Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID VIERNES 9 s 11 s 2007 ABC Los ejecutivos del rock El cuarteto neoyorquino Interpol, vestido de riguroso negro, derrochó anoche elegancia en La Riviera. Desde el primer tema, el público coreo sus letras POR CRISTINA ALONSO FOTO DANIEL G. LÓPEZ MADRID. Con su aspecto de un grupo de corredores de bolsa que acaban de terminar su jornada laboral en Wall Street, los neoyorquinos Interpol demostraron anoche en la sala La Riviera que lo suyo no son las finanzas, sino la música. A pesar de todo, y quién sabe si alentados por esta imagen, fueron muchos los que trataron de hacer negocio con la reventa de entradas a las puertas de la discoteca horas antes del concierto. El cartel de agotadas se colgó 15 días antes y su precio inicial era de 39 euros. Vendo tres por 400 euros. Si nadie me los da, pues me las quedo yo, quiero comprarme una moto y me vendría muy bien el dinero, pero también me encanta el grupo, así que no tengo nada que perder explicaba un joven. Yo compraría una por 60 euros, pero nadie me la quiere vender tan barata comentaba una adolescente nerviosa para la que el tiempo corría en su contra. ¡La tengo, la tengo! gritaba emocionada unos metros más abajo otra. Había desembolsado 90. Otros no habían tenido tanta suerte, y una vez comenzado el concierto, sólo pudieron sentarse en torno a la entrada a percibir los ecos. Fue el caso de Tania, de Getafe, que, cabizbaja, escuchaba débilmente los aplausos, las guitarras y las voces con cierta envidia. Lo he intentado al menos. No pensé que iba a ser tan difícil comentaba desilusionada. Las miles de personas que abarrotaban la sala La Riviera empezaron a mostrarse impacientes con los diez minutos de espera con los que les obsequió Interpol. No obstante, en cuanto el cuarteto salió al escenario, las protestas dieron paso inmediatamente a la locura. Vestidos para la ocasión de riguroso negro, algunos con camisa, otros con americana, y envueltos por una nube azul, Paul Banks, Carlos Dengler, Sam Fogarino y Daniel Kessler arrancaron con Pioneer to the Falls uno de los singles de su último trabajo, Our love to admire que el cuarteto se encuentra promocionando por Europa. Los más fans comenzaron a corearla a gritos. Las luces giraron del azul al rojo en su segunda canción, en la que los jóvenes, distribuidos equitativamente por el escenario, se movían enérgicamente al son de sus guitarras. Más allá de su pelo engominado, pantalones a medida, chalecos, raya diplomática y corbatas con los que se acicalan para las sesiones fotográficas, este grupo nacido en los pasillos de la Universidad de Nueva York y que empezó como telonero de U 2 y The Cure, se ha alzado como uno de los máximos referentes del pop internacional, calificándole muchos de post- punk Son una pasada, sus pintas, su música, todo explicaba un seguidor. Tienen una clase que ya les gustaría a muchos. A ellos no les hace falta ir rompiendo instrumentos por ahí para que se hable de ellos revalidaba su compañero de fila. Tras la tercera canción llegó el primer saludo de la noche. Un escueto gracias que cosechó piropos, aplausos y más gritos. Son gente elegante, ¿para qué decir más? Lo que tienen que hacer es tocar decía un seguidor. En torno a Interpol se reunió gente de todo tipo. Algunos no muy dados a ropas formales decidieron rescatar una vieja corbata del armario para identificarse con la esencia del grupo. He de reconocer que me molesta, es asfixiante, no Aires ochenteros Paul Banks envuelto en una nube azul arrancó su concierto con Pioneer to the Falls sé cómo ellos pueden dar un concierto con esto al cuello, pero intentaré aguantar, aunque no prometo nada confesaba un joven del que se habían reído sus amigos al verle llegar. También había aires ochenteros en la discoteca, con peinados que se mantenían en pie gracias a la laca. Mientras el concierto avanzaba, los más persistentes no se rendían. Media hora después de su inicio, tres chicos asaltaban a todos aquellos que llegaban tarde y corriendo al concierto tras un atasco de última hora. ¿No nos querréis vender la entrada? preguntaban a gritos. Los muchachos ni siquiera obtenían contestación. El grupo de la Gran Manzana neoyorquina se ha alzado como uno de los máximos referentes del pop internacional Alcine llenará de cortos Alcalá de Henares en su nueva edición M. DÍAZ MADRID. Más de 80 películas, entre cortos y largometrajes, se exhibirán a partir de hoy en Alcine el festival de cine de Alcalá de Henares que celebra este año su trigésimo séptima edición. El festival de cine más veterano de la Comunidad de Madrid tendrá como sede el Teatro Salón de Cervantes de la ciudad Complutense y se desarrollará hasta el día 17. Alcine cuenta con tres secciones competitivas: el Certamen Nacional de Cortometrajes, donde compiten 37 cortos de producción o realización española; el Certamen Europeo de Cortometrajes, donde participan 37 cortos europeos recientes; y la sección Pantalla abierta, dedicada a las óperas primas, en la que se proyectarán seis largometrajes del cine español y otras dos películas fuera de concurso. Al margen de las secciones oficiales, el festival plantea diferentes actividades con el objetivo de atraer al público infantil y juvenil y a los más mayores. Como novedad, se celebrará el Día de Irlanda una jornada en la que se descubrirá la cultura de ese país a través de la cinematografía, la música y la publicidad. También habrá un ciclo dedicado al juguete, Toy Story y sesiones de denuncia social bajo la sección El dedo en la llaga Los mayores tendrán su espacio en la sección Mayores sin reparos con la comedia como hilo con- Nacido entre clase y clase ductor de historias protagonizadas por la tercera edad. Fuera de las pantallas de cine se celebrarán jornadas en las que se descubrirán fórmulas para adentrarse en el mundo del largometraje con charlas y talleres sobre producción de películas de bajo de coste, otro cambio introducido en la programación. La entrada a cada sesión cuesta tres euros y se ha puesto en marcha un servicio de autobuses gratuitos que conectan la plaza de Cibeles de Madrid con la plaza de Cervantes de Alcalá de Henares. Más información y programación: www. alcine. org