Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID VIERNES 9 s 11 s 2007 ABC Realizaban su trabajo antes de que el equipaje llegase a la bodega del avión, una vez facturado y en el trayecto de la cinta manipulando en el interior de su equipaje. Su objetivo: iPod, PDA, móviles, cámaras... Se centran en las maletas blandas, de cremallera y en bolsos de viaje o mochilas, porque son más fáciles de abrir. En las imágenes, un trabajador, en plena faena; después fue cacheado Pillados in fraganti Las cámaras que velan por la seguridad de las instalaciones aeroportuarias han detectado a operarios Diecisiete empleados de Barajas, detenidos por robar en los equipajes Han sido sorprendidos por las más de 5.000 cámaras que controlan la seguridad del aeropuerto desde que arrancó 2007 s El despido es el destino de estos ladrones M. J. ÁLVAREZ MADRID. Aprovechan su trabajo de traslado de equipajes para apropiarse de lo ajeno. No de cualquier cosa, sino de objetos pequeños, valiosos y fáciles de ocultar entre sus ropas. Las nuevas tecnologías son su finalidad. O dinero. No son muchos, pero haberlos haylos Como las meigas. Realizan su labor en el aeropuerto madrileño de Barajas, con un volumen de viajeros que supera los 45 millones, y, aunque las maletas no llegan a tanto, no le andan a la zaga. Y son éstas sus preciado objeto de deseo. La Guardia Civil que opera en el aeródromo ha detenido en lo que va de año a 17 amantes de lo ajeno. Ninguno pudo negar la evidencia. Fueron grabados por las cámaras. Los operarios sustraen, sobre todo, móviles, PDA, Mp 4 o iPod, portátiles, cámaras fotográficas o cualquier objeto que puedan vender de forma rápida por unos nada despreciables euros. Llevan a cabo su tarea tomando muchas precauciones, ya que no ignoran que más de 5.000 cámaras están controlando la seguridad de las instalaciones. Sin embargo, hay algunas visibles y otras ocultas. Realizan su trabajo antes de que el equipaje llegue a la bodega del avión. Durante su traslado. Una vez facturado y en el trayecto de la cinta transportadora hasta el aparato. Desechan las maletas rígidas y se centran en las blandas y en las bolsas de viaje y mochilas con cremalleras. De su destreza no cabe la menor duda: con una mano abren el equipaje y con la otra palpan su interior, para detectar si puede haber algo de su interés. Descartan los bultos duros, por el tiempo que tardarían en Más de 5.000 cámaras abrirlos sin levantar las sospechas de algún compañero o sin ser sorprendidos. Se trata de hacerlo rápido. Las imágenes son recibidas en un centro de control. Allí no sólo se contempla lo que ocurre a la vista de todos, sino lo que pasa en la trastienda de los más de 4.000 metros cuadrados que tiene el aeropuerto. Con la grabación en la mano, los efectivos de la Guardia Civil del aeropuerto se encargan de localizar y de detener al ladrón. Su destino final es el despido. Eso sí, sin ruido y de una forma discreta. Fuentes del Instituto Armado aseguran que no son demasiado frecuentes estos casos, si bien no niegan que ocurran. Hay miles de personas trabajando en las instalaciones y siempre hay garbanzos negros Mientras, la sufrida víctima de estos robos poco puede hacer. Es difícil demostrar estos hurtos y probar que algo ha desaparecido de su equipaje. Fuentes de AENA se limitaron a explicar que en Barajas hay tres empresas concesionarias de transportar maletas, denominadas handling y otras aerolíneas con autohandling es decir, ellas se encargan de todo. Son una minoría. ABC. es Vídeo con todas las imágenes en: http: abc. es Disparan en la sien a un joven cuando huía de su agresor CARLOS HIDALGO MADRID. Un joven resultó ayer herido muy grave al ser tiroteado en la cabeza en el distrito de Tetuán. Los hechos sucedieron poco antes de las nueve de la noche en la calle de Carmen Montoya 16 en donde tenía alquilada una plaza de garaje. La víctima, Juan Ruiz Lucena, español de 30 años, iba acompañado por una chica suramericana que podría ser su novia. Se disponía a pasar una velada tranquila, víspera de fiesta, Sin embargo no fue así. Accedió con su vehículo al parking sin saber que había un hombre en su interior, al parecer, esperándole. Casi de inmediato, comenzó a dispararle. Lo hizo en tres ocasiones, mientras la pareja intentaba escapar, presa de pánico. Juan Ruiz no cesaba de gritarle a su acompañante: ¡Sal corriendo! ¡Sal corriendo! Él fue el primero en llegar a la calle. Y, en plena calzada, a la altura del número 16, le tirotearon de nuevo, alcanzándole de lleno en la cabeza. Se desplomó, dejando en el suelo una bolsa con bocadillos. Tenía una herida de bala en la sien derecha, con orificio de entrada y no de salida, lo que le ha podido provocar gravísimas lesiones. No se descarta incluso la muerte cerebral. Juan Ruiz es de complexión fuerte y lleva un tatuaje en el hombro. El Samur- Protección Civil le estabilizó y le trasladó hasta el Gregorio Marañón, en donde fue intervenido. Al cierre de esta edición se temía por su vida, según fuentes de Emergencias Madrid. Su acompañante, a pesar del fuerte shock sufrido, rehusó ser atendida por psicólogos del Samur. No cesaba de repetir que se quería ir a su casa. El Grupo VI de Homicidios tomó las riendas de la investigación. Una de las hipótesis que se manejan es el ajuste de cuentas aunque no se descarta la del robo. El coche del herido, un Mercedes deportivo, descapotable y plateado, fue sacado del garaje por una grúa. La Policía Municipal recogió en el lugar de la agresión un casquillo de bala. El joven se desplomó en la calle dejando caer una bolsa Se da la circunstancia de que en el edificio en el que ocurrieron los hechos- -que tiene cuatro años y es del IVIMA- -los residentes han denunciado que EFE algunos vecinos alquilan plazas de garaje a gente muy rara Encima son lugares en los que no se puede aparcar, como rampas indicaron.