Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID www. abc. es madrid SÁBADO 10- -11- -2007 ABC Metro achaca a un error humano el choque de trenes en Sol El Sindicato de Conductores asegura que también fallaron los sistemas de protección CHOQUE EN LA ESTACIÓN DE SOL 0.30 horas de ayer- Línea 1 de Metro SOL SOL San Bernardo Línea 1 Bilbao Noviciado Tribunal Rubén Darío Nuñez de Balboa Velázquez Colón Serrano Alonso Martínez Chueca Sevilla Convoy parado Santo Domingo Gran Vía Callao Ppe. de Vergara Retiro El conductor del convoy de Metro que circulaba sin viajeros por Tirso de Molina, tras haber tenido una avería, no se percató de que el semáforo estaba en rojo y alcanzó a otro, esta vez con pasajeros Sque permanecía estacionado en Sol, cuando se disponía a emprender la marcha hacia Plaza de Castilla OL SOL SOL 1 Convoy sin pasajeros Tirso de Molina Antón Martín Atocha Lugar del suceso Toledo Atocha Renfe Tramo sinEmbajadores servicio R Ópera Sol B. de España durante 14 horas Como consecuencia del choque resultaron heridas leves veinte personas, que fueron atendidas en un hospital de campaña de Samur- Protección Civil que se instaló en las inmediaciones de la Puerta del Sol ABC Carlos Aguilera 2 MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. La investigación abierta tras el choque de dos trenes de Metro en la noche del jueves al viernes en la estación de Sol, de la línea 1, deberá esclarecer las causas exactas del accidente que, como informó ayer ABC en su edición de Madrid, causó veinte heridos, todos de carácter leve. La de ayer fue una jornada de reproches desde el Sindicato de Conductores de Metro hacia la empresa y viceversa. Para el sindicato, el conductor no es el único culpable porque los medios técnicos fallaron. Desde la compañía se insiste en que el tren que chocó contra otro convoy estaba averiado, iba al depósito y la conducción del mismo dependía del hombre que iba a los mandos. La polémica está servida. El suceso ocurrió pasadas las doce de la noche del jueves en la línea 1 del Metro. Un tren que partió de la estación de Tirso de Molina- -vacío porque estaba averiado- -y que, al parecer, no hizo caso de un semáforo en rojo, chocó con otro tren- -este sí llevaba viajeros- -que estaba estacionado en Sol y que iba a emprender camino hacia Plaza de Castilla. El único culpable no es el conductor señalaba ayer, de forma tajante, el portavoz del Sindicato de Conductores, Francisco Rubio. A su juicio, los medios técnicos no han funcionado como debieran o no estaban puestos en orden manifestó a Ep. Aunque el conductor se hubiera saltado el semáforo por despiste, los sistemas de protección ATP (conducción con protección) y ATO (conducción automática) deberían haber frenado el tren en seco al detectar su aproximación al convoy que estaba parado en Sol y con el que impactó Rubio advirtió que el número de horas de formación que se imparte ahora para tener el mando de un convoy es insuficiente y no la más adecuada. Llevo 27 años de servicio y cuando entré, aunque los trenes eran muy simples, pasé seis meses en la escuela. Ahora con la electrónica que llevan, en apenas dos meses los ponen a trabajar Camino del depósito La Línea 1 estuvo cortada 14 horas entre las estaciones de Atocha y Tribunal Los cinco heridos ingresados en hospitales ya han sido dados de alta M. I. S. MADRID. Los cinco viajeros que fueron ingresados en centros hospitalarios madrileños tras el choque de trenes en la estación de Sol fueron dados de alta a lo largo del día de ayer, según confirmaron fuentes de Metro. Como se sabe, en el accidente resultaron heridas 20 personas, la mayoría de carácter leve. El tren que impactó sobre otro convoy iba, según las primeras investigaciones, a unos 27 kilómetros por hora. De ahí, que el impacto no tuviera mayores repercusiones. En cuanto se produjo el suceso, los servicios de SamurProtección Civil se trasladaron a la Puerta del Sol. Allí instalaron un hospital de campaña en que fueron atendidos los heridos, por lo general, de magulladuras, rasguños y pequeños impactos. Quince de los accidentados fueron dados de alta en el mismo lugar de los hechos. Sin embargo, otros cinco fueron derivados a diversos hospitales para su observación y valoración. Así, dos quedaron ingresados en la Clínica de la Concepción, otros dos en el Hospital Clínico y el quinto- -una mujer- -en el Gregorio Marañón. Por lo inesperado del impacto, muchos viajeros sufrieron crisis de ansiedad y quisieron abrir de inmediato las puertas. Desde Metro se informó de que algunos de los usuarios han presentado reclamaciones. La versión de Metro difiere bastante de la del Sindicato de Conductores. Isaac Centellas, director de Operación de la compañía ofreció a ABC todos los detalles de lo ocurrido. Según su versión, un tren salió desde la estación de Valdecarros. Iba sin viajeros porque estaba estropeado. La avería que se había detectado era baja tensión en la batería. Su destino era el depósito de Hortaleza para proceder a su examen y reparación. Este tren, que era el que impactó con otro en la estación del Sol- -explica Centellas- iba conducido en lo que denominamos llave especial Eso significa que, efectivamente, lleva una avería y que no tiene disponible el sistema ATP (conducción con protección) y que, por lo tanto, las maniobras dependen del conductor. Para poder guiar en llave especial se necesita un permiso de la sala de Control. Lo tenía. Insisto en que en estas circunstancias, el modo de conducir depende de quien lleva los mandos del tren Para Isaac Centellas, la responsabilidad sí recae en el conductor porque si el puesto de mando te autoriza a ir en llave especial sabes que tienes que