Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA La crisis de la inmigración s El éxodo rumano VIERNES 9 s 11 s 2007 ABC Llega a Melilla la primera patera en año y medio, con 71 subsaharianos El Gobierno niega relación con la crisis diplomática y defiende el control marroquí LORENA SEBASTIÁN MELILLA. Dos días después de la visita de los Reyes a Melilla y Ceuta, y un año y medio después de que llegara la última patera, una embarcación neumática tipo zodiac llegó a las costas melillenses. No era una pequeña barca de las que últimamente se acercan hasta Ceuta, por ejemplo, sino una lancha de 10 metros con 71 inmigrantes, subsaharianos a bordo. Los inmigrantes aseguraron que se dirigían a Almería y se habían perdido, pero la especulación que rondó todo el día es que Marruecos podría haber empezado a rebajar la presión en sus fronteras como protesta por la visita de Don Juan Carlos y Doña Sofía. Incluso se habló en la ciudad autónoma de represalia. El Gobierno reaccionó en cuestión de horas. La llegada de esta embarcación no guarda ninguna relación con la crisis diplomática. De la Vega, Camacho y los delegados del Gobierno en Melilla y Ceuta coincidieron en las versiones. La barcaza recaló en una playa de Melilla cercana a la incineradora, donde fue interceptada a las 5.45 horas de la pasada madrugada. Los náufragos llevaban 24 horas en el mar. Explicaron que se dirigían a Almería pero se desorientaron hasta que vieron una luz y navegaron en esa dirección. Según fuentes de la Delegación del Gobierno, todos los inmigrantes son de origen subsahariano, 61 son hombres, siete mujeres y tres menores Se encontraban en buen estado de salud, aunque dos fueron trasladados al Hospital Comarcal por presentar síntomas de hipotermia, pero fueron dados de alta poco después. Los inmigrantes están ingresados en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes, donde funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía empezaron ayer los trámites de identificación para intentar expulsarlos. La embarcación partió desde Afrau, una localidad costera marroquí que se encuentra a unos 60 kilómetros al oeste de Melilla. La hipótesis de que sea una estrategia de Marruecos se basa en que no llegaba una lancha de este tipo hace muchos meses. Tras la crisis de las vallas de Ceuta y Melilla, y la presión de España, el Gobierno marroquí cerró el grifo en sus fronteras, lo que se notó de inmediato tanto por tierra como por mar con respecto a las ciudades autónomas y el Estrecho. También en Canarias, aunque en las islas sí que se han producido repuntes de pateras cargadas de subsaharianos procedentes de las costas de Marruecos. El Gobierno no ve ninguna relación entre la llegada de la patera y la crisis diplomática que ha provocado Marruecos. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, recordó que siguen llegando pateras, algunos días más de lo deseado y destacó la magnífica relación que hay entre España y Marruecos en el control de los flujos migratorios. Los inmigrantes hacen largas colas en la sede de Documentación y Extranjería de Castellón Aquí no cabemos más En cinco años, la ciudad de Castellón ha pasado de tener 200 ciudadanos de Rumanía a los 20.000 actuales (60.000 en la provincia) s La propia población rumana ve con preocupación que los expulsados de Italia pongan rumbo a España POR L. PARDO E. VILLAREJO FOTO: PAU BELLIDO CASTELLÓN. De 200 a 20.000 empadronados en la capital de la Plana y 60.000 en toda la provincia. Así ha crecido la ciudadanía rumana en los últimos cinco años en Castellón. La mayoría de los que viven en la capital provienen de Tergoviste. La pujanza económica y las noticias de quienes vuelven a su país de origen han generado que Castellón sea la provincia con mayor concentración de población rumana de España. El aumento vertiginoso de este colectivo ha encendido también la luz de alarma entre la propia comunidad rumana. Desde la Asociación de Inmigrantes de Países del Este se insiste en que el proceso migratorio debe ser canalizado desde la legalidad. Hace años que vivimos sobre un polvorín que puede estallar en cualquier momento. Somos muchos inmigrantes en una ciudad tan pequeña y muchos no tienen sus problemas resueltos como la documentación, sin trabajo, durmiendo bajo los puentes... Daniel Ionescu, de Bucarest, trabaja en la construcción y mientras apura el café matutino, reflexiona: Aunque quisiéramos, aquí ya no cabemos más En Castellón se editan tres periódicos rumanos, Tara Mea, Xpress y Ziarul Nostru, ediciones que han cumplido un año de existencia. El Journal National, una de las principales cabeceras de ámbito nacional de Rumanía, abrirá una delegación en la capital de La Plana. Aunque en la Escuela Oficial de Idiomas todavía no se ha aprobado esta línea, los castellonenses tienen una importante oferta de clases de rumano. La Cámara de Comercio ofrece cursos rápidos especializados en el lenguaje de los negocios; al Centro Cívico Rumano acuden periodistas, funcionarios, maestros y empresarios. Y es que en la calle, en los supermercados, en los bares, se escucha más la lengua rumana que castellano o valenciano. La situación se extiende a las aulas. Elena, una maestra interina ha decidido aprender rumano porque en la clase de 30 niños, tan sólo cinco son españoles. Castellón es una Pequeña Rumanía donde puedes consumir libros de la biblioteca rumana del Centro Cívico, comprar las últimas publicaciones o discos de Rumanía en una librería especializada, degustar los dulces de Transilvania en sus tres pastelerías o comprar los típicos micht frescos en más de 15 tiendas de alimentación rumanas. Además de los bares que ofrecen la comida típica de la Dacia, Castellón concentra más de 100 negocios de ropa, importación de vinos y otras productos que regentan empresarios rumanos con empleados incluso españoles a su cargo. Avalancha de 700 irregulares en seis días en Canarias E. CALVO LAS PALMAS. Cuatro subsaharianos lograron sobrevivir a ocho días de navegación durante los que permanecieron escondidos en el hueco del casco de un petrolero que partió de Lagos (Nigeria) y llegó el lunes a Las Palmas. Se ocultaron en el hueco donde entra el eje del timón del petrolero, de unos 180 metros de eslora, que se disponía a seguir su ruta hacia el Estrecho de Gibraltar, informó un portavoz de Salvamento Marítimo. La llegada de cayucos continúa. Desde el sábado, ya son casi 700 los irregulares que han arribado a Canarias. Ayer, un cayuco con 87 inmigrantes fue interceptado en Tenerife (viajaban al menos 16 menores) y otro fue interceptado a 180 km de las islas con 102 inmigrantes a bordo. Clases de rumano