Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S 6 10 11 07 LA VACA QUE RÍE 12 S 6 LOS SÁBADOS DE Números para todo e vez en cuando sale un tipo (un chino o un japonés) batiendo el record de recitar decimales del número Pi. Bueno, siempre será mejor que liarse a tiros en el instituto. El funes memorioso oriental puede estar dieciséis horas soltando 100.000 números mientras le limpian la casa. El japonés del record de los 100.000 dijo en su día que simplemente ¡simplemente! había vaciado su memoria de todo lo demás. Yo soy capaz de memorizar unas docenas de números PIN (personal identification number) Los de los teléfonos móviles, el de la alarma, el de Amazon, el de otras webs, el de la Iberia Plus, el de RENFE... A cambio, supongo que de tantos números que tengo que recordar en estos tiempos de pines y contraseñas, no me sé mi teléfono fijo (cuando llamo a Averías y me lo preguntan les tengo que decir que ya les vuelvo a llamar, después de ponerme colorada por teléfono) Y lo que es más inquietante, dudo de mi edad. El otro día me la preguntó un médico (el único al que pienso decírsela) y le di la fecha de nacimiento, que todavía no se me ha olvidado, para que él hiciera las cuentas. Me iba a soplar 200 boniatos, así que tampoco pasa nada si no le doy todo el trabajo hecho. He empezado a sentirme como Greer Garson: Me gustaría decirle mi edad, pero eso resulta imposible; cambia continuamente Si no me sé los números fijos cómo voy a recordar los que se mueven (y tanto) D ROSA BELMONTE Motos en brazos Los señores de Thyssen, seguramente a punto de subirse a la Harley- Davidson casi más grande que la piscina. Los fotógrafos (en este caso, Sánchez Espejo) deberían empezar a pensar en publicar también un Cómo se hizo igual que hace Annie Leibowitz. Somos muchos los fans de Borja que queremos saber cómo han metido la moto en el salón o en la piscina. Si han utilizado una grúa o si esos brazos son de levantar motos. ABC La moto en el agua B orja Thyssen es un coleccionista y un artista muy original. Oh, la, la, qué familia más original que cantaban Los Tres Sudamericanos) Es un artista del sector moto. Pero no del tipo de Jorge Lorenzo, es una cosa más epatante. En sus reportajes en el ¡Hola! (los del paquete básico contratado) empieza a distinguirse una pauta, una marca distintiva. Una moto como un camión. Igual que Hitchcock salía en sus películas, Borja pone una moto en sus fotos. Ya sea la Harley- Davidson en el salón, como hace meses, ya sea la moto de agua en la piscina, como en el reportaje de esta semana en su casa ibicenca. Se ve una preciosa piscina volada de las que se confunden en el horizonte con el azul del mar. Flotando (y amarrada para que se quede de perfil) una moto Cerdos olímpicos E l Comité Organizador de los Juegos de Pekín ha negado estar criando cerdos olímpicos, atribuyendo la falsa noticia a una He empezado a sentirme como Greer Garson: Me gustaría decirle mi edad, pero eso resulta imposible; cambia continuamente empresa de alimentación deseosa de promoción. Aclaración: cerdos para alimentar a los atletas, no para competir en jabalina. Se había publicado que en los alrededores de Pekín había tres centros secretos para la cría de marranos, con protección antiterrorista y anti enfermedades porcinas. El bulo tiene gracia por el tufo a ciencia- ficción. Las granjas son lugares muy queridos por los escritores del ramo. Hay muchas en Lovecraft, las hay en episodios de The Twilight zone a Superman lo recogen en una granja... Y hay una granja en Orwell. Y cerdos. Si Rebelión en la granja es una novela satírica, lo de los cerdos olímpicos parece un burdo rumor satírico para leídos. Por Huelva sí que tenemos centros secretos. En dehesas de encinas y alcornoques. Que mira, entre los cerdos olímpicos y los ibéricos no hay color. Hay bellotas.