Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID www. abc. es madrid JUEVES 8- -11- -2007 ABC Reproducción de la página web en la que Jordi Pujol arremete contra los taxistas madrileños. No es la hora de la zalamería, del halago, sino de la consistencia, del no nos moverán del no bajar del taxi asegura el ex presidente catalán. Jordi Pujol utiliza dos supuestos casos para generalizar sus críticas a los taxistas madrileños Los taxistas, en pie de guerra contra Jordi Pujol por acusarles de anticatalanismo El ex presidente de la Generalitat aseguró que expulsan de sus vehículos a los clientes que hablan catalán CRISTINA ALONSO MADRID. Enojo, por un lado. Completa indignación, por otro. Así han reaccionado los taxistas madrileños tras saber que Jordi Pujol ha denunciado públicamente que en los taxis de la capital se expulsa a los clientes que hablan catalán. El ex presidente de Cataluña realizó esta afirmación en un editorial publicado en la web del centro de estudios que lleva su nombre y, para sostener sus palabras, recurrió a dos anécdotas. Una, referida a un empresario amigo suyo que, al iniciar una conversación telefónica en catalán, el taxista, al parecer, detuvo inmediatamente su vehículo y le invitó a bajar de muy mala manera No consiento que en mi taxi se hable catalán fue el argumento del trabajador, según Pujol. El segundo suceso al que acudió para respaldar su polémica aseveración fue parecido, pero, en este caso, el ex presidente detalló no conocer a la víctima. Eso no fue obstáculo para que Pujol reprodujera textualmente cuál fue la contestación de su conciudadano a tal agravio: Esto es un servicio público, hablar catalán por el móvil no es ningún delito en España, como no lo sería hablar en francés, y usted tiene la obligación de atenderme. Es más, déme su número de licencia porque si insiste le denunciaré Conduzco 14 horas al día como para que me vengan con semejante estupidez. A nosotros lo único que nos importa es hacer cuantos más servicios mejor y cobrar explicaba un furioso taxista que esperaba en la calle de Toledo a su próximo cliente. Allí comentaba el asunto con unos cuantos compañeros que estiraban las piernas o se fumaban un cigarro en la parada y casi todos compartían la misma opinión: Bastantes problemas tienen ya los catalanes con sus boquetes. ¡Que nos dejen a nosotros tranquilos, hombre! Esto lo hacen para crear una cortina de humo y que no se hable de lo que realmente hay que hablar REACCIONES EN LA CALLE Borrachos Nosotros somos gente honrada, que vivimos de nuestro trabajo y que, para bien o para mal, no podemos ir echando a los clientes del taxi explicaba Ricardo en la parada de la plaza de Ópera. Este hombre de 29 años reconoce que en su experiencia como taxista sólo ha tenido que mandar bajar a un cliente. Fue porque estaba tan borracho que casi no podía ni hablar y me estaba poniendo el coche perdido comentaba. Todos coincidían en señalar que en la capital hay más de 16.000 taxis, de ahí que el capítulo narrado por Pujol, metiendo a todos en el mismo sa- Pedro Sánchez recoge a muchos clientes catalanes del aeropuerto y nunca se han quejado JULIÁN DE DOMINGO Carlos Sánchez José Delgado Pedro Sánchez F. J. González Eso es un comentario racista y si ha sucedido, es algo excepcional Tratamos a todo el mundo por igual. Pujol sólo quiere crear polémica No entiendo por qué Pujol ha dicho eso. Tiene que haber de todo Sinceramente, lo único que me importa es que el cliente me pague