Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL SÁBADO 10 s 11 s 2007 ABC Frío relevo en Varsovia El conservador y europeísta Donald Tusk, ganador de las recientes elecciones, ha recibido del presidente Kaczynski el encargo de formar nuevo Gobierno. Tusk ha anunciado el retorno de la normalidad a Polonia: El tiempo conflictivo ha tocado a su fin RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. La proverbial cortesía de Donald Tusk apenas templó el frío traspaso en Varsovia, durante la ceremonia por la que Lech Kaczynski, el presidente de Polonia, le encargó que formara Gobierno, donde sustituye precisamente a Jaroslaw Kaczynski, el hermano gemelo del presidente. Diecinueve días, para 15 segundos con el presidente, es lo que ha esperado el ganador Tusk a fin de recibir mandato del presidente, quien no sólo no lo ha felicitado por su victoria, sino que se abstuvo de toda declaración institucional salvo por sugerir que habría preferido otro resultado, más beneficioso para su hermano, e incluso citó un posible veto presidencial. Esto empezó a parecer excesivo al ganador de las elecciones del pasado 21 de octubre, quien tras mencionar la estupefacción y malestar social logró ser finalmente ayer recibido y salir segundos después, sin que según la radio local mediara una sola palabra, con un portafolios rojo bajo el brazo. Parece confirmado que sí llegaron a darse la mano. Que tanto este historiador de Gdansk como Kaczynski sean conservadores, de la primera hora de Solidaridad y la dura resistencia anticomunista, no garantiza entre la clase política polaca la mínima camaradería, como se sabe por la enemistad también entre Walesa y los gemelos o tantas otros personalismos. Pero ayer la satisfacción para Tusk era precisamente doble, pues cabe recordar que el líder de la Plataforma Ciudadana (PO) había perdido, dos años antes, dos elecciones contra los hermanos Kaczynski: parlamentarias frente a Jaroslaw y presidenciales contra Lech. Entre tanto han mediado dos de los ejercicios más desnortados de cuantos los polacos han tenido a bien darse en elecciones. Aficionado al fútbol y a la historia de su ciudad hanseática- -de la minoría casubia como Günter Grass- Tusk anunció luego en conferencia de prensa que su Gobierno jurará cargos el próximo 16 de noviembre y se presentará el 23 para un voto de confianza parlamentario que podría tener garantizado con la pre- acordada colaboración de los campesinos del Partido Popular (PLS) Con 209 de PO y 31 de PLS, Tusk contaría con 240 de los 460 escaños del Sejm. Sólo entonces sus ministros reemplazarán a los del partido Ley y Justicia. El próximo jefe de Gobierno, prometió asimismo que el tiempo de la conflictividad política (polaca) ha tocado a su fin subrayando que pese a todo su cooperación futura con el presidente Kaczynski será de confianza y solidaridad nacional Mejorará relaciones con la UE y Alemania y mantendrá la alianza con los EE. UU. Kaczynski con el designado primer ministro, Donald Tusk REUTERS Fútbol e historia