Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 10 s 11 s 2007 MADRID 49 Cuando la víctima entró al garaje vio al marido de la mujer con la que tenía relaciones. Se produjeron tres disparos calle de Orense donde solía reunirse la pandilla y al mote de su amigo fallecido. La familia de Iván decidió donar los órganos. Los vecinos de Iván recordaban que el fallecido era el vicepresidente de la comunidad de vecinos del bloque en el que vivía, el número 10 de la calle en la que le dieron muerte. La plaza de aparcamiento del joven cámara era alquilada. La muerte de Iván dejó también visiblemente consternados a sus vecinos del barrio, que no podían creer lo ocurrido. La muerte ayer de Iván supone el homicidio número 45 en la Comunidad de Madrid desde el pasado 1 de enero. Precisamente, el anterior, ocurrido la noche del 31 de octubre en la avenida del Monasterio de Silos, en el PAU de Montecarmelo (Fuencarral- El Pardo) también fue un tiroteo, aunque por causas muy diferentes. Murió un joven de 28 años, presuntamente a manos de un sicario, que iba acompañado de un compinche, y que huyeron a bordo de un todoterreno plateado. La Policía investiga si había algo oscuro en el negocio de importación de coches de lujo que tenía la víctima desde hacía unos años. El año pasado, por estas fechas, el número de muertes violentas en la región era superior, un total de 51, lo que suponen seis más. Iván Ruiz Lucena, el fallecido, cuando grababa para televisión un partido de fútbol, el pasado verano LUIS GABRIEL Muere el joven tiroteado en Tetuán en un presunto crimen pasional La víctima recibió horas antes del suceso llamadas del supuesto agresor, que había amenazado con pegarle dos tiros tras enterarse de la infidelidad de su mujer CARLOS HIDALGO MADRID. Iván Ruiz Lucena, el joven español que fue herido de un tiro en la cabeza la noche del pasado jueves en la calle de Carmen Montoya (Tetuán) falleció ayer sobre las tres de la tarde en el Hospital Gregorio Marañón. Los médicos decidieron desconectarle de las máquinas que le mantenían con vida, después de que entrara en coma cerebral. Según el testimonio de los amigos de la víctima, el crimen no se debió ni a un intento de robo ni a un ajuste de cuentas. El único error que había cometido en su vida era enamorarse de una chica brasileña explicaron. Al parecer, Iván mantenía una relación con esa joven. Pero lo que no sabía era que la chica estaba casada. Los amigos del joven explicaron que, dos días antes de los hechos, la mujer le había confesado a su esposo que mantenía una relación con Iván. Poco después, la víctima relató a su padre que había recibido llamadas amenazantes del marido de la brasileña. Me han dicho que me van a pegar dos tiros por estar con ella dicen que le comentó a su padre. Y ocurrió. El jueves por la noche, Iván iba acompañado de una amiga de su novia cuando entró en el garaje del número 16 de la calle de Carmen Montoya, para dejar el coche. Vivía en el número 10. Pero, al entrar, vio que allí estaba el marido de la mujer con la que mantenía la relación. En el interior del garaje se produjeron tres disparos, aunque ninguno les alcanzó. Iván gritaba a la chica: ¡Sal corriendo! Pero fue a él a quien le alcanzó un disparo en la sien cuando ya estaba en la calle. Parece que es la chica, que salió ilesa, quien identificó al presunto agresor como el marido de su amiga. La pérdida de Iván se sintió ayer mucho entre sus familiares y amigos. Amante del deporte, de Asturias y de sus amigas y colegas El Cule como le llamaban- por ser como una culebrilla, que no paraba quieto no fumaba ni se drogaba y le encantaba salir a bailar, pero de manera muy sana Era la mejor persona del mundo- -comentaban ayer sus amigos, emocionados- Estudió Ciencias Políticas, era cámara de televisión y trabajaba en la empresa de su padre. Estaba siempre para sus amigos, era muy atento y nunca quería contar sus problemas, era la alegría del grupo El Manila ha perdido al Cule decían ayer los amigos, en referencia al café de la Cuarenta y cinco homicidios El Cule la mejor persona Un coche patrulla de la Policía Municipal de Pozuelo de Alarcón atropella a dos menores ABC MADRID. Un coche patrulla de la Policía Municipal de Pozuelo atropelló ayer por la tarde a dos niñas de 13 años, que fueron trasladadas al Hospital de la Paz, una de ellas con pronóstico grave, informaron a Efe fuentes municipales y de Emergencias 112. El suceso ocurrió sobre las 17.40 horas, en la calle de Ábrego, situada en una zona residencial del municipio próxima a Somosaguas, cuando el coche policial, que se dirigía a realizar un servicio a la avenida de Europa, arrolló a las niñas al aparecer éstas corriendo por sorpresa en la calzada desde detrás de un autobús. Según fuentes municipales, una de las niñas, que vive en el municipio de Villanueva de la Cañada, había ido a pasar el día con su amiga a la casa de ésta en Pozuelo. Como consecuencia del impacto con el coche patrulla, las niñas salieron despedidas y se golpearon con la acera. La niña de Villanueva de la Cañada resultó herida leve, con contusiones en la rodilla, mientras que la otra presenta una fractura en la pierna y traumatismo craneoencefálico pendiente de evolución. Según fuentes municipales, su vida no corre peligro, aunque en las próximas horas será sometida a una intervención quirúrgica en la pierna. Una ambulancia del Seapa, el servicio de ambulancias de Pozuelo de Alarcón, la trasladó con personal del Summa al Hospital de la Paz; y su amiga fue trasladada al mismo centro por una ambulancia de la Cruz Roja. La versión de algunos testigos era bastante diferente. Aseguraron que el coche patrulla de la Policía Municipal emprendía una persecución tras un grupo de skin heads cuando arrolló a las dos niñas. Fuentes del Ayuntamiento de Pozuelo desmintieron ayer a ABC esta versión y aseguraron que la Policía Municipal acudía a una llamada de urgencia en la Avenida de Europa. No sabía que estaba casada Persecución La versión policial dice que las niñas aparecieron corriendo por sorpresa desde detrás de un autobús