Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11- -11- -2007 Muere Norman Mailer, el enfant terrible de la literatura norteamericana 79 El Guernica centra todas las miradas de los visitantes al museo este nuevo movimiento de la obra a quienes hicieron el exhaustivo informe del cuadro en el 98 tras un simposio internacional de expertos, que fue impecable Sobre si lo ocurrido puede cambiar la decisión del traslado del Guernica al País Vasco, cree que no se cuestiona que el traslado es altamente inconveniente, pero complica la situación Y es que, añade, si es cierta la narración de los hechos por parte de los propietarios de la empresa Servimatismos en la carta enviada a la entonces directora del Reina Sofía, se puede pensar que el cuadro puede sufrir menos viajando cientos de kilómetros con todas las garantías que moviéndolo unos metros Nos alarma no haber tenido información de ello cuando sucedió- -dice la portavoz popular- El Guernica es un enfermo delicadísimo y cualquier desplazamiento requiere de tal cantidad de garantías... Lo ocurrido es alarmante, inconcebible. Pediremos todas las explicaciones oportunas. Y exigimos desde ahora que haya exhaustiva información y transparencia acerca de todo lo que se haga en relación a esta obra. Reclamamos un sistema de máxima seguridad. Cualquier decisión que se tome sobre el Guernica debe tener en cuenta la opinión de los máximos expertos internacionales Ve contradictorio que el museo desautorice la opinión de la empresa a la que el propio museo encargó la fabricación del artilugio de descolgado y colgado del cuadro. El hecho de que se encargara con premura a la empresa la máquina para manipular el cuadro- -Servimatismos dice que apenas dispusieron de una semana- -revela que no fue una maniobra pensada con mucha antelación. También resulta curioso que sea tan urgente la intervención de la obra y coincida, casualmente, unos días antes de una exposición sobre Picasso, centrada en el Guernica Se pregunta Rodríguez- Salmones: ¿Por qué se toca un cuadro tan delicado si no es una emergencia absoluta? ¿Había alguna bacteria que atacaba el cuadro? ¿Por qué era tan urgente? Tienen que justificar la emergencia de haber movido el cuadro, porque, sin duda, cualquier movimiento supone una agresión para la obra Insiste en que se pedirán las responsabilidades oportunas. Es muy alarmante la parálisis del museo se lamenta no sin falta de razón. SIGEFREDO Si el viaje del cuadro al País Vasco se ve como una bandera, estará abocado al fracaso Para el director del Guggenheim Bilbao, el traslado es un asunto de consenso N. P. MADRID. Para mí será siempre un sueño y una aspiración que en algún momento el Guernica pueda verse en este museo en el contexto de una extraordinaria exposición sobre Picasso. Hoy por hoy es imposible, pero creo que es factible que venga algún día. Es cuestión de voluntad dice el director del Guggenheim de Bilbao, Juan Ignacio Vidarte, en una entrevista con ABC con motivo del décimo aniversario del museo. No quiere pronunciarse sobre la última manipulación de la obra, desvelada ayer en estas páginas, por respeto al museo, y sin conocer su versión de los hechos, dado lo delicado del asunto. Es consciente de que se trata de un cuadro de unas características absolutamente excepcionales por su valor, por su importancia, por sus dimensiones, por su fragilidad y, por lo tanto, si hubiese la voluntad de trasladarlo al Guggenheim de Bilbao, requeriría de unas medidas técnicas excepcionales, que son factibles. Pero, repito, siempre que haya voluntad. Y creo que la voluntad depende de que éste sea un asunto de consenso. Sólo tendrá sentido que se haga cuando todos, y digo todos, lo vean como algo deseable ¿No basta un informe de especialistas desaconsejando tajantemente su traslado? No, porque es un informe de conservación. Nosotros no cuestionamos el estado del cuadro. Nadie lo discute. Entiendo que cuando se haga otra solicitud oficial- -no se ha hecho desde 1996- para el traslado temporal del cuadro, insisto temporal, sea con un planteamiento concreto de cómo se puede realizar. Hay que ver si con la fragilidad del cuadro es posible tomar unas medidas que hagan factible el traslado, la exposición y la vuelta del cuadro. ¿Es fácil? No. ¿Es posible? No soy un técnico, pero creo que sí Casi por espíritu cartesiano no me cierro a esa posibilidad- -añade Vidarte- Tampoco digo que sé cómo hacerlo: habrá que ver cómo. Será siempre y cuando ésta no sea una cuestión de bandera. Si se politiza en un sentido o en otro, no habrá solución. Cuando se hizo una petición formal en el 96, se hizo consciente de que la solicitud debía tener todas las bendiciones institucionales y políticas. Haremos otra cuando se den las circunstancias oportunas Cree Vidarte que pedir este cuadro no es como pedir otro: Eso atestigua la verdadera grandeza del cuadro. Más de 70 años depués de haber sido creado, sigue teniendo una capacidad de trascender política, social y emocionalmente que es impresionante. No se puede ver nunca como una bandera, como una lucha entre unos y otros, porque entonces estará abocado al fracaso. Como resultado de una lucha estoy seguro de que no va a venir al País Vasco y, probablemente, no sería bueno que viniera así El museo dice que la obra no corrió peligro en ningún momento ni hubo irregularidades en su manipulación