Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es VIERNES 9- -11- -2007 ABC Rabat condiciona el fin de la crisis a negociar la soberanía de Ceuta y Melilla La Liga Árabe ofrece su apoyo total a Marruecos para que se respeten sus derechos legítimos TEXTO Y FOTO LUIS DE VEGA, CORRESPONSAL RABAT. Pese a insitir en que la crispación bilateral es muy distinta de la que se vivía en 2002, cuando tuvo lugar el incidente del islote Perejil, el Gobierno de Marruecos puso ayer más presión al Ejecutivo que preside Rodríguez Zapatero al reclamar la apertura inmediata de un diálogo sobre los territorios españoles del norte de África. Poner sobre la mesa negociadora la cuestión de la soberanía de Ceuta y Melilla será un elemento fundamental para la buena recuperación de las relaciones afirmó ayer el ministro de la Comunicación, Khaled Naciri, a ABC. El portavoz del Gobierno aboga por una discusión amistosa y franca para llegar a una solución que tome en consideración los derechos fundamentales de Marruecos, es decir, el derecho de soberanía Naciri asistió junto a otros miembros del Ejecutivo marroquí al I Encuentro Internacional de Defensores del Pueblo del Entorno del Mediterráneo organizado en Rabat por España, Marruecos y Francia, y cuya inauguración presidió el primer ministro Abbas El Fassi. Entre los asistentes, además del Defensor español, Enrique Múgica, se encontraba también el embajador Luis Planas en lo que puede interpretarse como un intento por ambas partes de mantener las agendas previstas antes de la crisis desatada con la llamada a consultas del embajador en Madrid por parte de Mohamed VI hace una semana. El diálogo es absolutamente necesario, pero no sobre Ceuta y Melilla que son ciudades españolas desde el siglo XV ni más ni menos señaló Múgica a los periodistas, aunque se mostró convencido de que la crisis son unas nubes que el Gobierno trata de eliminar del cielo azul de las relaciones Los contactos nunca se han interrumpido e imagino que los dos Gobiernos acabarán por encontrarse para hablar, espero que de todos los problemas, incluido el de Ceu- El primer ministro marroquí, Abbas El Fassi, junto a los Defensores del Pueblo de España y Marruecos, ayer, en Rabat ta y Melilla añadió Naciri, para quien el regreso del embajador Omar Azziman a su puesto en Madrid está en función de la evolución positiva de las relaciones El ministro de Estado sin cartera y líder de la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP) Mohamed el Yazghi, cree que es condición esencial y absoluta dialogar sobre el estatuto de las dos ciudades, a las que calificó de puntos de contrabando, tráfico de drogas y delincuencia organizada algo que no ocurriría si estuvieran bajo bandera marroquí, añadió en declaraciones a este corresponsal. Estima que se trata de un problema de descolonización y España debe actuar como en su día hicieron Gran Bretaña o Portugal con casos como el de Hong Kong o Macao. Aunque Marruecos se independizó en 1956, el ministro afirmó que esos conflictos son de la misma época que Ceuta y Melilla. Todo funciona menos esto dijo El Yazghi en referencia a la reivindicación de los territorios españoles en el norte de África, aunque añadió que es importante mantener las relaciones políticas, económicas, de seguridad o culturales. En cuanto al regreso del embajador, Azziman se limitó a decir que representa al Rey, que fue el que lo llamó (a consultas) y debe ser él el que decida El Parlamento volvió ayer a la carga por medio de la comisión de Exteriores del Senado Moratinos se toma con tranquilidad y serenidad la crisis con Marruecos L. AYLLÓN, E. E. SANTIAGO DE CHILE. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, expresó ayer a los periodistas que su disposición ante la crisis abierta con Marruecos con motivo de la visita de los Reyes a Ceuta y Melilla es la de trabajar con tranquilidad y serenidad Moratinos, que participa en la Cumbre Iberoamericana, fue preguntado por los periodistas acerca del comunicado difundido por la Liga Árabe, en el que esa organización manifiesta su total apoyo a las reclamaciones de Marruecos sobre las dos ciudades autónomas. El ministro, que mantiene una relación muy amistosa con el secretario general de la Liga Árabe, Amr Mousa, eludió una réplica directa a ese comunicado, e insistió en que Marruecos tiene una posición sobre Ceuta y Melilla, mientras España tiene otra que es clara, contundente y firme Reiteró que las relaciones entre los dos países tienen la suficiente densidad y profundidad estratégica como para superar divergencias Nubes en un cielo azul