Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 12 s 11 s 2007 El mito del oasis catalán s La patronal se apunta al victimismo de Montilla ESPAÑA 25 El envite del empresariado catalán El Círculo de Economía presentará hoy el manifiesto La responsabilidad del empresariado catalán con el que este lobby cerrará filas en torno a las reclamaciones expresadas ya por Durán, Montilla y el presidente de la patronal catalana JOAN CARLES VALERO BARCELONA. El empresariado catalán ha abandonado su prudente posición de reclamar estabilidad, porque lo contrario perjudica a los negocios, para pasar a la reivindicación política de que se publiquen las balanzas fiscales territoriales. Pero esa petición no es nueva. Lo que ha cambiado es la coincidencia en el tiempo de las mismas reclamaciones políticas, primero del presidente de CiU en La Caixa, y luego del presidente catalán, José Montilla, en Madrid, que advirtió de que el desapego catalán puede ser irreversible También han cambiado las formas, ahora contundentes, incluso duras, como la intervención del presidente de la patronal catalana Fomento del Trabajo, Joan Rosell, que tilda de mentiroso a quien acuse a Cataluña de insolidaria y no lo demuestre tras recordar que su organización ya protagonizó en 1899 una huelga fiscal, aunque ahora aboga por insistir en la pedagogía. El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, el moderado Miquel Valls, al igual que Rosell, hace tiempo que denuncia que el Principado padece un déficit de infraestructuras como resultado de una programación de inversiones en los Prespuestos Generales del Estado (PGE) que desde 1992 siempre ha estado por debajo de lo que le correspondería a Cataluña por su número de habitantes o por su aportación al Producto Interior Bruto (PIB) nacional. Pero la queja más lacerante para el empresariado es la ejecución del PGE en Cataluña. Argumentan que en la última década ningún año ha superado dos terceras partes de lo presupuestado, de forma que cada cinco años, uno de inversiones ha quedado en blanco. El cambio de tono contrasta aún más si se compara con la reciente reclamación empresarial de un cambio de modelo de gestión aeroportuaria para El Prat, petición que ahora está en un segundo plano, tras el colapso ferroviario. En marzo de este año se diseñó un acto académico en el campus del IESE, en un claro remedo del denominado oasis catalán. Habrá que ver cómo se pronuncia hoy la plana mayor del Círculo de Economía, después de que en su última reunión de Sitges, celebrada a principios de junio con la participación del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, y el presidente de la Generalitat, José Montilla; el presidente del principal lobby económico catalán, José Manuel Lara, recibiera una bronca del líder nacionalista Josep Duran Lleida (CiU) porque, en José Manuel Lara su opinión, Lara se deshizo en elogios hacia el Gobierno tripartito de Montilla, del que dijo que es previsible y gobierna y que, por tanto, garantiza un clima de estabilidad que favorece el progreso económico. Duran añadió entonces que esa actitud del empresariado catalán le subleva porque en Sitges sólo se alzó una voz crítica, la del presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Rosell Miquel Valls, que instó a Zapatero a que dejara de prometer cosas que después incumple. Junto a Lara, hoy comparecerán los vicepresidentes del Círculo de Economía: Artur Carulla, presidente de Agrolimen; Antón Costas, presidente del consejo de Endesa en Cataluña; Josep Oliu, presidente del Banco Sabadell y Borja García- Nieto, presidente del grupo financiero Riva y García.