Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN DOMINGO 11 s 11 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA ABC Y SUS LECTORES Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: lectores abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Katia Ballano Göring CHÁVEZ ENSUCIA LA CUMBRE l cierre de la XVII Cumbre Iberoamericana tiene un amargo sabor a indignación, exhibieron ante Su Majestad el Rey, el presidentedel Gobierno, Rodríguez Zapatero, y el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. El abandono del plenario por parte de Don Juan Carlos, después de las reiteradas descalificaciones de Chávez a Aznar, colmadas con la guindadelpresidentedeNicaragua, Daniel Ortega, cuando reprobó las actuaciones en ese territorio de la empresa española Unión Fenosa, fueron el bombazo del día para la prensa iberoamericana, cuyossoporteson- line se hicieron eco del incidente de modo inmediato, aún sin valoraciones de la conducta de Chávez. El Mercurio de Santiago de Chile señalaba que mientras exigía respetoparasu antecesorpolítico que fue elegido democráticamente por los españoles las palabras de Zapatero tropezaban con las constantes interrupcionesdeljefedeGobiernovenezolano causando la molestia de varios de los presentes Fue en ese punto de la sesión cuando el Monarca intervino en tono desafiante con un enérgico ¿por qué no te callas, ya? También desde México, El Universal destacaba que el Rey Juan Carlos espetó hoy (por ayer) en el plenario de la Cumbre Iberoamericana, al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ¿por qué no te callas? ante las descalificaciones vertidas por éstecontra el expresidente del Gobierno español José María Aznar LaNacióndeVenezuelatitulaba: Chávez desata la controversia tras calificar a Aznar de fascista y resaltaba que justo cuando Chávez estaba descalificando lagestióndelexpresidente español José María Aznar, el Rey Juan Carlos espetó la frase ¿por qué no te callas? Posteriormente, el Monarca se retiró molesto de la sesión cuando Ortega comenzó a criticar a la empresa españolaUniónFenosa Y, en Nicaragua El Nuevo Diario hablaba deunaCumbrede palabrassubidas de tono Como viene siendo habitual en las últimas cumbres presidenciales que involucran a Iberoamérica, fue, una vez más, el dirigente venezolano el que concentró las miradas Aunque acostumbrados a sus exaltados discursos- -continuaba- -asombró cuando arremetió contra la patronal española y el ex presidente José María Aznar E Con motivo de la inauguración de la ampliación del Museo del Prado se publicaron varias informaciones y artículos. Es el caso de la Tercera El Prado, por el Via Crucis al Pórtico de la Gloria (29 de octubre) de Jonathan Brown, sobre cuya colaboración ARMANDO MARCHANTE GIL, como vicepresidente de la Asociación de Amigos del Museo del Ejército, opina: La inauguración de la ampliación del Museo del Prado es un suceso muy importante para la cultura española, por ello unimos nuestra satisfacción a la registrada en las páginas de ABC. Ahora bien, la alusión que se hace a la Asociación de Amigos del Museo del Ejército me induce a enviarles las siguientes líneas. Jonathan Brown nos presenta en su trabajo una especie de lista de buenos y malos. Los primeros serían José María Aznar, de intervención poderosa y eficaz y Miguel Ángel Cortés, figura clave Los malos, naturalmente, quienes han puesto objeciones y reparos al proyecto; en primer lugar, la Iglesia con la que topamos (Cervantes tal cosa no dice) que se vengó haciendo una casa parroquial banal Que el Obispado renunciase a los terrenos y al Claustro no debe entrar en su venganza. Otro enemigo según Brown, serían las Reales Academias; ignora que, con la salvedad de la de Bellas Artes, todas, y singularmente la de Historia, se han opuesto, no a la ampliación del Prado sino a la desaparición del Museo del Ejército. Otro grupo enemigo fueron los vecinos que pusieron un pleito y a quienes el Tribunal Supremo, antes de pronunciarse como era su obligación, les impuso una gabela imposible de satisfacer. ¿Se habría conservado el Claustro si los vecinos se hubiesen inhibido? El último enemigo citado por Brown, es la Asociación de Amigos del Museo, que se ha mostrado opuesta, no a la expansión del Prado, sino a la desaparición definitiva, so capa de un traslado a Toledo, de un bicentenario Museo de Historia Militar, que es el mejor del mundo por alguna de sus colecciones (artillería medieval, armas de fuego y armaduras de combate) De momento, ya ha perdido la espada del siglo XI, atribuida al Cid, y sus banderas yacen en algún almacén desde hace seis años. De sus 30.000 fondos se exhibirán únicamente unos 3.000 en el banal o algo peor, edificio adosado a la fachada Este del Alcázar de Toledo y que rompe su conocida silueta. En definitiva, la feliz ampliación del Museo del Prado ha puesto de relieve el disparate que ha supuesto la desaparición para siempre de nuestro Museo de Historia Militar, que no era en absoluto necesaria, y que priva a la nación de algo muy importante para unas nuevas generaciones ignaras de todo lo que les haga meditar en lo que fuimos y en lo que podemos llegar a ser Por su parte, JULIÁN MELERO, como párroco de San Jerónimo el Real, nos comenta: Asistí, en mi condición de párroco, a la inauguración de la ampliación del Museo del Prado el pasado día 30. Me sorprendió que en los discursos, al dar las gracias a cuantas personas e instituciones habían hecho posible esta magnífica obra, no se mencionara al Arzobispado de Madrid y a la Parroquia de San Jerónimo que, creo, han tenido un papel importantísimo aportando un Claustro del siglo XVII y el solar donde se ha construido la ampliación del Museo. Si ha sido un simple olvido, me parece una grave ligereza; si ha sido un olvido consciente, me parece una imperdonable mezquindad También del Prado desea opinar RODRIGO DE LUZ LAMARCA, para quien hay un tema del que hasta ahora nada se ha dicho y en el que nadie ha reparado. Soterrado, según creo, por esconder un grave error y no ser correctamente político su tratamiento mediático. Se trata de la autoría del Claustro en su origen. Moneo se declara defensor del arquitecto Villanueva, pero no dice nada porque no lo es, del autor del Claustro, cuyo nombre conoce y oculta obstinadamente. El centro del tratamiento de esta forzada ampliación era esta edificación renacentista, y del acierto en la conservación de su calidad arquitectónica y de su ima- gen dependían, en gran parte, el éxito de la operación. Finalmente, antes y después de la inauguración, se ha podido comprobar que los restos degradados del recinto claustral se han aprovechado como telón decorativo de una estancia de segundo orden, cuya única misión es la de facilitar la iluminación a las salas de exposición inferiores, por medio de un gran lucernario rodeado de un deleznable y antiestético antepecho, que preside el espacio libre central de vital importancia si al Claustro se le hubiera dado el protagonismo que se merece. Se elimina así cualquier enfoque de perspectiva que permita su mejor contemplación a distancia y desde todos los ángulos. Este elegante y señorial resto renacentista, que ya ha sufrido anteriores dolorosas mutilaciones, se ha confirmado ahora que era el que dignificaba, a pesar de tratarse de una ruina, a la Iglesia de los Jerónimos y a todo el entorno; y era (pues se puede decir que ha dejado de serlo, convertido en un remedo como simple atrezzo de piedra) una de las obras más señeras del gran arquitecto real Francisco de Mora, del que Villanueva no es más que un imitador y un aventajado aprendiz Diversas cartas han llegado también a nuestra Redacción felicitando a la sección de España por el tratamiento informativo realizado a raíz de la sentencia de la Audiencia Nacional sobre el 11- M, que algunos lectores, como JUAN MANUEL FUENTES, juzgan sin lugar a dudas, el más ecuánime y ponderado de toda la prensa nacional Por el artículo Verde (3 de octubre) de Antonio Burgos, escribe ANA PASTOR PENELLA, quien solicita: Ruego corrijan el error que el autor comete en dicho artículo. Burgos da a entender que fue Antonio Álvarez Alonso el autor que conmovió a Concha Piquer cuando en Nueva York, una Nochebuena de la ley seca, preparó una cena para invitar a sus paisanos y un gramófono sonó Realmente fue mi abuelo, el maestro Manuel Penella Moreno, quien descubrió y llevó a América a doña Concha Piquer, y una vez allí escribiría la tonadilla En tierra extraña, que contiene esta letra evocando unos compases de Suspiros de España Con la forma de expresar el titular Los médicos españoles hallan en Europa los sueldos y el respeto que aquí les niegan (5 de noviembre) de la sección Profesiones, KARIN TECKENBURG discrepa puesto que, explica la lectora, no consigo entender que aún, a estas alturas, sigan apareciendo artículos, títulos y comentarios que hacen creer que España no se encuentra en Europa. A ver si podemos hacer algo En la información Raúl rescata al líder (29 de octubre) de la sección de Deportes, FERNANDO SÁNCHEZ no entiende que el título ensalce a Raúl, lo mismo que el sumario, y luego se dé una fotografía de Van Nistelrooy. Unas veces lo tenemos hasta en la sopa, y otras, cuando debe salir por méritos propios, ni aparece. A mí me resulta incomprensible Por la columna El pedrusco (5 de noviembre) de Edurne Uriarte, se dirige al periódico JOSÉ IGNACIO TORREBLANCA, quien nos recuerda que la autora utiliza una cita extraída de un artículo mío en el número 21 de la revista Foreign Policy en español para reivindicar los (supuestos) éxitos de la política de firmeza del Gobierno Aznar, en contraste con los (supuestos) fracasos del actual Gobierno a la hora de tratar con Marruecos. Sin embargo, mi artículo alaba el carácter conciliador y dialogante de la política del actual Gobierno hacia Marruecos y critica la estrategia de confrontación que emprendió el anterior. De esto se desprende que, en contra de la intención de Edurne Uriarte de utilizar mi artículo para avalar sus tesis, sus opiniones sobre el incidente Perejil y las relaciones con Marruecos están en las antípodas de las mías, como cualquier lector podrá verificar consultando la revista en cuestión lectores abc. es