Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL www. abc. es internacional DOMINGO 11- -11- -2007 ABC ASÍ SUCEDIERON LOS HECHOS -Zapatero: Estamos en una mesa donde hay gobiernos democráticos, que representan a sus ciudadanos en una comunidad iberoamericana que tienen como principios esenciales el respeto. Se puede estar en las antípodas de una posición ideológica, no seré yo el que esté cerca del ex presidente Aznar, pero el ex presidente Aznar fue elegido por los españoles, y exijo, exijo. -Chávez: Dígale a él que respete- Zapatero: Exijo que tú. un momentín. -Chávez: Dígale lo mismo a él- Zapatero: Exijo ese respeto, por una razón, además. -Chávez: Dígale lo mismo a él, presidente. -Zapatero: Por supuesto- Chávez: Dígale lo mismo a él. -Rey a Chávez: ¿Por qué no te callas? El Rey para los pies a Chávez por sus insultos a España: ¿Por qué no te callas? Abandonó la Cumbre al arremeter Ortega contra las empresas españolas s Aznar agradece al Rey y a Zapatero su defensa CARMEN DE CARLOS LUIS AYLLÓN ENVIADOS ESPECIALES SANTIAGO. La Cumbre Iberoamericana saltó ayer por los aires después de que Hugo Chávez renovara su batería de ataques al ex presidente José María Aznar al que, de nuevo, tachó de fascista y a quien añadió, además, los calificativos de racista y menos sensible que un tigre o una serpiente El Rey, airado, le mandó callar y abandonó temporalmente el pleno mientras José Luis Rodríguez Zapatero se desgañitaba exigiéndole una rectificación que no logró. Finalmente, Daniel Ortega (Nicaragua) y Carlos Lage (Cuba) salieron en defensa del presidente de Venezuela. Ningún mandatario intervino en favor de España, aunque después, el peruano Alan García llamó al Rey para solidarizarse con él. La anfitriona, la chilena Michelle Bachelet, se limitó a decir que hay que desdramatizar mientras el secretario general de la Cumbre, Enrique Iglesias, no se pronunció. La secuencia de los hechos arranca con el turno de intervención de Hugo Chávez durante la ceremonia de clausura. El presidente de Venezuela aprovechó- -por segundo día consecutivo- -para renovar, con las mismas palabras, sus ataques a Aznar, al que acusa de connivencia en el intento de golpe de Estado de abril de 2002. Rodríguez Zapatero, que el día anterior le había hecho llegar su malestar por las agresiones verbales dirigidas contra el ex presidente del PP, pidió entonces la palabra y le exigió respeto. Se puede estar en las antípodas de su pensamiento- -advirtió- No seré yo el que esté cerca del ex presidente Aznar, pero fue elegido por los españoles. Exijo respeto insistió. A partir de ese momento los cruces e interrupciones verbales irían subiendo de tono y los países aliados de Chávez tomando posiciones. Un gesto inédito en 32 años de Reinado A. MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID. Nunca en los 32 años de Reinado, Don Juan Carlos ha tenido dos gestos tan contundentes como los que protagonizó ayer en Chile. Pero nunca había tenido que salir a defender los intereses de España en una situación similar, pues mientras José Luis Rodríguez Zapatero pedía respeto para nuestro país, Hugo Chávez y Daniel Ortega respondían con insultos a España, al ex presidente del Gobierno José María Aznar y a empresas españolas. Ante esta intolerable situación y al observar que las palabras no bastaban para recuperar las buenas formas, Don Juan Carlos acordó con el presidente del Gobierno hacer un gesto para mostrar el desagrado de la delegación española Por este motivo, el Rey mandó callar enérgicamente a Chávez y, después, abandonó la sala de forma ostensible como señal de protesta a los insultos que profería Ortega contra una empresa española. Zapatero exige respeto El presidente de Venezuela, que continuó con sus insultos, no dejaba terminar a Zapatero, cuando el Rey, manifiestamente airado, salió en defensa tanto de Aznar como del presidente del Gobierno, que estaba siendo interrumpido por Chávez. Acompañado con un gesto de la mano, Don Juan Carlos elevó la voz y se dirigió a Chávez: ¿Por qué no te callas? Gracias a la intervención del Rey, Zapatero pudo retomar su argumento: Presidente Hugo Chávez, hay un principio esencial en un diálogo. Se puede discrepar radicalmente sin caer en las descalificaciones. Es una buena forma de poder trabajar y respetarnos para poder entendernos Acto seguido, se dirigió a Michelle Bachelet, mediadora del foro, para que el respeto sea norma de conducta, código para todos que formamos parte de esta comunidad, ahora y en el futuro Con la vista en Chávez, Zapatero concluyó: Respetemos a todos El Rey revisa su móvil antes de plantar a Ortega los dirigentes y gobernantes elegidos democráticamente. Las formas hacen a las cosas Daniel Ortega, siguiente en el turno de intervención, le cedió la palabra a Chávez, quien recurrió a una frase del poeta uruguayo José Gervasio Artigas: Con la verdad, ni ofendo ni temo. El Gobierno de Venezuela se reserva el derecho a responder a cualquier agresión, en cualquier lugar y en cualquier espacio zanjó Chávez. Michelle Bachelet le devolvió el turno a Ortega, que aprovechó su intervención para respaldar la libertad de expresión del presidente de Venezuela, embestir contra España, sus inversiones y, con especial virulencia, contra Unión Fenosa, empresa eléctrica que opera en Nicaragua. La intervención de Ortega fue, por momentos, delirante. Mencionó varias veces la toma de la Bastilla, se refirió a Iberoamérica como un pueblo que nos hemos dejado dominar, chantajear históricamente por España y tachó de mafia a los inversores españoles. Venimos a ayudar- -dicen ellos- No, llegan a hacer dinero Tienen una actitud mafiosa, son una mafia Se llevan la riqueza y cometen actos de corrupción En cuanto a Fenosa, denunció que el pueblo no fue consultado para concederle la privatización del servicio, ya que si lo hubieran hecho, no se lo habrían concedido. El presidente de Nicaragua aludía de este modo a la defensa del libre mercado que había hecho Zapatero por la mañana. A lo largo de su intervención, Ortega, se refirió a España como si la conquista de América hubiera sido la noche ante-