Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN VIERNES 9 s 11 s 2007 ABC Mañana sábado en ABC Mujer Hoy Corazón Málaga, ciudad del amor La actriz Belén Rueda y el director y productor José Luis Sánchez disfrutan de su amor en la ciudad de Málaga. Una pareja más que consolidada, porque el intérprete ya conoce a las hijas de su novia. S 6 Grafitti: gritos de la ciudad Dos mil quinientos metros cuadrados de muros de la empresa sevillana de aguas han mudado su piel. Puro grafitti, una forma de expresión que gana protagonismo día a día ABCD Viaje al corazón de Conrad El 3 de diciembre se cumplen 150 años del nacimiento del creador de Lord Jim el escritor que trazó un relato paralelo entre el viaje exterior y la aventura interior. El corazón de las tinieblas aún late. ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero La noche de los cristales rotos Hace sesenta y nueve años, el 9 de noviembre de 1938, tropas de asalto y ciudadanos comunes saquearon hogares y negocios judíos en decenas de ciudades alemanas, destruyendo edificios y golpeando a gente inocente. El horror que llevaría el nombre de Kristallnacht o la Noche de los Cristales Rotos preanunció las atrocidades del Holocausto. Este trágico capítulo de la historia resulta útil para subrayar el poder de la gente común. Podemos elegir entre el uso de la violencia o, al igual que el diplomático sueco Raoul Wallenberg, hacer todo lo posible para ponerle un punto final a la violación de los derechos de nuestros semejantes. Así como la Noche de los Cristales Rotos representa lo peor que puede cometer el ser humano, las acciones de Wallenberg en 1944 muestran lo mejor que una persona puede dar de sí. Al arribar a Budapest, el diplomático diseñó pasaportes falsos y estableció casas seguras bajo la protección de la bandera neutral sueca. Las acciones de Wallenberg salvaron a decenas de miles de judíos húngaros condenados por el régimen nazi. Los conflictos étnicos y religiosos que impregnan los titulares de la prensa de hoy nos señalan que la atrocidad de Kristallnacht se encuentra todavía muy cerca nuestro. Su recuerdo no debe ser materia exclusiva para los historiadores. Por ello, es preciso apreciar el valor de la diversidad así como estimular el ejercicio de los valores de la solidaridad y el coraje cívico. Baruj Tenembaum, fundador de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg Chad. Todos los tripulantes deberían haber sido liberados a la vez. John Hillegas Garay Madrid te exordio nos lo estamos haciendo el 90 por ciento de los que todavía nos sentimos identificados con la nación española. Llevamos casi 30 años y ningún Gobierno, ni la UCD, ni el PSOE, ni el PP, acaban de sacudirse de sus complejos, mientras las dentelladas de los separatistas con sus revanchismos y rencor está produciendo en la sociedad un sectarismo imposible para la convivencia. Ahora, ante la debilidad de nuestros gobernantes, los nacionalistas se han convertido en grandes difusores de la mentira, del rencor y del odio. ¿Quién ha creado esta situación? A. Ramírez Díaz. La Granja de Torrehermosa (Badajoz) Nuestra diplomacia SERENIDAD Y LOCURAS D on Juan Carlos aporta a la XVII CumbreIberoamericana una majestad serena y dialogante que contrasta con los desvaríos de algunos de los participantes. En Buenos Aires, La Nación elogia la presencia real, con su carácter facilitador del diálogo intentando con buena voluntad el entendimiento entre Estados prestos a las trifulcas más bizantinas e inflamables. En Santiago de Chile, El Mercurio insiste, igualmente, en la ejemplaridad de la presencia real, cuando el periódico denuncia los inquietantes fantasmas que se ciernen, siempre sobre el Cono sur americano: Preocupante pérdida de dinamismo corrupción populismos violencia En Colombia, El Tiempo publica un amargo comentario del escritor Óscar Collazos, lamentando la deriva venezolana, entre revolución y fascismo temiendo que la izquierda democrática esté alejándosevertiginosamente de Hugo Chávez, cabalgando hacia el extremo populista y sus llamaradas de violencia. Por su parte, Radio 10, emisora argentina, ha dialogado con Pilar Róala, que recuerda las relaciones entre Zapatero y Chávez: Zapatero tiene el corazón partido. Mira a Michelle Bachelet, y quiere ser su amiga. Mira a Chávez, y quiere hacer negocios con él. Nunca se sabe si Zapatero quiere ser gestor o populista En otro terreno, Wall Street Journal publica un análisis de dos personalidades que trabajaron con Ronald Reagan y Bush padre, afirmando que el juicio madrileño del 11- M ha sido una muestra de eficacia judicial, aunque concluye: Hay pocas razones para creer que ese veredicto vaya a tener algún efecto disuasorio contra los yihadistas Mientras Marruecos llamó al embajador en España a consultas, Moratinos, lejos de practicar la reciprocidad, estaba oyendo los quejíos del Lebrijano en el país vecino. Nuestra diplomacia ha estado más dura de oído con los lamentos de nuestros nacionales retenidos en el Chad. Sarkozy, que tiene duende, se ha adelantado, trayendo en su avión a las azafatas españolas hasta Torrejón de Ardoz. Que no tengamos vínculos ex- coloniales o lingüísticos con este país no justifica la sensación de inanidad a la que se ve sometida nuestra capacidad de influencia en las relaciones exteriores. Parece difícil enemistarse con Argelia y Marruecos a la vez, y lo hemos conseguido. Se rescinden los contactos gasísticos con uno y ahora, tras la visita de nuestros Reyes a Ceuta y Melilla, la propaganda alauí compara a las ciudades españolas con Palestina. En este escenario, Moratinos, que tendría que defender nuestra postura, justifica la posición marroquí, con una andanada de las suyas: Cada uno defiende lo suyo Mejor no pensar en que nos podamos encontrar en una situación de indefensión fuera de nuestras fronteras. Pero en ese caso, al estilo de las películas, parece que en lugar de decir que uno es ciudadano español, habrá que decir que somos vecinos de Francia. Javier Martínez Madrid ción especial para transportar a 103 menores sin acompañar, que sólo se reserva para situaciones excepcionales- -evacuaciones de territorios en guerra, por ejemplo- En estos casos, incluso estaría permitido llenar el avión por encima de la certificación oficial de su fabricante y hasta podría transportar a los pasajeros de pie, si fuera necesario. Esta normativa es internacional. De los tres tripulantes que quedan, uno es el comandante, otro el segundo piloto y el tercero es un auxiliar de vuelo como yo, es decir, lo que vulgarmente se conoce como azafato. El auxiliar o azafato, Daniel González, tiene aún menos responsabilidad que la sobrecargo o jefa de cabina de pasajeros de la tripulación que ha sido liberada. Aunque creo que ninguno de los tripulantes tiene responsabilidad alguna en los presuntos hechos delictivos de la expedición a la que transportaban, el hecho de que un miembro de la tripulación de la misma categoría laboral y menor responsabilidad que la sobrecargo siga retenido por ser varón, demuestra la discriminación sexual y la arbitrariedad en las decisiones del Gobierno de Los separatistas En el primer discurso de Cicerón en las Catilinarias se lee: Hasta cuándo Catilina abusarás de nuestra paciencia Es- Discriminación sexual Escribo como auxiliar de vuelo masculino (TCP) de Iberia para aclarar algunos conceptos erróneos que se están manejando en el caso de los tripulantes españoles retenidos en el Chad. Se trataba de un vuelo calificado como evacuación sanitaria con todos los permisos en regla. De lo contrario, no habrían recibido la autoriza- Fe de errores Por error, en la Tribuna Abierta La España real: evocación de Julián Marías (7 de noviembre) de Luis de la Corte, se afirmaba: Don Juan Carlos logró dar impulso a un difícil proceso tendente a aprovechar la legítima legalidad de la dictadura para engendrar un nuevo orden legítimo basado en la democracia Donde se afirmaba legítima, debía poner ilegítima, como figuraba en el texto original del autor.