Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8- -11- -2007 Tenis s Masters femenino DEPORTES 101 El veneno del tenis, para Haas POR RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Es aún pronto para lanzar las campanas al vuelo y asegurar que el tenista alemán Tommy Haas fue envenenado en Moscú durante el pasado campeonato de la Copa Davis. Sin embargo, tal posibilidad no es en absoluto descabellada. Rusia es un país con una antigua tradición en el uso de sustancias tóxicas para eliminar enemigos o adversarios molestos. El veneno fue siempre una de las armas empleadas por los servicios secretos rusos, bien para matar o simplemente para quitar de en medio a alguien de forma momentánea. sentido tan mal. Y no me he recuperado aún. Mi estómago, de repente, se vuelve completamente loco Lo del uso del veneno en Rusia es algo histórico. Un ejemplo remarcable lo constituye Rasputin, envenenado en 1916. Serena Williams se retiró por lesión en su rodilla izquierda y abandonó el torneo FRANCISCO SECO Ayer saltaron todas las alarmas cuando se publicó en Alemania que Alexander Waske, compañero de equipo de Haas en la Davis, seguraba que el jugador había sido envenenado en Moscú. El propio Haas se vio obligadoa confirmar las sospechas y la Federación Internacional de Tenis anunció que abrirá una investigación. Rusia venció a Alemania las semifinales de la Copa Davis el pasado septiembre a pesar de que los teutones empezaron ganando por 2- 1. El punto decisivo lo tenía que disputar precisamente Haas, pero la noche anterior se sintió indispuesto: Nunca en mi vida me había Alarma en Alemania Pero el perfeccionamiento de la sintetización de toxinas y su empleo masivo dio un enorme salto adelante durante la época de Stalin. Fue entonces, concretamente en los 30, cuando surgió el llamado Laboratorio- 12 conocido también como la Cámara Allí se crearon poderosos venenos capaces de matar rápidamente sin dejar huella en el organismo. Con una de esas misteriosas toxinas fue eliminado, en 1947, el diplomático sueco, Raoul Wallenberg. La misma suerte corrieron el dirigente ucraniano Stepán Bander, en 1959, y el disidente búlgaro Gueorgui Márkov, en 1978, que recibió la punzada de un paraguas emponzoñado. La periodista Anna Politkóvskaya, asesinada a tiros hace poco más de un año en Moscú, también fue envenenada en 2004, cuando viajaba a Osetia del Norte para cubrir la sangrienta toma de rehenes en la escuela de Beslán. La intoxicación intestinal que sufrió, muy parecida a la descrita por Haas, la dejó fuera de combate durante varias semanas. Stalin lo perfecciona Nadal se medirá en el Masters con Gasquet, Djokovic y Ferrer ABC SHANGHAI. Se puede decir que Rafa Nadal ha tenido suerte en el sorteo del Torneo de Maestros. Ha quedado encuadrado en el grupo Dorado junto a Djokovic, Gasquet y David Ferrer, a priori más sencillo que el grupo Rojo donde Roger Federer medirá sus fuerzas con Roddick, Fernando González y Davydenko. El español Tommy Robredo figura como primer reserva, tras la renuncia del argentino David Nalbandian y el torneo, dotado con 4,450 millones de dólares, se disputará del 11 al 18 de noviembre en el estadio Qi Zhong. Sin duda la diosa fortuna se ha aliado con Nadal, que se verá las caras con tres debutantes en este tipo de torneo, pero los números entre ellos son a tener en cuenta. Novak Djokovic es, junto con Federer y el argentino David Nalbandian, uno de los tres jugadores que ha derrotado a Nadal en dos ocasiones esta temporada (semifinales de Montreal y cuartos de Miami) En el caso de Ferrer, el de Xavea cortó una racha de derrotas personales al imponerse Rafa en los octavos de final del Abierto de Estados Unidos y acortar 4- 2. El debut de Nadal será contra el francés Richard Gasquet, con quien tiene un balance favorable de 3- 0, aunque todos sus partidos se han disputado sobre tierra, y el último en 2005 en Roland Garros. La desintegración de la URSS hizo que muchos antiguos agentes secretos, militares y policías se pasaran a las filas de la mafia. Las técnicas de envenenamiento fueron asimiladas por las organizaciones criminales rusas. El banquero Iván Kivelidi fue asesinado en agosto de 1995 con un potente veneno que le rociaron en el auricular del teléfono. El actual presidente ucraniano, Víctor Yúshenko, fue intoxicado con una dioxina fabricada en Rusia para apartarle de la campaña electoral hace tres años. Él sospecha de Moscú. El último caso sonado ha sido el del ex espía ruso Alexánder Litvinenko, que murió hace un año en Londres. Le añadieron al té Polonio 210, una sustancia radiactiva y altamente tóxica. El mundo de las apuestas en Rusia está en manos de las mafias y en el tenis reporta grandes beneficios. Nadie descarta que el envenenamiento de Haas esté relacionado con ello. En manos de las mafias