Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA LUNES 12 s 11 s 2007 ABC La imagen del Gobierno en EE. UU. lastra la elección de Sanz como jefe militar de la OTAN Su cortocircuito con Washington siembra de pesimismo las opciones del general español PALOMA CERVILLA MADRID. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero juega a partir de mañana una nueva partida en el tablero de la política internacional que, desde que los socialistas llegaron al poder en marzo de 2004, se ha saldado con un fracaso tras otro, rebajando y descubriendo suelo en el nivel del prestigio español en el exterior. El último fiasco sonado ha sido la escasa influencia del presidente del Ejecutivo para poder participar en las primeras negociaciones mantenidas con el Chad para la liberación de la tripulación española retenida por el caso de los niños secuestrados por la ONG francesa. Tuvo que ser el presidente francés, Nicolás Sarkozy, quien resolviera la crisis y trasladara a parte de los detenidos a España. Una semana después, el Ejecutivo trataba de recuperar la imagen con las gestiones realizadas para liberar a los tres aviadores que aún seguían presos en Chad. Igualmente, en la última cumbre europea, España no fue capaz de aumentar el número de representantes en la Cámara europea, que sí consiguió Polonia. El arriesgado órdago lanzado al presentar al jefe del Estado Mayor de la Defensa, teniente general Félix Sanz Roldán, a la presencia del Comité Militar de la OTAN, que se vota mañana y el miércoles, puede saldarse con un nuevo fracaso, salvo sorpresa de última hora, según las fuentes militares consultadas por ABC. La aspiración de España de presidir este importante organismo, cuyo cometido fundamental es la aprobación de los planes y directivas militares y que está formado por los jefes del Estado Mayor de la Defensa de los 26 países miembros, se produce en el peor momento posible. Fue el pasado mes de septiembre cuando el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, realizó el anuncio, coincidiendo con la petición de Estados Unidos de un mayor compromiso de los países que tienen desplegadas fuerzas en Afganistán, aumentando el número de soldados sobre el terreno. LOS TRES CANDIDATOS terizado por colaborar con Estados Unidos, que se muestra especialmente satisfecho por la forma en la que el país europeo participa en las misiones internacionales actualmente en curso. En Afganistán, cuenta con 1.075 soldados. Pero en el caso de Polonia, hay un factor más que puede inclinar la balanza de los votos a su favor, como es el hecho de que ha ofrecido parte de su territorio para la instalación del escudo antimisiles, en el que tanto empeño han puesto los americanos. Ya existe la autorización definitiva, por lo que las posibilidades de apoyo de Estados Unidos aumentan cada día. Interés de España Giampaolo di Paola Este almirante nació hace 63 años y con 19 entró en la Academia Naval. Comandante de submarino hasta 1980. Entre 1994 y 1998 fue jefe de Política Militar para pasar ese año a ser jefe de Gabinete del ministro de Defensa. Tras ejercer desde 2001 como secretario general de la Defensa, el 10 de marzo de 2004 fue nombrado jefe del Estado Mayor de la Defensa. Félix Sanz Roldán Sanz Roldán, de 62 años, ocupa la jefatura del Estado Mayor de la Defensa española desde el 26 de junio de 2004, y entre otros destinos ha sido agregado militar en EE. UU. y ha estado en la representación española ante el mando de la OTAN para Europa (Shape) en Mons (Bélgica) Tiene experiencia en misiones internacionales. Franciszek Gagor Este políglota (habla ruso, inglés y francés además de polaco) tiene 56 años. Se graduó en 1973 en el Colegio de Oficiales de Infantería Mecanizada. En 2003 comandó la misión de observación de la ONU para Irak y en 2004 la misión de paz desplegada por la ONU en Siria. Desde el 27 de febrero de 2006 es el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas polacas. Candidaturas Dos meses después de presentar la candidatura, todo apunta a que el general español ocupa el tercer lugar en las preferencias de los países miembros y, sobre todo, de Estados Unidos, que elige el comandante supremo para Europa, actualmente el general John Craddock. Los otros dos candidatos que compiten con Sánz Roldán son sus homólogos de Italia y Polonia, el almirante Giampaolo di Paola y el general Franciszek Gagor, respectivamente. Aunque el excelente perfil personal y curricular del general Sanz Roldán tiene el respaldo americano, según indican las fuentes militares consultadas, no así lo tiene el Gobierno de Rodríguez Zapatero, al que se le achaca la poca colaboración en otros temas militares, como el caso de Afganistán. De hecho, el militar español se ha caracterizado por ser el hombre puente con Estados Unidos, después de la tensa situación creada por la retirada de las tropas de Irak. Sanz Roldán atesora un notable prestigio personal de hombre serio y con experiencia en la OTAN y ha desarrollado una parte de su carrera en Estados Unidos. A esta mala relación diplomática entre Estados Unidos y España, a pesar de los intentos del Gobierno socialista de hacer ver que la situación es de normalidad, hay que unir el retraso en la presentación de la candidatura de Sanz Roldán. Muchos países habrían comprometido ya sus apoyos a los candidatos italiano y polaco, que son mejor vistos por Washington. En el caso del italiano, a su favor juega su apoyo a la misión de la ISAF en Afganistán, atendiendo la petición que realizó la OTAN el pasado mes de mayo, al enviar más hombres y armamento. Italia mantiene 2.500 soldados en la zona, mientras que España supera escasamente los 700. Polonia también se ha carac- Sanz Roldán es un militar de prestigio bien visto en Europa y Estados Unidos, pero no así el Ejecutivo de Zapatero El candidato polaco tiene posibilidades, ya que este país ha ofrecido su territorio para la instalación del escudo antimisiles Los movimientos para posicionarse de cara a la votación de hoy y mañana se llevan realizado desde hace unos días en Bruselas. Los conocidos como milred (representantes militar permanentes de cada país en la OTAN, que se suman al embajador) se reúnen previamente a la cita de los jefes de Estados Mayor. Aunque difícilmente confirman o desmienten el apoyo a uno o otro candidato, las posiciones comienzan a clarificarse en el seno de estas reuniones. El actual presidente del Comité Militar de la OTAN es el canadiense Raymond Henault, cuyo mandato se ha prolongado durante más de dos años, después de sustituir al alemán Harald Kujat el 16 de junio de 2005. El interés del Gobierno español por conseguir este importante cargo militar en el exterior es tal que ha llegado incluso a introducir una enmienda en la Ley de la Carrera Militar para permitir que, en el caso de que Sanz Roldán salga elegido, pueda seguir manteniéndose en activo. Anteriormente a esta Ley, aprobada recientemente por el Congreso de los Diputados, el jefe del Estado Mayor de la Defensa que abandonara el cargo estaba obligado a pasar a la reserva. Una situación que no hubiera estado bien vista en la OTAN. Más información sobre el organigrama, las misiones internacionales y otros cometidos de la OTAN en www. nato. int Otros españoles en puestos internacionales El último nombramiento de relieve de militares españoles en el exterior se llevó a cabo el pasado 21 de septiembre, cuando el teniente general español Pedro Pitarch asumió el mando del Eurocuerpo, en sustitución del teniente general Delcour. El militar español ocupaba hasta entonces el cargo de jefe de la Fuerza Terrestre del Ejército. No es éste el único cargo en el exterior ocupado por militares españoles. El general de Brigada Alfredo Ramírez es el máximo responsable de la sección de Cooperación Cívico- Militar del Cuartel General de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) Esta sección es uno de los nueve departamentos en que se estructuró el nuevo cuartel general multinacional de la ISAF y es la encargada de gestionar la ayuda militar y la colaboración con las autoridades civiles y las organizaciones no gubernamentales. Igualmente, el próximo día 4 de diciembre, el general Ignacio Martín asumirá el mando internacional de la misión Althea- Eufor de la Unión Europea en Bosnia.