Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA El Rey se planta s Reacciones en Iberoamérica LUNES 12 s 11 s 2007 ABC Daniel Ortega, Evo Morales y Hugo Chávez en la cumbre de los pueblos una suerte de foro paralelo a la Cumbre Iberoamericana REUTERS Chávez acusa ahora al Rey de estar detrás del golpe de Estado que trató de derribarle Reagrupamiento del entramado bolivariano en torno al caudillo venezolano s Perú, Colombia y otros países apoyan a España LIBIO PÉREZ C. DE CARLOS CORRESPONSALES SANTIAGO DE CHILE BUENOS AIRES. Hugo Chávez persistió en su actitud de enfrentamiento con España e incluso llegó a acusar al Rey de estar detrás del frustrado golpe de Estado de abril del 2002. Ayer, en una conversación con periodistas en Santiago dijo: Ya que empezó el debate, señor Rey, responda, ¿sabía usted del golpe de Estado en contra de Venezuela, contra el gobierno democrático legítimo de Venezuela en el 2002? Chávez mencionó a Manuel Viturro, entonces embajador de España en Caracas, como uno de los que sabían de la conspiración en su contra. Y, textualmente, afirmó: Es muy difícil pensar que el embajador va a estar apoyando a los golpistas sin la autorización de Su Majestad. Ahora, ya me pregunto, en este momento, ¿será que el Rey sabía del golpe contra mí en el 2002 y por eso se enfurece porque digo que Aznar es un fascista? Me hago la reflexión, me digo ¡qué inocente! si era el mismo Rey el que dirige la política exterior El presidente de Venezuela concluyó: Ahora yo entiendo la furia del rey por esa pregunta, ¿por qué no te callas? Señor Rey, yo le digo lo siguiente: tenemos 500 años aquí y nunca nos callaremos. Mucho menos a la voz de un monarca El sábado, tras el choque con Don Juan Carlos, Hugo Chávez acudió a la paralela cumbre de los pueblos organizada por la izquierda chilena. Allí insistió: El Rey será Rey, pero no me puede hacer callar Después, en una universidad privada de la capital chilena, donde recibió un doctorado honoris causa, volvió a las andadas: Ningún jefe de Estado puede estar mandando a callar a otro dijo. Y añadió: Allá él, pero reclamo respeto porque yo soy también un jefe de Estado y electo democráticamente Alterado y todavía tratando de digerir el mal rato que él mismo provocó, Chávez recordó: No estaba hablando con el Rey (cuando se produjo el enfrentamiento) y él es tan jefe de Estado como yo lo soy Acto seguido, insistió en su triple reelección: La diferencia (con el Rey) es que yo soy electo, he sido electo tres veces con 63 por ciento (de los votos) Son tan jefes de Estado el indio Evo Morales como el Rey Juan Carlos de Borbón manifestó. Chávez volvió a expresas su malestar y reiteró: Ningún jefe de Estado puede estar mandando a callar a otro. A mí me dijeron después que al Rey tuvieron que agarrarlo, que se iba a levantar de su asiento, pero yo no lo vi comentó. El presidente venezolano habló en la cumbre de los pueblos durante dos horas, cantó tres canciones y hasta conversó por teléfono con el convaleciente presidente de Cuba, Fidel Castro. El dictador cubano, tras conocer lo sucedido en Santiago de Chile hizo públicas en el diario Juventud Rebelde sus Reflexiones título elegido para respaldar la figura de Hugo Chávez aunque se cuido de citar al Rey. Según Castro, la crítica de Chávez a Europa fue demoledora En el mismo artículo, Castro defiende a Daniel Or- Incontinencia verbal y canora tega y a Evo Morales al afirmar que el Che Guevara sentiría orgullo por los pronunciamientos de varios líderes, revolucionarios y valientes Otro de los protagonistas del escandaloso cierre de la Cumbre Iberoamericana, el sandinista Daniel Ortega, suspendió ayer su visita oficial a Perú después de que Alan García se solidarizara con España. No obstante, según Tomas Borge, otro histórico de la revolución sandinista que actualmente está al frente de la Embajada de Nicaragua en Lima, el Rey se enojó con el presidente de Venezuela olvidándose tal vez de que hace quinientos años que nos hemos independizado Bochorno de los venezolanos por la conducta de Chávez Diversos sondeos en la sociedad civil venezolana pusieron ayer de manifiesto que, lejos de sentir orgullo por la arrogancia caudillista de Chávez, los ciudadanos se sentían abochornados por su falta de respeto institucional a España. Ávidamente, los venezolanos se informaron a través de la prensa independiente del altercado registrado entre el presidente Hugo Chávez, el presidente del Gobierno español José Luis Zapatero y el Rey en la clausura de la Cumbre Iberoamericana en Santiago de Chile, episodio que esos medios reflejaron con una clara tendencia a favorecer la actitud de las autoridades españolas. Los canales como Radio Caracas Televisión y Globovisión transmitieron repetidamente las grabaciones de lo ocurrido, comentando que Chávez no tenía justificación para comportarse así. Y en la calle los venezolanos coincidieron en expresar su vergüenza por el comportamiento del mandatario. Ese Rey sí tiene los pantalones bien puestos dijo una ciudadana.