Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 9 s 11 s 2007 INTERNACIONAL 29 Musharraf promete elecciones El Congreso de EE. UU. revoca por primera vez antes del 15 de febrero y que dejará la jefatura del Ejército un veto de George Bush Bhutto califica de insuficiente el anuncio y exige el abandono inmediato de la milicia ABC ISLAMABAD. El presidente paquistaní, general Pervez Musharraf, anunció ayer que debemos celebrar las elecciones antes del 15 de febrero de 2008 con lo que ha puesto de momento fin a las especulaciones sobre un hipotético retraso de los comicios legislativos provocado por el estado de excepción que decretó el sábado, según información de Otr Press. Precisamente el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, habló con Musharraf antes del anuncio para instarle a celebrar cuanto antes estas elecciones y cesar en el cargo como jefe del Ejército. La fecha final para los comicios dependerá de la coordinación entre las distintos parlamentos, tal y como destacó Musharraf a los medios oficiales. Estamos buscando una fecha en la que podamos disolver simultáneamente todos los Parlamentos y poder celebrar elecciones para la Asamblea Nacional y las cuatro provinciales aseguró. El anuncio, sin embargo, no satisfizo a Benazir Bhutto, ex primera ministra y dirigente de la oposición que- -informa Efe- -además de calificarlo de vago e insuficiente exigió al presidente que abandone la jefatura del Ejército en una semana. Queremos una fecha electoral y queremos una fecha de retirada de las Fuerzas Armadas afirmó Bhutto que recordó la fecha del 15 de noviembre, prevista anteriormente por Musharraf. El jefe del Estado, por su parte, se limitó a afirmar que abandonaría su cargo militar antes de jurar un nuevo mandato presidencial. La Casa Blanca saludó el anuncio del presidente paquistaní, informa Efe, formulado un día después de que el presidente estadounidense, George W. Bush, conversara con Musharraf y le instara a convocar elecciones y abandonar el mando del ejército. No se puede ser a la vez presidente de un país y jefe de los militares dijo Bush en una rueda de prensa junto al presidente de Francia, Nicolás Sarkozy. Creemos que es bueno que el presidente Musharraf haya dejado claro a los paquistaníes el día de las elecciones dijo la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino. El ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Angel Moratinos, en la Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno en Chile garantizó la seguridad de la Embajada española en Pakistán ante la posibilidad de que haya peligro de ataques a intereses nacionales en ese país. Críticas de la oposición EFE WASHINGTON. El Congreso estadounidense rechazó ayer el veto que interpuso el presidente George W. Bush a un proyecto de ley de infraestructuras hídricas, en lo que constituye la primera vez que esto ocurre durante su mandato. En una votación llevada a cabo ayer en el Senado, el citado proyecto de ley, que tenía por objeto permitir la puesta en marcha de cientos de proyectos de infraestructuras para el agua, superó finalmente el veto que había impuesto el presidente el pasado 2 de noviembre. Por un total de 79 votos frente a 14, el Senado, de mayoría demócrata, superó el veto presidencial, para lo que era constitucionalmente necesario el apoyo de al menos dos tercios del pleno. El martes, la Cámara de Representantes, por 361 votos frente a 54, se pronunció también a favor de rechazar el veto presidencial. Este proyecto de ley propone la inversión de 23.000 millones de dólares en la reparación de daños ocasionados por huracanes, mantenimiento de pantanos y prevención de inundaciones en todo el país, entre otras cosas. El veto a este proyecto es el quinto que utiliza Bush desde que llegó a la Presidencia de Estados Unidos, hace siete años, si bien pasó los primeros cinco años y medio de su gestión- -con mayoría republicana en el Congreso- -sin necesidad de ejercer ese poder. Dos de los cuatro vetos anteriores de Bush estaban relacionados con la dotación de fondos para la investigación con células madre, el tercero estaba vinculado a los presupuestos de la guerra de Irak y el cuarto impidió ampliar la cobertura de salud de los niños más desfavorecidos. La última vez que el Congreso norteamericano consiguió superar un veto presidencial fue en noviembre de 1997 durante la legislatura de Bill Clinton y fue en relación al presupuesto general. Asuntos variados