Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 S 6 LOS SÁBADOS DE La bodega Olvena, de Somontano, encargó su imagen corporativa al diseñador Isidro Ferrer, que consiguió dar a todas las etiquetas un aire de familia, diferenciando cada uno de los vinos con un elemento propio de la tierra y de las viñas: los zarcillos, la uva, el pájaro, la libélula... noce a ese pago por su forma. Paseando por él en verano me dí cuenta de que estaba lleno de libélulas maravillosas por lo que utilicé también su nombre El pago de la libélula que suena a novela, también tenemos El pájaro, La uva... Hay más historias, pero todas pensadas en estrecha colaboración con los propietarios Angel Fontes, director de la Enoteca de Barolo, abierta hace tres años y ya un clásico con sus 1500 referencias en vinos, afirma que el diseño es muy importante a la hora de vender, pero no definitivo, aunque cuanto más novedosa es la zona de bodegas, mas importancia tiene el diseño. Es curioso- -dice- -pero en el segmento medio y alto de las marcas más importantes, tipo Riscal o Murrieta, se mantiene un diseño El Fashionwine ha sido otro proyecto muy especial promovido por Lavinia y varias bodegas, en el que diseñadores de moda realizaron las etiquetas de unas ediciones limitadas de vinos con motivo de la Noche de San Lorenzo, el pasado julio. Las Bodegas Arrayán, fundadas en 1999, eligieron al pintor Eduardo Arroyo para que diera forma a la imagen de marca de sus vinos: He diseñado- -dice el artista- -una etiqueta que sirve para todos los vinos que produce Arrayán. Se trata de una cabeza de mujer que para mí simboliza la vid, y estoy muy satisfecho de ella. Ya había hecho este tipo de trabajo para bodegas italianas, francesas y suizas. Incluso para Enate, una bodega de Somontano. Fuera de España es normal pedir a los artistas que personalicen de algún modo tu botella, o tu bodega. La verdad es que he asistido al nacimiento de este vino, y desde las cajas a los tapones, todo tiene una coherencia y una gran sensibilidad y creo que el resultado es que Arrayán es una de las vinos mejor presentados Laura Murphy, directora comercial de la firma, comenta que es importantísimo cuidar lo que va dentro de la botella, pero también lo de fuera, la botella, su estética, la presentación, hacer que llamen la atención. Y esta cabeza de Arroyo ya es básicamente nuestra imagen, la imagen de la bodega y de todos nuestros vinos. está en las tarjetas de visita, es nuestra presentación y la gente reconoce el vino por la etiqueta... Hay muchos que no se acuerdan del nombre del vino y piden... el vino ese de la cara Fausto González, director general de Bodegas Martue, apunta a su vez que es absolutamente importante el diseño, pero siem- Un toque personal Las bodegas de Marqués de Murrieta en La Rioja, cuya remodelación correrá a cargo de Luis Galliusi pre ligado a la fórmula y al espíritu que tenga la firma, Debe de haber un denominador común que abarque todo, pero sí es verdad, la etiqueta, nuestra M es nuestra tarjeta de presentación muy clásico pues va unido a esa imagen de marca. Sin embargo, en los vinos de gama alta en zonas emergentes, tipo Jumilla, las etiquetas tienen un enorme diseño e incluso las bodegas. En Cataluña pasa lo mismo... Solemos ser clásicos con las etiquetas, en Francia pueden ser hasta aburridas, mientras que en Italia los bodegueros son auténticos reyes del diseño... Los australianos son los más modernos y se alejan de lo que tradicionalmente se ha dado en Europa. Pero en España me llama la atención el estilo del grupo Orowines, que han apostado en todas sus bodegas por un diseño muy potente. Se dirigen al público americano y han agrupado pequeñas bodegas de zonas variadas, hay de Jumilla (el Nido y Clio) de Calatayud (Garnacha de Fuego) Cataluña (Can Blau y Mas de Can Blau) Todas tienen mucho y buen diseño Estilos por países Las bodegas Olvena, de Somontano, encargaron todo el diseño y la imagen corporativa de su marca al diseñador gráfico Isidro Ferrer, premio nacional de diseño gráfico y premio nacional de ilustración. Necesitaban una diferenciación y que la etiqueta fuese reconocible. Intenté dar una idea global, como un aire de familia a toda la marca y un diseño personalizado para cada tipo de vino, de ahí que sea como si contara una historia. Para algunos elegí el zarcillo, tan vinculado a la viña y con esas formas tan bonitas, limpias y naturales, luego el 4 que se llama así porque así se co- Etiqueta de Oña Selfa Francia puede ser hasta aburrida con sus etiquetas de vinos, mientras que en Italia son los reyes del diseño, aunque los australianos son los más modernos y diferentes...