Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MADRID SÁBADO 10 s 11 s 2007 ABC Los tesoros escondidos del Museo de Las Juanas El bastón del Cardenal Cisneros, una de las cinco copias de su testamento y un cáliz limosnero de plata donado por Felipe II forman parte de una valiosa colección conservada durante siglos en la clausura del convento de Las Juanas, en Alcalá POR MABEL AMADO FOTO DE SAN BERNARDO MADRID. Hace poco más de un año reabría sus puertas la iglesia de San Juan de la Penitencia, más conocida como convento de Las Juanas, en Alcalá de Henares. Tras una laboriosa rehabilitación en la que fue necesaria reponer su cúpula, ahora ha concluido la recuperación de su importante patrimonio artístico. Recientemente, Arsenio Lope Huerta, presidente de la Asociación para la Recuperación del Convento e Iglesia de las Clarisas, y Rafael Spottorno, director de la Fundación Caja Madrid, hicieron los honores e inauguraron el Museo. Se trata de un nuevo espacio cultural que acoge tesoros artísticos nunca antes expuestos al público. No en vano, las piezas estuvieron custodiadas durante siglos en la clausura del convento. Aunque todavía no se han formalizado las visitas guiadas a este Museo, las bellas piezas ya se alojan en el lugar que por importancia histórica y calidad artística les corresponde. Es el caso del Báculo Nazarí, también conocido como Bastón del Cardenal Cisneros. Como recoge en la memoria Ángel Pérez López, redactor del programa museológico, fue propiedad de un monarca o alto dignatario de la Corte de Granada de la segunda mitad del siglo XIV o principios del XV También podemos admirar un cáliz limosnero de plata donado por Felipe II a la congregación religiosa, realizado por el platero alcalaíno Juan Rodríguez de Babia. En otra repisa se sitúa una Custodia de Sol, también de plata y del siglo XVII, que por su tipología podría haber sido realizada en un obrador de Alcalá. Y en una delicada hornacina renacentista se ha colocado una escultura del Niño Jesús Peregrino, de finales del XVII. Además, bajo esta pieza, se pueden admirar varios restos encontrados en la excavación arqueológica. En este recorrido, la vista también se detiene en un acetre, en forma de caldero, utilizado en las iglesias para llevar agua bendita. En el caso de la pieza que nos ocupa, fue realizada en 1546 en un importante taller del Virreinato de Nueva España (México) También en plata sobredorada, y junto al acetre, se sitúa un bello hostiario realizado en un taller alcalaíno entre los años 1605 y 1615. Además de una lámpara vo- Un largo camino En 1999, la cúpula de la iglesia se derrumbó. La Fundación Caja Madrid se encargó de su reconstrucción, adaptando a la tecnología actual los sistemas tradicionales del siglo XVII. En octubre de 2006 se reabrió el templo, cuyas obras comenzaron en 2004. En noviembre de 2007 ha concluido la recuperación de los objetos de valor artístico que se exhiben en la iglesia y el Museo. La rehabilitación y recuperación ha contado con un presupuesto de 699.606 euros. Báculo Nazarí El bastón del Cardenal Cisneros lleva inscrito en la empuñadura el lema de la monarquía nazarí co copias de su testamento- -del 14 de abril de 1512- -y los Codicilos. Pero las joyas artísticas no sólo se encuentran en el Museo, situado en la antigua sacristía de la iglesia. También en el propio templo se han recuperado diversos lienzos de los siglos XVII y XVIII, entre ellos uno de los mejores cuadros religiosos que se exhiben en Alcalá de Henares: una Inmaculada Concepción de José Antolínez. Está situado en el altar de la capilla y casi parece imponerse al resto de los lienzos repartidos por sus seis pequeñas capillas: San Diego de Alcalá, San Bernardo ante la Virgen con el Niño, Impresión de las llagas a San Francisco, Sagrada Familia con San Juan y San José con el Niño... Todas estas bellas joyas han sobrevivido al paso del tiempo gracias a unas religiosas testamentarias del legado de Cisneros. La orden de las Clarisas, de amplia tradición y cariño en la ciudad complutense, fue creada por Clara de Asís entre 1247 y 1252. Posteriormente, el Papa Alejandro VI autorizó al Cardenal Cisneros la fundación de un monasterio de Clarisas en Alcalá. Se situó originalmente en la calle San Juan, del que las religiosas tomaron popularmente su nombre: Las Juanas. Testamentarias de Cisneros tiva de Sagrario y de una arqueta filipina de la escuela Nan- Bam (siglo XVI) este recoleto museo expone documentos históricos de gran relevancia. Es el caso de Las Constituciones- -redactadas en 1508 por el Cardenal Cisneros a favor de la madre y hermanas del monasterio de San Juan de la Penitencia- una de las cin- En la iglesia se ha recuperado uno de los mejores cuadros religiosos que se exhiben en Alcalá de Henares: la Inmaculada Concepción, de José Antolínez