Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Cinco años del desastre del Prestige DOMINGO 11 s 11 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) Por Corcubión han pasado ya seis jueces, que entre otros asuntos se encargan de violencia de género dría echar mano de esta vía civil, dado que era un empleado de parte del entramado empresarial. La aseguradora debería responder con su póliza, aunque cinco años después aún no ha aportado a cuánto asciende. La otra novedad reciente es que Francia ha hecho una cesión de jurisdicción a España y tanto sus administraciones perjudicadas como un centenar de particulares se han personado en Corcubión para unificar el proceso penal. Marca un hito como ejemplo de colaboración judicial, y en Europa se ha tomado como referente señala el fiscal del caso, Álvaro Ortiz. La segunda parte que se sigue en Corcubión (el Estado como defensa) deberá dirimir, como se ha apuntado, la responsabilidad de López Sors, tras la querella presentada en su día por la plataforma Nunca Màis e IU contra tres altos cargos de Fomento: el ya citado López Sors, el delegado del Gobierno en Galicia, Arsenio Fernández, y el capitán marítimo de La Coruña, Ángel del Real. La Audiencia coruñesa alzó la imputación de los dos últimos en septiembre de 2003 y mantuvo la del que era director de Marina Mercante. La Abogacía del Estado está convencida que López Sors no será condenado y, de hecho, pedirá el sobreseimiento en fase de instrucción, según confirmó a ABC la abogada del Esta- La defensa de López Sors do- jefe en La Coruña, Consuelo Castro. La Fiscalía prefiere no pronunciarse aún, mientras que se da por seguro que las acusaciones particulares mantendrán su postura. La última decisión sobre si abre juicio oral contra este ex alto cargo la tendrá la juez. La otra pata del proceso judicial en la que España lleva batallando desde 2003 es la demanda civil interpuesta contra la sociedad clasificadora del Prestige American Bureau of Shipping (ABS) en el Tribunal de Primera Instancia de Nueva York. El Estado solicita una indemnización similar a la de Corcubión: 1.000 millones de dólares bajo el argumento de que ABS actuó con negligencia al permitir al petrolero que navegara tras varias inspecciones deficientes que no revelaron los fallos estructurales del buque. La sociedad clasificadora entabló otra acción judicial contra nuestro país, que fue desestimada. El proceso de Nueva York se encuentra en fase de discovery a punto de concluir los dictámenes periciales y pendiente de calificación. Es posible que el juicio pueda celebrarse a principios del año próximo y la Abogacía del Estado confía en que sea favorable a los intereses españoles. El pleito va dirigido, según las fuentes consultadas, al origen del problema, es decir, a la calificación técnica del barco, sin la cual nunca habría salido de puerto Un exhaustivo informe oficial presentado por España ante la Organización Marítima Internacional en 2005 concluye que la cadena de errores, omisiones, negligencias en las inspecciones al Prestige fueron determinantes de la condición crítica en la que se encontraba y en consencuencia del desenlace final Con ese argumento, se juega España su prestigio internacional tras la condena de la marea negra. La pericia técnica Un ingeniero naval y un capitán de Marina Mercante reconstruyen desde hace meses el antes, el después y el todo del Prestige La Fiscalía les ha encargado una exhaustiva prueba pericial basada en siete puntos, que será clave para fijar su posición en el proceso C. MORCILLO LA CORUÑA. Eran las 15.10 del miércoles 13 (noviembre de 2002) Ni cinco minutos después el buque empezó a escorarse. Fue entonces cuando lancé el primer mensaje de socorro La tripulación estaba muy afectada. Algunos de los hombres se pusieron a llorar El veterano capitán Apostolos Mangouras, habilitado por Bahamas para navegar cuando ya llevaba una semana a bordo del Prestige porque su título oficial había caducado, relató a la Guardia Civil la situación crítica del petrolero desde el minuto cero. A partir de ese momento, la cascada de desatinos en casi todos los escenarios posibles fue continua y la tormenta social se encadenó a la política, a la judicial y cómo no a la económica, mientras la mayoría de las 77.000 toneladas que cargaba el barco iban dejando un rastro de chapapote, amargura y muerte en las costas gallegas. Aún no ha llegado la hora de la verdad en la que se dilucidarán responsabilidades, pero el proceso de instrucción está a punto de concluir. Una de las pruebas clave- -en Corcubión obran centenares- -será la última pericial encargada por la Fiscalía. Puede ser un debate técnico en sí misma, dada la exhaustividad que se pretende y las discrepancias que pueden surgir apuntan fuentes de la Abogacía. Nadie duda, y así lo conLa prueba no ha estado exenta de problemas. Hace más de dos años que debería haber empezado, pero los peritos no llevan más de cuatro o cinco meses trabajando. Primero se solicitó a una importante compañía que adujo, bastante después, falta de medios para llevarla a cabo. Los retrasos se fueron acumulando y la decisión sobre quién podía practicarla también. Al final se optó por nombrar a dos peritos independientes. Se trata de un ingeniero naval y un capitán de Marina Mercante. La Fiscalía les ha pedido los siguientes informes: cuál era el estado del Prestige antes del accidente, qué tipo de preparación profesional tenía la tripulación del buque- -incluida la supuesta habilitación express de Mangouras o el curso que recibió el bombero, ya a bordo- cuál es la valoración que les merece la ruta seguida por el barco; cómo fue la maniobra del capitán; valoración de la decisión técnico- política, según algunos, de alejar de la costa el petrolero pese al riesgo que existía; cómo fue concretamente la evolución del vertido- -el informe presentado por el Gobierno ante la Organización Marítima Internacional (OMI) refleja que más del 30 por ciento se produjo el primer día- y finalmente cuáles eran las posibilidades de trasvase de la carga a otro lugar, otra de las soluciones que se barajaron y finalmente se desechó. Si las previsiones se cumplen, la pericia estaría lista para marzo o abril y a comienzos de verano, concluida la instrucción. La Fiscalía aspira con ella a cerrar la visión global de lo que ocurrió. Después, vendrán las decisiones. Trasvase de la carga El capitán Apostolos Mangouras La preparación de la tripulación del petrolero, incluida la habilitación de Mangouras; la valoración de la ruta seguida, la evolución del vertido o la decisión de alejar el barco marcarán los dictámenes firma el fiscal del caso, Álvaro Ortiz, que esta pericia va a tener una influencia decisiva en la posición que adopte el Ministerio Público, y en consecuencia en las posibles condenas.