Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Secuestro de niños en Chad s El regreso de los españoles SÁBADO 10 s 11 s 2007 ABC Las cuatro azafatas del chárter, que Sarkozy se trajo a España el 4 noviembre, posan junto a los recién liberados, en el hangar de la base aérea de Torrejón DE SAN BERNARDO Ha sido largo, pero estamos bien En sus primeras palabras tras recuperar la libertad, aún en Yamena, los aviadores señalaron que lo peor fue la incertidumbre A. ARMADA ENVIADO ESPECIAL YAMENA. Agustín Rey ya demostró de qué pasta estaba hecho cuando no se arredró ante las acusaciones de pederastia que el presidente chadiano le echó en cara. Al decir de sus azafatas, se comportó como un papá que mantuvo el ánimo alto y evitó que desfallecieran. Volvió a demostrar su temple cuando el furgón policial les trasladó al Palacio de Justicia el 2 de noviembre: ayudó a bajar a cada uno de sus tripulantes, sin aceptar el desplante de los gendarmes. Ayer tenía la voz quizás una octava más grave. Era una voz que había sufrido, pero que sonaba con una nitidez recién salida de un pozo, como recuperada, y eso a pesar de que el cuerpo se le notaba enflaquecido por las penurias. Estamos todos bien y queremos daros las gracias a todos, a toda España. Ha sido largo, estamos deseando llegar a casa Y el alivio. Un alivio que se podía medir en la tarde extrañamente húmeda de Yamena en plena estación seca. Fue Rey el que llevó la voz cantante, sostenido, casi como entablillado, entre sus dos subalternos, el copiloto y el auxiliar de vuelo, quienes mostraron su deseo de tomarse unas vacaciones pero también su empeño en seguir en esto en la aviación, aunque acaso ahora se lo tomen con más tino y examinen con redoblada cautela todo el papeleo de las buenas intenciones. En dos ocasiones negó Rey que supieran nada de las actividades ilegales de la ONG: No sabíamos nada Entre la mirada vigilante de la policía política, y la avidez insaciable de los ojos electrónicos, los tres aviadores, extraordinariamente elegantes para lo mal que lo habían pasado, fueron abducidos por la sala de autoridades. Se quedó solo Bernardino León, que antes había posado entre los tres. Sus primeras palabras fueron de pleitesía hacia sus jefes, Zapatero y Moratinos, y a continuación para las autoridades chadianas, que siempre han estado al otro lado Aprovechó para lanzar un elogio a su independencia judicial que había llegado a la misma conclusión que el Gobierno de Madrid: la inocencia de los acusados. En su visita de poco más de dos horas a Yamena, León se entrevistó con el primer ministro chadiano, a quien agradeció su intervención. Dijo también que habían recibido el apoyo de países amigos y que en todo momento habían informado de sus acciones al Ejecutivo francés. En su reparto de zalemas no se olvidó de países que mostraron su respaldo y colaboración, como Libia, Mali, Nigeria, Guinea... para terminar celebrando la pericia y conocimientos de los diplomáticos españoles en África y mostrar su satisfacción por lo que vio como coronación de una diplomacia discreta y eficaz que hizo gestiones intensas Con De la Vega en directo La conexión de TVE para emitir en directo la bienvenida de De la Vega a los aviadores fue la guinda de la propaganda del Gobierno durante la jornada s Tras su llegada a Madrid, el piloto, Agustín Rey, se mostró orgulloso de su tripulación M. ASENJO MADRID. A las diez menos cinco de la noche, Televisión Española interrumpió su programación para conectar en directo con la base aérea de Torrejón. Especial informativo ¿Qué había ocurrido? La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa de la Vega, apareció en la pantalla, a pie de pista, mirando cómo aterrizaba el avión que traía de vuelta a los tres aviadores españoles retenidos en Chad durante 15 días. La televisión pública se volcó con la noticia, y puso la guinda a un día en el que la maquinaria propagandística del Gobierno funcionó a todo gas. Mientras el locutor no cesaba de alabar el trabajo diplomático del Gobierno de Rodríguez Zapatero, De la Vega se acercaba a saludar a los aviadores y se fundía en un gran abrazo con cada uno de ellos. Hubo conexiones con Valencia (familiares del piloto) con la capital del Chad e incluso con París, porque, se recordó, los medios franceses se volcaron con el viaje de Nicolas Sarkozy al Chad. Igual que unos días antes, cuando el presidente francés trajo a Madrid a las cuatro azafatas españolas y se las dejó a Zapatero en la base aérea de Torrejón, anoche también hubo una declaración oficial ante las cámaras en el hangar del aeropuerto. Con una diferencia: la vicepresidenta centró buena parte de su intervención en alabar las gestiones del Gobierno, con reproches velados a todos los que han criticado la actitud de Exteriores en esta crisis, y no dejó hacer ni una pregunta a los periodistas. La diplomacia ha funcionado subrayó la vicepresidenta, repitiendo el mensaje que el Gobierno había difundido durante toda la jornada de manera casi obsesiva. La acción del Gobierno, remachó De la Vega, ha sido decidida, firme, respetuosa y comprometida como debe ser la buena diplomacia Sarkozy había dejado el listón muy alto, y su gesto dio la vuelta al mundo. Ayer, el Ejecutivo buscó el mismo efecto con media hora de informativo. Atrás han quedado dos semanas de crisis, en las que las gestiones personales de Zapatero brillaron por su ausencia, al menos hasta que el presidente francés nos trajo a las azafatas. Precisamente, las cuatro azafatas flanquearon a sus tres compañeros en la comparecencia de éstos ante los periodistas. El comandante, Agustín Rey, en cuyo rostro se dibujaba la tensión vivida en estas dos semanas, desdramatizó los acontecimientos con un extenso agradecimiento a cuantos han estado pendientes de su suerte y han contribuido a su liberación. Mencionó expresamente al secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, al abogado Javier Nart (por sus gestiones) al Colegio de Pilotos y a los periodistas: De todo corazón agradezco el apoyo recibido dijo, al tiempo que aseguraba que gracias al cónsul español en Camerún, Vicente Mas, habían permanecido comunicados. Agustín Rey habló de que los apoyos han sido un lazo hacia nuestra liberación y del fundamento de su fortaleza en este cautiverio. Hemos sido realmente una tripulación afirmó refiriéndose al copiloto Sergio Muñoz y el auxiliar de vuelo Daniel González, así como a las cuatro azafatas, Tatiana Suárez, Carolina Jean, Mercedes Calleja y Sara López, Estoy realmente orgulloso de cada uno de ellos Sergio Muñoz, declaró que estaban seguros de que como no habían hecho nada, la verdad tenía que caer por su propio peso Señaló que los momentos iniciales fueron los peores, porque no sabían el motivo de su detención. Ha sido un mal trago, han sido quince días y parece que han pasado quince años concluyó. El listón de Sarkozy La vicepresidenta repitió el mensaje que el Gobierno trató de transmitir todo el día: La diplomacia ha funcionado El especial informativo de TVE duró media hora en horario de máxima audiencia ABC. es Vídeo con las primeras palabras de los aviadores españoles tras la liberación en www. abc. es