Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA Reagrupamiento nacionalista en Cataluña DOMINGO 11 s 11 s 2007 ABC El PSC acude con CIU, ERC e IC a un foro que propugna la independencia catalana CiU aboga por forzar la legalidad ante una sentencia adversa del TC, mientras el PSC defiende el Estado de Derecho IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. El Estatuto tiene poco más de un año y el nacionalismo catalán lo da ya por superado. Tanto es así, que Omnium Cultural, la entidad con más peso en la defensa del independentismo y la lengua catalana, reunió ayer en una jornada de debate a representantes del PSC, CiU, ERC e ICV para planterles la disyuntiva entre independencia y estado confederal- -o federalismo plural- Sólo uno de los cuatro partidos convocados se declara abiertamente independentista, pero todos acudieron a la cita, convencidos de que poco o mucho el Estatuto recurrido ante el Tribunal Constitucional (TC) se encuentra en un callejón sin salida que tarde o temprano obligará a los partidos a definirse de nuevo en este ámbito. Una vez allí, los representantes del PSC, Isidre Molas, e ICV Joan Herrera, dejaron cla, ra su nula predisposición a la independencia y defendieron su apuesta por insistir en la reforma de España para caminar hacia un modelo de federalismo plural que les dejó a un paso de la pitada del público y les valió la calificación, en algún caso, de unionistas ¿Cómo piensan conseguir los 234 diputados necesarios para aprobar una reforma de la Constitución e ir hacia un modelo federal o confederal? les espetó el miembro del Consejo General del Poder Judicial Alfons López Tena para argumentar su tesis, según la cual, hoy por hoy es más fácil proclamar la independencia de Cataluña que conseguir que España avance hacia el federalismo plural que preconizan los socialistas catalanes. ISIDRE MOLAS (PSC) Soy federalista, aunque reconozco las dificultades que conlleva la reforma de España en este sentido JOSEP RULL (CiU) El Estatuto es un paso más en el proceso de liberación nacional JOAN HERRERA (ICV) No vale echar siempre la culpa a Madrid, somos corresponsables de problemas como las infraestructuras ANNA SIMÓ (ERC) ERC no quiere refrendar el Estatuto ni un nuevo Estatuto, hay que dar un paso más allá Anna Simó (ERC) Isidre Molas (PSC) Jordi Porta, Josep Rull (CiU) y Joan Herrera (ICV) nal tumbe el Estatuto catalán. Rull fue invitado a romper con el Estado de Derecho por el politólogo Ferran Requejo, quien pidió a los partidos que se planteen no cumplir la legilidad en ámbitos como los símbolos o la fiscalidad si el Estado no hace lo propio respecto a la legislación autonómica. Para ser respetado hay que demostrar unidad y firmeza advirtió Requejo, una reflexión que convenció a Rull, para quien el Estatuto es un paso más en el proceso de liberación nacional Molas, por contra, se definió como partidario del Estado de Derecho, no me harán abdicar de la legalidad y recordó al auditorio que más allá de Òmnium el independentismo es una opción minoritaria. Una postura avalada por el politólogo Agustí Colominas, reYOLANDA CARDO cientemente nombrado director del think tank convergente, quien advirtió de que es mentira que el país sea más soberanista porque hablemos más de soberanismo y dejó claro que el independentismo no ha experimentado el crecimiento social que defienden muchos nacionalistas. Más de 200 socios de Omnium Cultural participaron en la sesión de debate, que duran- te la mañana reunió a representantes de agrupaciones soberanistas como el Círculo de Estudios Soberanistas Soberanía y Progreso y la Plataforma por el Derecho a Decidir En esa primera sesión, las agrupaciones nacidas al calor de la radicalización del discurso nacionalista concluyeron que Cataluña está preparada para lograr la soberanía, tras el fracaso del Estatut CDC SE REENCARNA EN SOBERANISTA Estrecha sus contactos con el independentismo en vísperas de la presentación en sociedad de su proyecto de refundación del catalanismo POR MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. La huida hacia adelante en la que se ha embarcado CDC sin permiso de su socio, UDC, hizo parada ayer en la convención organizada por Ómnium Cultural. Inmersos en una crisis de identidad desde que no gobiernan Cataluña, los convergentes están decididos a abrazar la causa soberanista y, si es necesario, refundarse en otra cosa que, de momento no se sabe que es, pero que su líder, Artur Mas, descubrirá el próximo 20 de noviembre, cuando detalle ante la sociedad civil que significa reinventar el catalanismo. CDC no esconde que quiere tender puentes con ERC y para dotarse de credibilidad, ayer envió representantes a la reunión de Ómnium, pues también los convergentes quieren crear un think tank donde confluyan todas aquellas corrientes favorables a superar la vía autonomista. De cara a ese evento convergente, donde todas las miradas estarán puestas en la fila uno, Mas ha reestructurado el parti- Adiós al Estado de Derecho Por contra, el diputado autonómico de CiU Josep Rull se declaró independentista, aunque aseguró que Convergencia no lo es, y abogó por forzar la legalidad vigente para convocar un referéndum en caso de que el Tribunal Constitucio- do para visualizar ese cambio de rumbo. El último de ellos es el nombramiento de Agustí Colominas como director Fundación Trias Fargas, brazo ideológico del partido. Colominas es el hombre de confianza de Felip Puig, reconocido independentista que el presidente de CDC ha colocado recientemente como número dos. Colominas sustituye a Antoni Vives, que se atrevió a cuestionar- -como han hecho otros dirigentes convergentes- -el estilo del núcleo duro de Mas, del que forman parte Oriol Pujol, Quico Homs y David Madí. El hijo del ex presidente de la Generalitat, otro secesionista declarado, se estrenó como portavoz parlamentario con una declaración a favor de la independencia. Su nuevo papel de mediador mediático le coloca en el camino de la sucesión si Artur Mas se estrella con su iniciativa regeneradora. Quico Homs es otro miembro de ese club exclusivo y actúa de predicador territorial de esa iniciativa del dirigente nacionalista. mención aparte merece David Madí, mano derecha de Mas y responsable de la propaganda de CDC. Ha aguantado los golpes dirigidos al líder y es el ideólogo de aquella firma ante notaria por la que la federación nacionalista se comprometía en campaña a no pactar con el PP. Homs y Madí participaron en aquella campaña de Freedom for Catalonia delos Juegos Olímpicos de 1992 y, pese a sus iniciales devaneos independentistas, acabaron en CDC. Como se ve, nunca renunciaron a esos principios. Esta es la nueva cara de Convergencia. Será difícil conciliar estas tesis con la centralidad y moderación que, el pasado martes, reivindicó el presidente de UDC y candidato de CiU en las próximas generales, Josep Duran Lleida. Ambos socios aseguran que ambas posturas no son incompatibles. El tiempo lo dirá.