Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8 s 11 s 2007 MADRID 53 Pensé que me iban a matar El vecino colombiano de Las Rozas atacado con saña por cinco jóvenes al grito de Viva España se recupera de los golpes y ya denunció los hechos. No lo hizo antes porque, tras ver la agresión del Metro de Barcelona, temió que la Justicia no actuara POR MARIO DÍAZ MADRID. Con el cuerpo molido a golpes, un brazo en cabestrillo, la mandíbula rota y el ánimo por los suelos, el colombiano de 56 años y vecino de Las Rozas Jaime Saa denunció por fin en los juzgados la brutal agresión que sufrió el fin de semana a manos de cinco jóvenes que se lanzaron a por él al grito de Viva España Lo hizo más de dos días después de la agresión, animado por su familia y por la Embajada de Colombia. No acudió antes desencantado con la Justicia española, sobre todo tras contemplar cómo el responsable de la salvaje agresión del Metro de Barcelona a una menor ecuatoriana no ingresó en prisión. ¿Qué voy a denunciar yo si a ese chaval que le pegó a la chavala en el tren y fue captado por una cámara no le hicieron nada? ¿Qué denuncia voy a poner yo? cuenta Jaime que le espetó inicialmente a su mujer cuando ésta le instaba a denunciar la agresión. Los hechos fueron ayer unánimemente calificados como racistas tanto por producirse sin motivación aparente (no le robaron) como por la estética neonazi (cabeza rapada, botas militares, un bate... que advirtió Jaime Saa en algunos de sus agresores. La Guardia Civil ya ha iniciado las investigaciones, aunque echó en falta una denuncia más temprana del agredido y que éste prestara declaración, lo que se produjo ayer por la tarde en su propio domicilio. La agresión se produjo en torno a las 4.00 de la madrugada del domingo cuando Jaime regresaba a su casa junto a su esposa y otros amigos. A la altura de la Plaza de Madrid, en Las Rozas, se detuvo un instante él solo a atarse los zapatos. Instantes después, era golpeado con el único aviso de un Viva España por varios jóvenes que llegaron a bordo de un Seat Ibiza azul, afirma. Me patearon como si le die- Jaime Saa, ayer, recibido en la Embajada de Colombia por su responsable, Noemí Sanín (izquierda) Al fondo, la familia del agredido ran a un balón de fútbol entre los cuatro resumió ayer Saa en la Embajada colombiana. El quinto joven, mientras, esperaba en un coche con el que casi le atropellan en su huida, prosiguió Saa: Si no me hago a un lado, seguramente no estaría contando el cuento El agredido llegó a pensar que le iban a matar, según confesó ayer, hasta que por fin regresaron sus acompañantes, alertados por sus gritos. Jaime Saa, empleado en la construcción y de baja desde hace varios meses por una operación de columna y residente en España desde hace siete años, no piensa en emigrar de nuevo por este suceso, ni siquiera de Las Rozas. El Ayuntamiento, como todos los partidos políticos e instituciones regionales, lamentó ayer lo ocurrido y condenó vivamente cualquier agresión de este tipo, sea de cariz xenófobo o de pura violencia callejera El Consistorio negó la existencia de bandas en la localidad- -donde en torno al 12 por EFE ¿Qué voy a denunciar yo si a ese chaval que pegó a la chavala en el tren y fue grabado no le hicieron nada? sostuvo inicialmente La familia se confiesa destrozada de ánimo, pero seguirán viviendo en España Golpes como a un balón Esto no expresa a España ni su actitud con los inmigrantes En los siete años que lleva en España el ciudadano colombiano Jaime Saa nunca había sufrido una situación similar, remarcó ayer. Esta agresión no expresa a España y no expresa la actitud con los inmigrantes de la mayoría de los españoles, destacó a su vez la embajadora de Colombia en España, Noemí Sanín, que arropó ayer a Jaime y a sus familiares y que calificó a los agresores de su paisano como unos locos desalmados y criminales Nos sentimos agraviados en Jaime todos los colombianos y todos los españoles añadió Sanín, que instó a los inmigrantes que sufren agresiones de este tipo, con o sin documentación, a poner estos hechos en conocimiento de las autoridades inmediatamente. A España y sus autoridades, además, les pidió que aumenten los esfuerzos para poner fin a estas agresiones, que últimamente han saltado a los medios de comunicación generando una gran preocupación. Afortunadamente se han tenido muchos éxitos con estas bandas (xenófobas) pero hay que seguir contra ellos remarcó la embajadora. ciento de sus vecinos son de origen extranjero- lo que confirma la Guardia Civil, pero la oposición (PSOE- IU) aseguró que se han sufrido otros incidentes xenófobos similares protagonizados por ultras. Movimiento contra la Intolerancia fija la zona oeste como una de las áreas de la región con actividad de estos grupos intolerantes -junto al Corredor del Henares y el norte- y reclama a las instituciones que actúen: El primer problema es no reconocer la existencia de esta xenofobia y de estas agresiones, siempre calificándolo de episodios aislados afirmó ayer su presidente, Esteban Ibarra. La Embajada de Colombia ya asesora jurídicamente a su paisano agredido, lo que también hará Movimiento contra la Intolerancia. Jaime Saa y su familia- -es padre de cinco hijos- -se confiesan anímicamente destrozados Ayer recibieron a los trabajadores sociales enviados por su ayuntamiento para echarles una mano. Hundidos tras la brutal agresión, piensan levantarse.