Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4- 5 S 6 LOS SÁBADOS DE del taller, corregía los defectos mientras explicaba que hay cortes, como los del salteado de verduras, que influyen en su sabor, resaltándolos, pero que, en general, el arte del tallado no tiene otra misión que la estética y la estimuladora del apetito. Cada verdura (dura o blanda) o cada fruta tiene su corte. No es lo mismo tallar una calabaza (difícil por su dureza) que un calabacín o una manzana. Con el tomate se hacen flores preciosas. Sólo se usa la piel (después se come) que se corta alrededor del fruto, en forma espiral, para después utilizarla como adorno de la ensalada. A los rabanitos se les da un corte en la base para que sirva de apoyo; después se les hace cuatro incisiones a los lados y unos cortes, para finalizar en forma de pirámide o de lápiz. Surge una preciosa flor blanca con los bordes rojos. Para mantener las frutas frescas, tras el corte, es fundamental mantenerlas en agua. Así pueden durar en excelentes evitar trabajo a los perezosos, sino por estética visual. La técnica que se enseña en las escuelas desde los doce años, cuando los cuchillos ya no representan un peligro para los niños. Y si en las casas normales se hacen sencillos tallajes, en los restaurantes o en las escuelas pueden ser complicadísimos y verdaderas obras de arte. Normalmente, y para trabajos difíciles, se contrata a especialistas que van a las casas a cortar las frutas para celebraciones especiales. Es su arte y su tradición, y cuando a los tailandeses se les habla de la pena que da comerse semejantes esculturas, ellos lo comparan con las fallas valencianas. Todo el año trabajando para después quemarlas, es su respuesta. El aprendizaje no se acaba nunca y, de momento, no hay ninguna máquina que haga el trabajo, porque comer, en la cultura Thai, no es sólo una necesidad, sino todo un rito relajante- -tanto como el punto de cruz, te dicen sonriendo- -que puede llegar a aprenderse mediante cursos y mucha práctica en casa. Empezar desde niños Las profesoras, con algunas de sus decoraciones, después de la clase condiciones hasta una semana. Frutas como la manzana, requieren su momento de agua con limón para no oxidarse. Después se tallan en forma de corazón, de hojas, de coronas... El melón requiere cortes especiales, generalmente en dos capas. En la más superficial se labran sólo las esquinas; en la interior, se corta y se hacen calados bien en forma de hojas o de figuras geométricas. En Tailandia la fruta siempre se sirve en la mesa tallada, no para Manzanas rojas, dos cortes de melón y piezas de piña Información, tel. 91 575 7897