Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11- -11- -2007 MADRID 57 De los 45 céntimos de 1947 al abono transporte A finales de diciembre de 1947, montar en un tranvía madrileño costaba 45 céntimos- -el billete sencillo- 35 céntimos- -el de correspondencia- y 50 si el viaje era de noche. Unas tarifas muy distintas a las actuales: los 60 años pasados han cambiado muchas cosas. Existían entonces 51 líneas de tranvías por la ciudad, de las que 9 eran nocturnas. Sumaban 351 los vehículos movidos por electricidad que recorrían la ciudad, a razón de 14.229.310 kilómetros ese final de año. El personal de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) lo componían entonces 2.654 personas, y los viajeros transportados ese año ascendían a 166.432.096. Ahora, los datos del último año completo- -2006- -elevan la cifra hasta los 490.611.432 viajeros, y para este que está a punto de acabar, la previsión señala que se llegará a los 456 millones, con un promedio de viajeros al día de 1,3 millones. ce 31 años, se instalaron los primeros carriles- bus de la ciudad; ahora ocupan 94 kilómetros, y 40 de ellos cuentan con separador físico. Ese mismo año, 1966, se inició la explotación de 9 líneas de microbuses que funcionaron hasta 1990, fecha en la que fueron suprimidos. Ahora, los responsables locales quieren reinventar esta fórmula. Los búhos -los autobuses nocturnos- -comenzaron a funcionar en 1974. Sólo un año antes, los vehículos de transporte público de superficie habían cambiado el color azul, que hasta entonces les había sido característico, por el rojo. Ahora, los hay aún de este tono, pero también azul claro, y hasta han llegado a estar totalmente cubiertos con anuncios publicitarios: se han convertido en vallas móviles muy deseadas por los anunciantes. Más de la mitad de los 2015 vehículos de la flota actual se mueven con diésel, 500 con biodiésel, por encima de 200 utilizan gas natural comprimido, hay varias decenas de vehículos híbridos- -de gasoil y eléctricos- -y cinco de etanol, además de las pruebas que se hacen con pila de hidrógeno. La EMT cuenta hoy con 207 líneas en servicio, de las que 162 son diurnas y convencionales, 7 tienen recorrido por los campus universitarios y sólo prestan servicio en los periodos lectivos, 26 son nocturnas y 12 metrobúhos -con el mismo recorrido que líneas de Metro- En total, recorren 3.618 kilómetros, en ida y vuelta. Sus paradas se acercan a las 10.000. Este año se espera que se alcancen los 456 millones de viajeros. El índice medio de ocupación en un día laborable es del 70 por ciento, y en todo el año no alcanza el 50. Los autobuses recorren la ciudad a una velocidad media de 13,8 kilómetros por hora. Y como los tiempos adelantan que es una barbaridad, uno puede saber, desde su casa, cuánto falta para que pase el autobús por la parada más cercana por medio de un mensaje de móvil. PECADOS CAPITALES Mayte Alcaraz MEMORIA HISTÓRICA DE MADRID os autobuses de Madrid son más del foro que un bocadillo de gallinejas o las aceras de la Gran Vía. Mañana, la EMT cumple 60 años. Está en la flor de su vida laboral, sobre todo ahora que nos podemos jubilar con 70 abriles y ser bonificados por la Seguridad Social de Jesús Caldera con un 15 por ciento. Y, además, viendo de cerca los 2.015 autobuses que componen la flota de la EMT, nadie diría que han sido testigos, ellos o sus mayores, de los cambios del Madrid de la posguerra, del desvanecimiento de un régimen y del imperativo biológico que acabó con él. Cuántos sueños no habrán transportado estos vehículos: viajeros apeándose en el Morocco de la danza del vientre; el Pasapoga del music hall o el Chicote de Ava Gadner. La EMT, memoria de Madrid, nos transporta a esas tardes de ensaimada mojada en café del Manila o del Nebraska para, desde sus terrazas de camareros con pajarita, contemplar a los ligones de turno. Ahora, esa institución está abocada a la modernidad tras lustros de inmovilismo. Por primera vez, un equipo joven dirigido por Pedro Calvo y con el gerente Javier Conde a la cabeza, ha acometido un futuro que habla de videovigilancia, accesibilidad, regularidad, servicio on line... Al alcalde Gallardón le hemos oído hablar de que este mandato será el del transporte en superficie. Y es que los buses forman parte del pellejo de la capital; de la estética de esta conurbación inabarcable. Por ello, es bueno que nuestros políticos conviertan a esa venerable señora en una rejuvenecida adolescente de 60 años. L Del diesel al hidrógeno ARCHIVO ABC Un cobrador, con su máquina expendedora, en 1967 dar paso después a trolebuses- -autobuses movidos por energía eléctrica, con catenarias- -y más tarde a autobuses. La regularización del servicio hizo TEODORO NARANJO crecer su éxito entre la ciudadanía. Aunque no faltaron incidentes, como el accidente más grave de la historia del tranvía, que se produjo en 1952: a la en- trada del Puente de Toledo, el coche número 135 de la línea 31 descarriló, rompió el pretil del puente y cayó al río Manzanares, provocando 15 muertos y 102 heridos. Las líneas que llegaban hasta la periferia se otorgaron mediante concesiones a privados en 1953, para volver a municipalizarse en 1980. En el año 1959 se creó la línea 27, de Plaza de Castilla a Embajadores, hoy la más utilizada de la red. El tiempo fue pasando y la flota de la EMT introdujo mejoras paulatinas: primero desaparecieron los trolebuses (en 1966) y luego los tranvías- -hacia 1969, aunque las líneas 70 y 77 continuaron funcionando hasta 1972- Después llegaron los autobuses articulados- orugas y al mismo tiempo, ha-