Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8- -11- -2007 89 Angélica Lidell desembarca en el CDN con dos obras profundas y arriesgadas ABC MADRID. El Centro Dramático Nacional (CDN) también apuesta por los autores españoles: Angélica Lidell, con su obra Perro muerto en tintorería: los fuertes una propuesta arriesgada con la que la artista llega a la corte para reivindicar que la presencia del teatro alternativo en el CDN sea algo habitual y no extraordinario Para el director del Centro, Gerardo Vera, éste espectáculo- -que se representará en el Teatro Valle- Inclán hasta el próximo día 16- -será el primero de los dos montajes que Liddell exhibirá esta temporada con el Centro Dramático Nacional, al que volverá en diciembre con El año de Ricardo Un estilo que el propio Vera calificaba de inteligente, arriesgado, profundo y necesario y que se evidencia perfectamente en una obra donde la autora catalana lleva al hombre a una situación casi apocalíptica para ver cómo reacciona en situaciones extremas En su intento de prender al mundo con sólo una astilla Angélica Lidell se inspira en textos tan dispares como el bíblico Libro de Job El contrato social de Rosseau y, sobre todo, El sobrino de Rameau de Diderot, con el que se siente identificada también en lo personal para, según dice, descubrir la podredumbre que subyace en el mundo Así comenzó a gestarse hace ocho años este texto que ha sufrido innumerables correcciones de la autora. Según explica la artista, las catástrofes de estos años, como la caída de las Torres Gemelas o las invasiones ilegítimas le llevaron a imaginar este mundo en el que los personajes, alienados por un régimen totalitario, se inventan crímenes para poder recuperar sus sentimientos, pero cuando lo consiguen se autodestruyen La propia Liddell se sube al escenario- -junto a Nasima Akaloo, Miguel Ángel Altet, Carlos Bolívar, Violeta Gil y Vettius Valens- -para encarnar a un perro, en un trabajo que resume como demoniaco y de demencia controlada Enrique Marty, creador de las esculturas que aparecen en escena, habló de la obra como teatro explosivo, demoledor, casi una bomba de relojería al tiempo que se mostró contentísimo de poder aportar algo a un texto increíble Una escena de Yo no soy un Andy Warhol de Alfonso Plou, que representa la compañía Teatro del Temple ABC La programación Sábado 10: En las puertas de Europa de A. Iglesias; Umbral de P. Zarzoso Domingo 11: Visa vis de S. Ugalde; Otmeto de Peru C. Sabán; Las heridas del viento de J. C. Rubio Lunes 12: Fuga de J. Galcerán Martes 13: Invisible de E. Zamanillo; L infern de Marta de P. Alapont; A solas con Marilyn de A. Zurro Miércoles 14: Papirus de I. Llansó; Cantando bajo las balas de A. Álamo; Lluvia en el Raval de P. Miró Jueves 15: Cigarra y hormiga de P. I. Eguiluz, P. Revueltas y A. I. Martínez; Hazmerreír de M. Torres; Soliloquio de grillos de J. Copete; Canvi climàtic: Circus de X. Castillo. Viernes 16: Rebeldías posibles de L. García- Arús y J. G. Yagüe; La tierra de J. R. Fernández; Tengo mucho cuento de P. Díaz y R. Castillo. Sábado 17: Cónsules de la calle: momento de R. Cancelo; Margar en el palacio del tiempo de Á. Cuña; Yo no soy un Andy Warhol de A. Plou; Vida clownyugal de S. Claramund y P. Salgado. Domingo 18: Happy birthday, miss Monroe de J. Moreno; La mujer que se parecía a Marilyn de E. Galán también es más fácil lograr que los productores se arriesguen. Entre los tópicos que explican la crisis de la dramaturgia española: la fuga de autores a la televisión, un medio que, como dice Galcerán, nos ha permitido a algunos vivir de escribir, algo que es difícil conseguir con el teatro Eduardo Galán no dice que los buenos autores estén en la televisión. Allí hay buenos autores que saben conectar con el público en las series pero que, cuando se enfrentan a la escritura teatral, cambian de registro y no llegan a los espectadores. Ellos son los que, de manera voluntaria, escriben de otra manera Galán coincide punto por punto con Jordi Galcerán en que el espectador es el primer objetivo. Yo escribo para el público, y cuanto más público mejor Galán fue, durante unos años, subdirector general de Teatro en el Ministerio de Cultura. Y como ex gestor público cree que al autor español hay que arroparle, aunque es el público el que determina lo que tiene éxito y lo que no Y asegura que no hace falta llegar al intervencionismo. No creo en las cuotas, pero sí se debe fomentar al autor español vivo desde las Administraciones públicas. Hay varias maneras; por ejemplo, gastándose más y dedicando mayores partidas presupuestarias para la publicidad y la promoción de los autores españoles; abriéndoles las puertas de las redes de teatro... Poniéndolo en el escaparate, en definitiva Más información sobre el certamen: http: www. muestrateatro. com