotización de 100 dólares barril, alcanzan máximos históricos, lo que nos afecta muy especialmente, como consecuencia del parón nuclear, decidido en 1982. Un elemento esencial de nuestro crecimiento era la industria de la construcción, que frena su actividad. No parece absurdo que, por ello, de aquí a tres años, en las mejores condiciones de un aterrizaje suave, esto no vaya a rebajar el crecimiento del PIB al 1,5 ó 2 con un aumento de desempleo que en el mejor de los casos se- ría de 500.000 personas. Y, de pronto, aunque el horizonte estaba preñado de malos augurios en este sentido, el Índice de Precios de Consumo Armonizado del INE situó en octubre de 2007 su incremento interanual en un 3,6 España tiene una economía muy abierta, y como recordaba el profesor Fuentes Quintana en un momento de crisis parecido al actual, en su trabajo El modelo de economía abierta y el modelo castizo en el desarrollo económico de la España de los años 90 en la sesión de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas el 13 de diciembre de 1994, la prosperidad de una economía abierta como la nuestra requiere estabilidad de los precios. Esta cuestión es especialmente grave para España a causa de la inflación acumulada. Al contrario de lo que cree Inmaculada Rodríguez- Piñero, secretaria de Política Económi- ca y Empleo del PSOE, quien, según Negocio del 31 de octubre de 2007, mostró su satisfacción por el hecho de que el diferencial medio con la zona del euro se seguirá situando por debajo del registrado desde la entrada de España en la Unión Económica y Monetaria (UEM) desde 1999- -momento de ese inicio de la Eurozona- -a 2006, la inflación de la zona euro pasó de 100,0 a 118,4 y la española de 100,0 a 134,1 Con los datos de octubre, la inflación española desde que se constituyó la UEM, salta al 138,9 y la de UEM, a 121,5, con lo que el diferencial subió del 15,7 al 17,4, un empeoramiento notable. Y lo más grave todo es que las medidas de política económica que se adoptan simultáneamente a esa seria realidad son, o contraproducentes- -aumento del gasto público, incrementos salariales- o bien, aunque sorprende, no existen.