Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 JUEVES DE ESCENA www. abc. es juevesdeescena JUEVES 8 s 11 s 2007 ABC Los autores españoles toman la palabra El sábado abre sus puertas la Muestra de teatro español de autores contemporáneos de Alicante, que cumple su decimoquinta edición. Con este motivo, dos dramaturgos participantes en el certamen- -Jordi Galcerán y Eduardo Galán- -hablan sobre la situación actual de los autores españoles JULIO BRAVO MADRID. La programación de la Muestra, como cada año- -dice Guillermo Heras, su director- intenta ser un caleidoscopio de las múltiples formas de entender el texto dramático por nuestras autoras y autores, desde las experiencias más tradicionales a aquellas que se encuentran en las fronteras de otras artes y otros lenguajes. La diversidad como signo Éste es el espíritu del certamen, que quiere ser, según Heras, el encuentro lúdico y de reflexión sobre el patrimonio de nuestra dramaturgia viva Este año, uno de los protagonistas es Jordi Galcerán, autor de El método Grönholm uno de los grandes fenómenos de la escena española (e internacional) en los últimos años. El dramaturgo barcelonés estrenará en la Muestra Fuga una historia de timadores que Galcerán escribió hace doce años. El estreno arropará el homenaje que le rinde el certamen, que ha supuesto para el autor- -de 43 años- -una sorpresa increíble La vida y la carrera de Jordi Galcerán tiene un evidente antes y después en el estreno de El método Grönholm una obra que nació para representarse durante un par de semanas en un ciclo de dramaturgos contemporáneos en Barcelona y que hoy en día es un auténtico fenómeno. Con su montaje en Polonia y Brasil, ya son veinte los países que han visto El método Grönholm desde su estreno. Todas las producciones han funcionado muy bien dice orgulloso Galcerán, que sabe que podrá escribir obras mejores que ésta, pero no se va a repetir su éxito. Yo soy muy consciente de que, haga lo que haga, ya seré para siempre el autor de El método Grönholm algo que no me importa en absoluto, claro Jordi Galcerán es consciente de que este éxito es un islote dentro del panorama de la creación teatral española. Lo que más ilusión me hace, de verdad, es que el éxito de mi obra demuestra que un autor español vivo puede tener el mismo éxito que otro extranjero, y eso es una lección para los programadores. En el teatro público los autores españoles de hoy empezamos a tener cierto peso, pero eso no ocurre en el ámbito privado. Por eso es tan importante lo que le ha ocurrido a mi obra Pero el dramaturgo barcelonés no le echa la culpa a los programadores y reconoce la responsabilidad de los propios autores: quizás nosotros tenemos que aprender a escribir para un público amplio y entonces los empresarios confiarán más en nosotros y arriesgarán más Ha llegado una de las grandes cuestiones de la creación teatral: comercialidad contra arte, dos términos que no cree Galcerán que sean incompatibles. Escribir para un público amplio no significa, en absoluto, tener que rebajar las intenciones de calidad; simplemente, hay que plantearse un tipo diferente de escritura. Las obras no le llegarán al público si están escritas de manera críptica o son intelectualmente complicadas. Es importante que puedan disfrutarlas todos los públicos Los espectadores son el objetivo principal de Jordi Galcerán. Mi teatro siempre piensa en ellos; si es una comedia, tiene que ser divertida. Si es de misterio, intrigante. Pero siempre pensando en los espectadores. El teatro debe lograr la comunicación con el espectador, interesarle Por lo que respecta a los autores españoles, cree Galcerán que el panorama está cambiando. Juan Mayorga es un El público ejemplo paradigmático de un teatro de altura intelectual que le gusta al público. Yo siempre pienso en lo que le puede gustar al público, porque mi mundo es muy aburrido y no creo que le interese a nadie En similares términos se expresa Eduardo Galán, autor de títulos como La curva de la felicidad (junto con Pedro Gómez) o La mujer que se parecía a Marilyn que se presenta en esta Muestra alicantina. Cree Galán que la autoría española goza de buena salud, y que ejemplos como El método Grönholm o la propia La curva de la felicidad que lleva tres años en gira así lo demuestran. Aunque Galán asegura que los autores españoles tienen que preocuparse por escribir Buena salud Jordi Galcerán, a quien se rinde homenaje en Alicante ABC mejor y no quejarse tanto, hay también factores externos que dificultan su relación con el público. En los últimos veinte años, el autor ha dejado de ser, en términos generales, objeto informativo, y los espectadores no siempre saben del autor de las obras que van a ver Reconoce Eduardo Galán que en principio cuesta colocar las obras a los empresarios privados y a los productores. Como es lógico, prefieren producir o presentar obras y espectáculos que ya han tenido éxito fuera y que se han contrastado, antes que arriesgar con una obra nueva de un autor español vivo. Y cuando invitas a los actores y a los directores ocurre lo mismo. Pero también hay algo que ocurre sin excepción: cuando se les presentan buenos textos, los directores y los actores se vuelcan, y