Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IBEX- 35 ABC JUEVES 15.823,7 15.759,6 J 01 V 02 8- -11- -2007 15.895,4 I. G. MADRID 1.718,0 1.723,6 EURO- DÓLAR 1,4722 1.716,11 1,4479 1,4488 1,4423 J 01 V 02 L 05 M 6 X 7 1,4547 15.825,9 15.841,9 1.711,1 1.716,8 ECONOMÍA 39 L 05 M 6 X 7 J 01 V 02 L 05 M 6 X 7 www. abc. es economia El proyecto de banco público de Ibarretxe es un intento de controlar las cajas, según el PP Los socialistas quieren que se retire del Presupuesto la propuesta M. LUISA G. FRANCO BILBAO. La maniobra del Gobierno de Ibarretxe de introducir por sorpresa en la ley de Presupuestos para 2008 su antiguo proyecto de banco público de la comunidad autónoma ha sido interpretada por el Partido Popular como un asalto a las cajas de ahorro vascas para controlar la nueva caja fusionada o chantajear las actuales que interrumpieron recientemente su proyecto de fusión. En sectores económicos vascos se opina, no obstante, que a quien pretende chantajear el Gobierno vasco es a los socialistas, para que, a cambio de la retirada del proyecto, apoyen la fusión de las cajas de ahorros vascas, un proceso paralizado tras el anuncio del lendakari Ibarretxe de convocar un referéndum en octubre del próximo año. Los socialistas intentan en estos momentos que el Gobierno de Ibarretxe retire el proyecto de banco público de los Presupuestos de la comunidad autónoma para el próximo año 2008, que el PSE está negociando con PNV, EA e IU. En opinión de los socialistas, es una trampa pretender colarlo en el proyecto de Presupuestos como disposición adicional, por lo que proponen que se presente al Parlamento como proyecto de ley. El portavoz del PSE en el Parlamento vasco, José Antonio Pastor, anunció ayer que su partido votará en contra de la disposición adicional de los Amplias funciones en materia financiera El banco que pretende poner en marcha el Gobierno de Juan José Ibarretxe tendría amplias funciones en materia financiera, de gestión del endeudamiento y del crédito a entidades oficiales o empresas privadas y entraría a competir en el mercado con las cajas de ahorros vascas y el resto de entidades financieras. Aunque según algunas fuentes consultadas, el diseño que aparece en los presupuestos del que se denomina Instituto Vasco de Finanzas podría consistir en algo parecido al Instituto de Crédito Oficial (ICO) que actúa a nivel estatal, y su única pretensión sería reordenar y racionalizar la política financiera de esta comunidad autónoma, otras fuentes señalan que podría quitar a las cajas vascas una buena parte de su negocio. Aunque se dice que su finalidad es reordenar las finanzas de esta autonomía, podría quitar a las cajas vascas parte de su negocio Presupuestos en los que figura la regulación del banco público vasco, lo que supone que sólo se aprobaría con el apoyo de la última marca parlamentaria de Batasuna, el Partido Comunista de las Tierras Vascas. Al igual que el socialista José Antonio Pastor, también el parlamentario popular Antón Damborenea consideró ayer que el trámite habitual para la creación de un banco público vasco debería ser una ley específica. El PP está radicalmente en contra del proyecto de banco vasco porque, tal como viene regulado, lo único que hace es crear más gastos, sin aportar nada En opinión de Damborenea, este organismo fomentaría la competencia desleal, de modo que afectaría negativamente a las administraciones y empresas vascas Para el PP vasco este banco público se plantea como el instrumento que el Gobierno vasco pretende para controlar la nueva caja fusionada o, en su caso, para chantajear a las actuales cajas, para entrar ellos y dirigir ellos las cajas desde el Gobierno En el ámbito estatal, el responsable de Economía de los populares, Miguel Arias Cañete, aseguró a ABC que la creación de un banco público en el País Vasco es un nuevo intento del nacionalismo de fomentar el intervencionismo en la economía, lo que supone volver treinta años atrás. Además, añade Arias, la sociedad y la economía vasca es- El lendakari Juan José Ibarretxe, en un acto reciente tán bien atendidas por las entidades financieras tanto en el sector privado, por bancos privados, como en el público, por las cajas de ahorros, por lo que la creación de este instituto vasco de finanzas es completamente innecesaria. Por último, advierte que si esta institución acaba dando subvenciones y ayudas de Estado, atentará contra la libre competencia y contra las reglas de la UE. La recuperación del proyecto de banco público vasco, que ya reclamaba Ibarretxe siendo vicelendakari en 1993, es uno más de los golpes de efecto que está dando en los últimos meses el Gobierno vasco para in- ABC tentar contrarrestar su déficit de gestión. Las iniciativas del lendakari, centradas en el referéndum, el proceso de paz y el resucitado plan Ibarretxe, se dirigen ahora hacia el banco público vasco, que el presidente del ejecutivo autónomo está dispuesto a poner en marcha a través de las cajas de ahorros o al margen de ellas. Los socialistas se encuentran en una difícil coyuntura, ya que el Gobierno vasco se ha inspirado en el trámite legal utilizado por el PSOE en 1990 para crear el Instituto Valenciano de Finanzas e incluso le ha bautizado igualmente: Instituto Vasco de Finanzas