Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL JUEVES 8 s 11 s 2007 ABC Alfonso Rojo GUERRAS DE CUARTO DE BAÑO ice Pérez Reverte que sería más útil para los estudiantes de periodismo una asignatura de facturas que muchas de las mamonadas que les tratan de enseñar en las facultades. Comparto la tesis de que lo realmente peligroso para el corresponsal es justificar la cuenta de gastos ante el gerente, pero se me ocurre una cátedra de más enjundia. A estas alturas- -después de arrastrar el culo 30 años por los lugares más inhóspitos del planeta- creo que lo primero es volver vivo para contarlo, pero dando eso por supuesto, lo esencial es el cuarto de baño. No se rían. Como españoles, pertenecemos al 5 por ciento privilegiado de la humanidad. Y no sólo porque en nuestra sociedad rigen los derechos humanos, hay democracia y no se deja reventar al menesteroso. También, porque habitamos en una zona del planeta donde le das la interruptor y se enciende la luz, giras el grifo y sale agua o tiras de la cadena y todo se va por el alcantarillado. Pero imaginen que esperan al norte de Kabul, como estuve yo tres mes con Diego Merry del Val, o aguardan en un hotel de Bagdad, como hice con Enrique Serbeto, y empieza el bombardeo. Un bombardeo a la moderna, que en tres minutos hace fosfatina las fuentes de energía y los centros de comunicaciones. Lo de los teléfonos, ahora que hay tarjetas 3 G no es un escollo insalvable. Tampoco que no se ilumine la bombilla. Ni siquiera recargar el ordenador, porque si has sido previsor, lo puedes hacer usando el mechero del coche. Lo serio, lo paralizante, lo estremecedor es que deja de fluir el agua y no funciona ni la cisterna. Ahí, el que es pardillo, cuando llega el apretón, usa el váter de su habitación y a los tres días comienza a sufrir los efluvios letales. Sometido a ese tipo de intoxicación, no hay quien aguante dos semanas. La alternativa es iniciar una ronda por los cuartos de los colegas, lo que exige cierta maldad, o atesorar periódicos y usar las hojas como recipiente. El paquete se lanza después por la ventana. Y a escribir, que son dos días. D Diputados flamencos votaban ayer en el Parlamento federal belga en ausencia de los electos francófonos AP La disputa sobre un barrio bilingüe encona la crisis política en Bélgica Por primera vez en la historia del país, una votación parlamentaria se resolvió con la imposición numérica de los diputados flamencos contra los francófonos ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. La comisión de Interior de la Cámara de Representantes del Parlamento federal belga votó ayer una ley que autoriza la escisión de un distrito electoral que agrupa a la ciudad de Bruselas y varias comunas flamencas de sus alrededores, que pasarán a ser cultural y políticamente parte de Flandes. Lingüísticamente puros. La decisión afecta a unos 120.000 ciudadanos francófonos de estas municipalidades que pierden su derecho a votar a candidatos valones lo que no es poca cosa en este minúsculo país. Lo más importante es que el voto ha marcado un tipo de ruptura desconocido en toda la historia de Bélgica. Por primera vez se ha tomado una decisión en la que sólo ha participado una comunidad- -flamenca- -en contra de la opinión de la otra- -francófona- imponiendo simplemente su superioridad demográfica. Las negociaciones para la formación del Gobierno han sido suspendidas. Los informativos de la televisión en lengua francesa hablaban ayer de golpe de fuerza los diputados francófonos de crisis de régimen de ruptura del pacto de los belgas y hasta de bomba institucional que ha estallado precisamente cuando el país acaba de cumplir los 150 días sin gobierno, en plena crisis política a causa de la falta de acuerdo entre ambos para formar una coalición. La cuestión del distrito de Bruxelles- Halle- Vilvorde era precisamente el principal punto de fricción en las negociaciones para formar el ejecutivo, que encabeza el democristiano flamenco Ives Leterme. El asunto de fondo es que, al mover esta frontera, la ciudad de Bruselas queda físicamente aislada del territorio valón, lo que no dejaría de tener consecuencias en caso de una ruptura definitiva entre las dos comunidades. Para los políticos flamencos, se trataba simplemente de tomar una decisión necesaria dada la imposibilidad de llegar a un acuerdo, lo que permitiría eventualmente seguir negociando el programa del futuro Gobierno sin esta rémora. Pero el hecho es que, en Bruselas y en la comunidad francesa, la escena en la Comisión de Interior de la cámara provocó una reacción en cadena. En el momento de pasar al voto, todos los diputados francófonos- -de todos los partidos, incluidos los que no participan en las negociaciones para una coalición de Gobierno- -abandonaron la sala. Los diputados del partido ultranacionalista flamenco Vlaams Belang los despedían con ademanes alegres, y sólamente una diputada flamenca de los verdes, Tina van der Staeter, se abstuvo. La líder de los democristianos valones, Joele Milquet, fue tajante: Hemos salido del esquema de las negociaciones para entrar en el de la confrontación y de la imposición, a partir de ahora las negociaciones (para formar Gobierno) quedan automáticamente suspendidas El jefe de los socialistas francófonos, Elio Di Rupo, aunque no participa en las negociaciones, lo consideró un acto monstruoso, inaceptable, un acto de una gravedad sin precedentes en toda la historia de Bélgica en el que una comunidad quiere implantar su dominación sobre la otra Como primera providencia, la comunidad francesa de Bélgica acordó por su parte plantear- -también por primera vez en la historia del país- -un conflicto de intereses lo que implica que la polémica ley será enviada al primer ministro (en funciones, naturalmente, el liberal Guy Verhofstadt) y su trámite y aplicación quedará bloqueada durante cuatro o cinco meses. Las elecciones fueron en julio, aún no hay Gobierno y ganar tiempo parece ser el único camino. Mayoría azul- naranja Bruselas, aislada El formador de Gobierno Leterme (democristiano flamenco) ha intentado mantenerse al margen de esta batalla en el Parlamento, para intentar salvar la posibilidad de conformar una mayoría azul- naranja (entre democristianos y liberales de las dos comunidades) y se convirtió en el hombre invisible durante toda la tarde de ayer, mientras corrían las interpretaciones sobre lo que ha sucedido. Se espera que hoy sea llamado por el Rey Alberto para decididir el camino a seguir.